Bipolaridad: El trastorno que afecta la salud mental de miles de peruanos

Aparece principalmente en la edad adulta o adolescente tardío

Sociedad El Búho

Aproximadamente 300 mil peruanos padecen de un problema de salud mental llamado bipolaridad o maníaco depresivo. Cada 30 de marzo se celebra el Día Mundial del Trastorno Bipolar, con lo que se busca concientizar sobre esta enfermedad mental. Esta fecha se debe al cumpleaños de Vincent Van Gogh, a quien se le diagnosticó este mal, mucho tiempo después de su muerte.

bipolaridad
Aproximadamente 300 mil peruanos padecen de un problema de salud mental llamado bipolaridad

Se está perdiendo tiempo para manejar el trastorno bipolar porque están pasando un promedio de casi seis años entre la aparición de la enfermedad en una persona y su diagnóstico y tratamiento. Así lo comenta María S. Carazas Vera, médico psiquiatra de la Dirección de Adultos y Adultos Mayores del Instituto Nacional de Salud Mental “Honorio Delgado – Hideyo Noguchi”.

El Trastorno Bipolar (TB) es un gran problema de salud y representa un alto riesgo de mortalidad; es la sexta causa de discapacidad en el mundo. Un diagnóstico y tratamiento inadecuado ocasionan altas tasas de recaídas y, por lo tanto, un pronóstico menos favorable.

Son muchos los factores que hacen complejo el tratamiento, incluyendo la fluctuación de los episodios del estado de ánimo. También los efectos de estos episodios en el bienestar del paciente, o la falta de adherencia al tratamiento.

El problema de la bipolaridad tiende a empeorar con el tiempo, poniendo de relieve la importancia de la intervención temprana. Un mayor número de episodios maníacos se asocia con un mayor riesgo de recaídas. Incluso, un mayor grado de déficit cognitivo y una mayor resistencia al tratamiento farmacológico y psicosocial.

Síntomas de la bipolaridad

Carazas Vera señala que el Trastorno Bipolar es un trastorno crónico que provoca una alteración de los mecanismos que regulan el estado de ánimo. Se acentúa y agrava los cambios habituales requiriendo, en algunos casos, de hospitalización. Aparece principalmente en la edad adulta y algunos estudios hablan de una prevalencia de un 1-2% en la población mundial.

En las personas con Trastorno Bipolar, el mecanismo «falla» por una predisposición genética que altera la producción de serotonina, noradrenalina y dopamina. Ello da lugar a episodios de euforia o de bajo ánimo según haya un exceso o un defecto de estos neurotransmisores.

Los episodios maníacos pueden incluir síntomas como exceso de energía, reducción de la necesidad de dormir, autoestima exagerada, sentirse muy “animadas” o felices, estar agitadas, irritables o muy sensibles.

Los episodios depresivos, en cambio, pueden incluir síntomas como: tristeza, falta de energía, poca motivación y pérdida de interés en las actividades cotidianas. También, dormir demasiado o muy poco, tener problemas de concentración, comer demasiado o muy poco; sentirse cansadas o sin energía y pensar en la muerte o el suicidio. 

Estos episodios de cambios de humor duran de días a meses y también pueden estar asociados con pensamientos suicidas. Los síntomas de esta enfermedad repercuten en la vida diaria de la persona, deteriorando sus relaciones interpersonales y dificultándole asistir a la escuela o universidad o mantener un trabajo.

Esta enfermedad también puede ser peligrosa, ya que aumenta la probabilidad de muerte prematura por suicidio.

Factores del Trastorno Bipolar

  • Factores genéticos: Un factor del trastorno bipolar son los antecedentes genéticos de una persona. Dentro de la información que heredamos de nuestros padres también viene la predisposición a presentar una u otra enfermedad. Hay familias con más riesgo de tener trastorno bipolar. Esa información genética está guardada en diferentes genes.
  • Factores físicos: El desequilibrio químico en el cerebro es el factor predominante en el desarrollo del trastorno bipolar. Es en el cerebro donde se encuentran las zonas encargadas de controlar y equilibrar nuestras emociones. También se sabe que las sustancias con las que funciona el cerebro (neurotransmisores) pueden estar en cantidades diferentes en los pacientes con Trastorno Bipolar cuando se comparan con las personas que no tienen el diagnóstico.
  • Factores ambientales: Los factores ambientales pueden jugar un papel importante en la aparición del trastorno bipolar cuando la persona tiene una predisposición genética a dicha enfermedad. Algunos de estos factores ambientales pueden darse cuando la persona experimenta situaciones estresantes continuas, trauma, presenta cambios importantes en su vida, es la víctima de una situación continua de abuso y/o abandono, consumo de drogas, alteraciones hormonales que suceden en el posparto.

El Trastorno Bipolar se puede presentar en cualquier persona. Con frecuencia, los síntomas comienzan a presentarse en la adolescencia tardía o la adultez temprana.

La especialista explica que las personas que padecen de TB pueden tener en ocasiones síntomas psicóticos, lo que revela la severidad de la enfermedad. La psicosis afecta los pensamientos y las emociones, así como la capacidad de una persona para distinguir lo real de lo que no lo es, durante el tiempo  que la presente. 

A veces los episodios anímicos van acompañados de alteraciones del comportamiento. La persona puede beber demasiado o consumir drogas o exponer su vida  situaciones de riesgo.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstragram y YouTube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE