No somos inocentes

Trocha urbana Paola Donaire Cisneros

“La culpa no es de los electores. El problema es que no tenemos buenos candidatos”, señala la oyente de una radio, durante una polémica electoral, y tiene mucho de razón. Si elimináramos de las elecciones a todos los candidatos con procesos judiciales, malas gestiones pasadas, nula experiencia en gestión pública o planes de gobierno poco viables, no quedarían muchos en pie. No hay de dónde escoger, es cierto, pero es un error creer que eso no es culpa del elector. Sí lo es y lo seguirá siendo si no cambiamos de actitud.

Somos los electores los que hemos engendrado la clase política de la que tanto renegamos, por no exigir más de ella en época electoral. Todas las veces que triunfó el candidato que “roba, pero hace obra” o el “más conocido”, les dimos licencia para ser pillos. Ellos hacen de las elecciones un circo, porque saben que serán aplaudidos; se acercan con regalos y sin propuestas, porque saben que eso les dará votos.  ¿Cuál es la solución? Parece simple: un voto informado y consciente.

Si bien, ya es tarde para pretender mejores candidatos en estas elecciones 2018; podemos lograr que en las próximas el panorama mejore, siempre y cuando los resultados electorales que se avecinan reflejen un voto responsable. Esto quiere decir que se nos vienen autoridades con muy baja legitimidad, es cierto, pero esta vez, al menos, tendría que ser la última.

(Publicado en Correo Arequipa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE