Orden de servicio

Quinta Columna Alfredo Quintanilla

Luego de la explosión Odebrecht que tanta cola sigue trayendo, entre otras, el fracaso del gabinete de lujo y la prisión -o amenaza de ella- para algunos de sus representantes políticos, los capitanes de los gremios empresariales están muy irritables. El nombramiento de Salvador Del Solar, les ha causado una decepción cuando su carta fue el ex gobernador iqueño Fernando Cillóniz. La opción de Vizcarra, al nombrar a quien estuvo en desacuerdo con el indulto a Alberto Fujimori, es políticamente clara, aunque empiecen a brotar adversarios suyos hasta en el campo del antifujimorismo. A algunos de ellos les vendría bien el adjetivo de “socialconfusos”.

Roque Benavides. Foto: Perú 21.

Tal es su impaciencia con las corrientes cruzadas que dan vida al huayco de la política nacional que ansían poner orden y no saben cómo. No es, sin embargo, la seguridad callejera que tiene a la gente a salto de mata, la que les interese sino el orden de las masas trabajadoras para que la plusvalía siga fluyendo. El problema es que hay otros que, sin ser trabajadores sino, más bien, propietarios, piden desde hace un par de décadas su porción de la torta. Son los comuneros de los Andes, los que sistemáticamente vienen siendo burlados con el incumplimiento de la Ley de la Consulta Previa que recibió aplausos unánimes en agosto del 2011 cuando fue aprobada.

Y también ha sido retirado de la escena su reverendo purpurado, al que los grandes empresarios acudían en busca de consuelo y motivación.

Primero fue Roque Benavides, el hombre de Yanacocha y cabeza de la CONFIEP quien muy descortésmente descalificó al primer ministro apenas juramentado: «No sé qué tanta capacidad de gestión tiene el señor Del Solar. Es evidente que su profesión es más artística que de gestión y nosotros nos hemos pronunciado porque creíamos que debíamos de buscar a un gestor”.[1]

Luego, continuó Carlos Gálvez, ex presidente de la Sociedad Nacional de Minería y Petróleo, quien se despachó por Perú21 reclamando por los más de cuarenta días que la comunidad de Fuerabamba tiene bloqueada la carretera por donde debe transportarse el mineral de Las Bambas a Matarani. Desde su trono dictaminó muy serio: “la capacidad [de Salvador Del Solar] de gestión de proyectos, de planificarlos, puede ser que sea limitada y tendrá que apoyarse en sus técnicos…” pero, generoso, le ha reconocido una virtud “…si algo tiene Salvador Del Solar es que es un extraordinario comunicador”.[2]

Por eso le ha extendido una orden de servicio: el primer ministro debe ir a Fuerabamba y “explicar a la población” [porque] “el diálogo lo tiene que manejar alguien que tiene la capacidad de comunicar”. Es decir, hazte una y arréglame el problema por las buenas, porque si no hacen caso habrá que usar la fuerza. Como quien dice le han planteado el primer examen a Del Solar.

Algunos de estos empresarios aprendieron a mandar desde niños al servicio doméstico de sus mansiones, otros imitaron al padre autoritario y creen que la fuerza genera razón, como ya demostró el señor Chlimper Ackermann cuando esgrimió su pistola contra sus trabajadores en una planta del Callao. Y creen que pueden hacer con el Estado y sus funcionarios lo que hacen en su chacra: pero, ahí está el clamoroso fracaso de Julio Favre al mando del FORSUR y la reconstrucción del sur, como el reciente de Daniel Córdova, en el ministerio de la Producción.

————–

[1]                    https://www.eleconomistaamerica.pe/economia-eAm-peru/noticias/9756019/03/19/Roque-Benavides-critica-inexperiencia-en-gestion-de-Salvador-del-Solar-.html

[2]                    https://www.facebook.com/peru21/videos/2281612292062470/?v=2281612292062470

Publicado en Noticias Ser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE