Médico realizó más de 100 operaciones gratis a pacientes de bajos recursos

“No es importante cobrar, nunca me he negado a ayudar a los más necesitados"

Sociedad

Su carrera la terminó en doce años. En aquellas épocas en que las huelgas en la Universidad San Agustín no permitían acabar los estudios en los plazos señalados. Sin embargo, el médico Ricardo Gonzáles siguió adelante en su meta de convertirse en cirujano y ponerse al servicio de los pacientes.

Hoy, la UNSA valora su labor altruista y le ha brindado un reconocimiento por haber demostrado una gran vocación por el servicio a los demás, desde su papel de médico cirujano.

Médico
El médico Ricardo Gonzales recuerda la enseñanza recibida por sus catedráticos

Se trasladó a Puno y, desde entonces, su labor altruista ha sido reconocida. Uno de los casos que más recuerda ocurrió a mediados de 1996. Una vendedora de desayunos al paso pagó con dos sándwiches de huevo su operación de vesícula.

El galeno sabía que la mujer mantenía sola a sus dos hijos. La venta de sandwichs en la puerta del Hospital de la Policía era su único ingreso.

“La cirugía es mi pasión, tuve la bendición de ser formado en la Unsa. En esta universidad los docentes me enseñaron no sólo Medicina sino a tratar a los pacientes como nuestra familia, nuestros amigos. Recuerdo a mis catedráticos por ser grandes seres humanos antes que pensar en las ganancias que puede o no generar esta carrera”



Médico Ricardo Gonzales

Recuerda que cuando llegó a Puno había secuelas del terrorismo. Era una ciudad muy pobre. Incluso su hospital tenía piso de madera y no habían muchos médicos. Por ello la gente lo buscaba y, cuando no tenían dinero para pagarle, le daban a cambio carne de cordero, quesos y leche.

“No es importante cobrar, nunca me he negado a ayudar a los más necesitados en operaciones al páncreas, peritonitis, colon, intestino, tórax, garganta, cabeza, cuello y tiroides. Muchas veces son los medios periodísticos y los municipios quienes me han pedido apoyo para ayudar a los más necesitados y me he sentido halagado de poder servir”

Operaciones a personas de bajos recursos

Son más de cien operaciones gratuitas a personas de escasos recursos las que Ricardo Gonzales realizó hasta ahora. El costo de una operación está estimado entre 2 mil 500 a 3 mil 400 soles, en Puno. Pero la mayor satisfacción del médico agustino es ver a un paciente curado.

“Tienes que tener vocación para ser médico. La Medicina ha sido, es y será una especie de apostolado donde debes servir a tu prójimo. Si no tienes vocación no vas a ser feliz en tu profesión. Yo disfruto de mi pasión por la cirugía”

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstragram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE