Funcionario del GRA encargado de Seguridad, estuvo preso por pedir coima

Fue condenado a tres años de prisión efectiva, e inhabilitado del cargo de policía

Local Avatar

El secretario técnico del Comité Regional de Seguridad Ciudadana (Coresec), César Omar Callo Cuno, es un expolicía, que purgó prisión en el penal de Socabaya. Así lo revela un diario local.

Cáceres Llica
César Callo Cuno pidió una coima a un detenido cuando se desempeñaba como efectivo policial

En el 2011 cuando Callo Cuno formaba parte de la Policía Nacional del Perú, fue sentenciado por haber cometido el delito de cohecho pasivo impropio. Esto debido a que cobró una coima de 70 soles, cuando estaba a cargo de la Oficina de Tránsito de la PNP del distrito de Mariano Melgar. Las investigaciones confirmaron el cobro de esta coima.

El hecho sucedió en junio del 2009, cuando efectivos policiales intervinieron al conductor César Aquino Benavente, quien conducía su vehículo en estado de ebriedad. Al ponérsele a disposición de la Oficina de Tránsito, Callo Cuno le pidió 70 soles para que no recibiera una sanción fuerte, accediendo al pago el detenido.

Posteriormente Callo Cuno le pidió 300 soles más para regresarle el brevete a César Aquino. Es en este momento, el sujeto anteriormente detenido por conducir en estado de ebriedad, denuncia al efectivo policial.

publicidad

Tras las investigaciones, fue declarado culpable, siendo condenado a tres años de prisión efectiva, e inhabilitado del cargo de policía por el mismo número de años. También debió pagar una reparación civil de 3 mil soles.

Si Callo Cuno (también actual encargado de la Oficina de Conflictos Sociales) tiene la resolución judicial de haber cumplido su condena, considerándose rehabilitado, podría ejercer dicho cargo sin presentarse alguna incompatibilidad legal. Solo quedaría cuestionar su integridad moral para llevar con la mayor transparencia sus funciones dentro del Gobierno Regional de Arequipa (GRA), explicó el especialista en derecho municipal Jorge Sumari.

Cáceres Llica
Cuñado de expresidente regional Juan Manuel Guillén, Walter Paz, ahora es jefe de Asesoría Jurídica

Funcionarios cuestionados de Cáceres Llica

Calle Cuno no es el único funcionario cuestionado de Elmer Cáceres Llica. En casi 4 meses de la nueva gestión del GRA, ya se ha cuestionado la integridad de funcionarios como Walter Paz Valderrama, jefe de la Oficina de Asesoría Jurídica del GRA.

Walter Paz es concuñado del expresidente regional Juan Manuel Guillén Benavides. Fue funcionario del GRA en los dos periodos de Guillén (2007-2010 y 2011 -2014).

El Consejo Regional en el 2015, cuestionó su participación al suscribir la adenda que modificó el contrato con la empresa Oncoserv. A raíz de este acuerdo, el Gobierno Regional sufrió el embargo de más de siete millones al perder el laudo arbitral con la empresa. Posteriormente se supo que esta empresa era parte de una mafia que, con ayuda de los árbitros, estafó al GRA. Se lograron recuperar 4 de los 7 millones.

Cáceres Llica
Gerente regional de Infraestructura de Arequipa, Fernando Arenas, también es cuestionado por su funciones en la comuna de Caravelí

El gerente regional de Infraestructura de Arequipa, Fernando Arenas Cano, también cuenta con una investigación de la Contraloría. El funcionario de Confianza de Cáceres Llica se le acusa de la contratación irregular de maquinaria para la construcción de la carretera Atico-Caravelí en el 2009.

En la investigación se le acusa de omisión de funciones, al no cuestionar la contratación de maquinaria, que dio servicio 55 días antes de la firma del contrato. El documento recomienda incluso acciones penales por el delito de negociación incompatible contra Arenas y otros cinco funcionarios de la comuna de Caravelí.

Fuente: La República

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstragram y YouTube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE