El acaparamiento de Claro. La etapa final

Columnista invitado Otra Mirada

Por: Francisco Pérez García. Investigación conjunta con Spacio Libre 

Insistencia. Así se puede calificar el interés del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) por pedirle al Osiptel nuevos informes que respalden la aprobación de transferencias de concesiones de la banda 2.6 Ghz entre empresas pequeñas. En esta última entrega de Otra Mirada y Spacio Libre, veremos dos intentos más por obtener comentarios positivos para la entrega de la banda que garantiza el uso del servicio de internet móvil. 

Días antes de lo que ocurría en nuestro segundo informe, el MTC presentaba otra solicitud de pedido de opinión a Osiptel. En esta oportunidad se referían a la solicitud de transferencia de concesión y asignación de espectro de la empresa TC Siglo 21 a la empresa Olo. 

TC Siglo 21, como ya lo habíamos visto en las entregas anteriores, se encontraba inhabilitado de seguir usando la concesión otorgada pues ya era una empresa dada de baja, sin embargo seguía otorgando sus concesiones a privados, en vez que el ministerio haya hecho el trámite para recuperarlas y reordenar la banda. Y Olo ya se encontraba bajo la propiedad de América Móvil (Claro).  

Con sendos informes del 12 y 27 de septiembre de 2017, Osiptel nuevamente le dice al MTC que no se podría hacer la transferencia. El informe 168-GPRC/2017 (que pueden ver aquí) señala entre otras cosas que el MTC no tomó las medidas del caso para el reordenamiento de la banda y reitera que de darse la transferencia, la gran beneficiada sería América Móvil. 

Igual el MTC, tres meses después, aprobó lo que quería aprobar. 

Tres informes y no entendieron 

El 12 de diciembre de 2017, Osiptel remite una carta a Manuel Muñoz Quiroz, director general de Regulación y Asuntos Internacionales del MTC. En dicha carta, adjuntan el informe 216-GPRC/2017. 

Básicamente, el organismo supervisor emite respuesta a una consulta del MTC sobre “las salvaguardas específicas (que) deberían establecerse a las empresas operadoras solicitantes de transferencias de concesiones y asignaciones de espectro si es que dichas solicitudes fueran aprobadas”. 

En el informe remitido Osiptel, le recuerda al MTC que se han emitido informes previos en los que se advierte “serias deficiencias” en la política de administración del espectro (los cuales hemos visto en nuestros reportes anteriores). Además, recuerda que desde el año 2010 se ha planteado diagnósticos sobre la política para el desarrollo de la banda ancha, en la cual ya se vislumbraba el caso de la empresa TC Siglo 21 como un claro ejemplo de concentración del recurso. El 2013 también se presentó algunas recomendaciones respecto a la necesidad de reordenar el espectro. 

Es decir, hasta la fecha de ese informe, durante siete años, Osiptel venía recomendando al MTC que tome medidas para evitar la situación que nos traía a este momento: El acaparamiento del recurso. 

Reitera también, que lo mejor para las concesiones es LA SUBASTA PÚBLICA y no el trato entre privados. (Precisamente, se viene discutiendo el por qué a Bitel -por ejemplo- le han dado “a pedido” la banda para internet 4.5G y 5G pero eso es otro tema).  Además, llamó la atención que pese a todo eso, el MTC apruebe las transferencias. 

Un aspecto llamativo de este informe es que, bajo su propia jurisprudencia, el MTC estaba facultado para denegar la aprobación de las transferencias si es que estas atentaban contra la libre competencia y el adecuado desenvolvimiento del mercado. 

En los puntos 64 y 65 reiteran la posición de dominio que estaba teniendo América Móvil (Claro) y cómo esto afectaba al mercado y qué debido a las nuevas ofertas (internet ilimitado, redes sociales ilimitadas, etc) una inadecuada distribución puede generar “competencia desleal”. 

Además, el uso de las nuevas tecnologías -señala Osiptel- faculta al MTC para reordenar la banda y remover las concesiones para brindar un adecuado uso. Es decir, hasta el año pasado, el ministerio podía reordenar -de oficio- el espectro, recuperar las concesiones y volverlas a poner en licitación, mediante subasta pública para que todas las empresas participen en igualdad de condiciones. 

Como ya lo hemos señalado, a estas alturas del partido, las pequeñas empresas cedieron ante la compra de América Móvil que ya tenía un alto porcentaje del espacio para telefonía móvil usando las “transferencias” otorgadas por otras empresas pequeñas y luego de comprar a OLO. 

Si se aprobaban las transferencias finales… el espectro quedaba así… y adivinen quién se quedaba con la mayor parte:

Finalmente, Osiptel concluye: 

¿Y qué hizo el MTC?

Pese a las recomendaciones. A pesar que desde hace siete años Osiptel advertía los riesgos de estas transferencias. Aunque le recordaba que, como ente rector, el MTC podía revertir las concesiones y reordenar la banda para evitar problemas en la libre competencia… pese a todo ello, el MTC decidió -cuatro días después del informe de Osiptel el 16 de diciembre de 2017- aprobar todas las transferencias, que finalmente beneficiaron a Claro. 
Las resoluciones en el diario El Peruano, lo confirman. 

Medio año después, recién cuando Claro solicitó como América Móvil que se le pueda transferir la parte del espectro que le pertenecía a Olo, recién en ese momento el Ministerio de Transportes y Comunicaciones le puso el alto a la subsidiaria de la empresa mexicana. 

Al respecto, cita el diario El Comercio 

“En mayo de este año los directorios de las empresas Olo, TVS Wireless S.A.C. y América Móvil Perú (titular de la marca Claro) informaron que se fusionarían bajo la modalidad de absorción. Eso quiere decir que Olo y la empresa de cable TVS Wireless serían absorbidas por Claro. 

Luego de los trámites correspondientes y de recibir las opiniones de la Dirección de Regulación del MTC y del Osiptel, el 21 de junio la Dirección de Concesiones del MTC emitió un informe (N°1146) en el que se declara improcedente el citado trámite.”

¿Será que al fin el MTC le puso un alto a esta situación? La viceministra ha anunciado que la banda 2.6 GHz será reordenada adecuadamente. Después de años de movidas empresariales privadas, esperamos que esto sea así, para que finalmente el usuario sea el gran beneficiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE