Víctor Hugo Rivera, marcado por la brujería

Las denuncias de guerra sucia son una constante en el discurso de Víctor Hugo Rivera, en su inacabable afán de gobernar el municipio provincial. El líder de Juntos por el Desarrollo de Arequipa enfrenta, desde sanciones en su colegio profesional, hasta denuncias de cobro de cupos para construir su lista de regidores

La Revista Avatar

“Para mí esto ya es brujería”, sentenciaba Víctor Hugo Rivera la mañana del 3 de septiembre. Horas  antes, desconocidos lanzaron a su local de campaña una cabeza de cerdo con flechas de papel amarradas al hocico.  Los primeros en descubrir el “ataque” fueron los simpatizantes de Rivera, quienes alertaron a la Policía del atentado. El local de campaña de Juntos por el Desarrollo de Arequipa queda a pocos metros de la Depincri, en avenida Goyeneche.

Al poco tiempo, Rivera llegó hasta la escena del “crimen”. Contemplando los desmanes, el candidato los atribuyó a malas prácticas de sus contendores. “La guerra sucia, a todos lados, en las redes sociales.  Ahora esto. Las conclusiones… podría decirse que es un tema de brujería. Señores, hay que seguir con propuestas por favor”, reflexionó. Ciertas o no las acusaciones de guerra sucia, la polémica ha marcado la campaña de Víctor Hugo  Rivera.

EL PASADO
El paso del candidato por las dirigencias del Colegio de Ingenieros y del Club Internacional le trajeron  durísimas críticas. Las nuevas directivas de ambas entidades denunciaron malos manejos en las  gestiones de Rivera. En el Colegio de Ingenieros es procesado por construir irregularmente una piscina. La obra provocó un endeudamiento de 3 millones de soles para el colegio profesional…

Lea el artículo completo descargando la Edición Digital desde aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE