Los de arriba y los de abajo

Trocha urbana Paola Donaire Cisneros

A saber, pugnan en nuestro país muchos poderes que se sirven del discurso político para crear la ilusión de una democracia y aprovecharse de ella. Aunque es, generalmente, subrepticia, algunos indicios de esta punga comienzan a salir a la superficie, cada cierto tiempo. Pasó en el 2000, con la caída del régimen fujimorista, vinculado con el tráfico de armas y drogas, y que desfalcó más de 6 mil millones de dólares del Estado. Al parecer, está sucediendo nuevamente.

Al día de hoy, dos escándalos de corrupción envuelven al país: Odebrecht y los CNM Audios. Muy por debajo de la mesa, en las cloacas, los poderes involucrados en ambos casos están pugnando por la impunidad. Para ello, están moviendo sus fichas con todo descaro. Ya sea, entorpeciendo el trabajo fiscal en el caso Lava Jato o manteniendo personajes siniestros en la administración de justicia. Pero, la impunidad no es su objetivo, es solo el camino para continuar en sus acciones ilícitas. De eso se trata, de grandes organizaciones criminales que manejan a los poderes formales (Legislativo, Judicial y Ejecutivo). El objetivo es proteger sus actividades y garantizar su permanencia.

Al mismo tiempo que esto sucede, los ciudadanos se enfrascan en disputas absurdas. Por un lado, tenemos a “rojos” y “naranjas” en una feroz guerra seudopolitica más plagada de insultos que de propuestas. Y no es política porque más que ideologías, lo que se defiende son intereses. De otro lado, los demás, los que no tienen “color”, caen en el juego de descarados psicosociales lanzados para poner a todos contra todos y distraer la atención con viejas artimañas, como la del “enemigo común”. Antes era Chile o Ecuador, hoy son los venezolanos. Y en las redes, muchos terminan cayendo en el engaño y difundiendo mentiras,  despejando supuestas cortinas de humo con más humo; contribuyendo, sin saber, con el plan de los verdaderos enemigos.

(Publicado en Correo Arequipa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE