Bajas expectativas

Trocha urbana Paola Donaire Cisneros

Cuatro meses no son suficientes para alcanzar buenos resultados en el gobierno de una ciudad; pero, lamentablemente, sí han bastado para mostrar serios desaciertos en la administración del alcalde provincial Omar Candia.

El avance del comercio ambulatorio en el centro histórico ha sido la primera señal alarmante; el caos vehicular provocado por la realización de obras viales sin aparente previsión, la más irritante. Señalizar ciclovías sin mayor soporte organizativo y priorizar la conexión WIFI para turistas en cuatro parques son solo un par de iniciativas que refuerzan la sensación de una falta de rumbo.

La lista no termina allí, pues también debemos incluir un fallido intento de cerrar locales nocturnos en la Avenida Mariscal Castilla que se pretendió difundir como un gran logro pero que no duró ni una noche. Y, en medio de tanto yerro, el burgomaestre se fue a la China, pese a que el evento al que había sido invitado se canceló antes de que el tomara su vuelo internacional; percance acerca del cual, además, se niega a rendir cuentas con el pésimo argumento de que ningún alcalde ha rendido jamás cuentas de sus viajes.

Cabe recordar que Candia ha llegado a la alcaldía con un proceso judicial en curso por la compra irregular de cámaras de seguridad cuando estuvo a cargo del municipio de Alto Selva Alegre, además de haber sido sancionado por regalar cerveza durante la última campaña electoral en la que resultó electo. Es decir: un buen augurio sobre su desempeño no era posible aún antes de su elección. Lástima que no nos haya desengañado.

Publicado en Correo Arequipa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE