Mayoría de electores arequipeños dieron la espalda a los candidatos regionales y municipales

Mejor es nada: victoria del voto blanco y viciado

Como pocas veces antes, el desencanto dominó un proceso electoral que dejó en evidencia el poco respaldo de la población a los candidatos mejor posicionados en estos comicios. ¿Cómo llegamos a tal escenario y que lecciones sacar de la holgada victoria del voto blanco y viciado?

La Revista

Luego de un prolongado periodo de convulsión política en el país, las Elecciones Regionales y Municipales se  perfilaban como un termómetro del sentir de la población. Los últimos escándalos, enquistados en lo más alto del  Poder Judicial y el Consejo Nacional de la Magistratura, masificaron una sensación de decepción y hastío entre la  población. En todos los departamentos del país, peruanos gritaban su indignación pidiendo “que se vayan todos”.

Con un escenario tan poco propicio para un proceso electoral, opacado por la interminable confrontación entre  Congreso y Presidencia, el auge del “voto de protesta” cobró fuerza. Más aún cuando el descontento con la política  nacional se vio potenciado por los escándalos locales de corrupción, denuncias y exabruptos de los políticos arequipeños.

Por un lado, caras habituales con varias postulaciones a cuestas y antecedentes ampliamente conocidos. Por otro,  una campaña corta donde la puya y el ataque directo sacaron de cuadro las propuestas y debates. Ingredientes que  convirtieron la contienda en un “sálvese quien pueda”, en el que la victimización y denuncias de guerra sucia, reales  o no, fueron una constante.

Llegado el 7 de octubre, no resultó sorpresivo el dominio del voto blanco, nulo o viciado; sino la alta proporción que había alcanzado en relación a quienes lideraron las encuestas…

Lea el artículo completo descargando la Edición Digital desde aquí

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE