Adolfo de Córdova: yo sigo poniendo mis manos al fuego por el honor de Alan García

Como amigo personal del líder aprista, mostró a la prensa la casa que su familia le brindó para sus estancias en la ciudad blanca

Entrevistas TV El Búho

Uno de los personajes más representativos del Apra en Arequipa, Adolfo de Córdova, quiso dar su punto de vista sobre el fallecimiento del expresidente Alan García Pérez.

Alan García
De Córdova Vélez cuando fue Ministro de Agricultura, en el segundo gobierno de Alan García Pérez

Cercano amigo del exmandatario desde que ambos eran niños, De Córdova fue una persona muy cercana a García. Al punto que él y su familia, le destinaron una casa para que él o su familia la usen durante sus visitas a Arequipa.

En esa casa, ubicada en Yanahuara, De Córdova defendió con ardor al expresidente. Reiteró que el suicidio del líder aprista fue un acto de honor y dignidad. Dijo también que el hecho ha servido para unir a los apristas y que su consecuencia será el relanzamiento del partido.

Como Presidente de la Comisión Organizadora del Congreso Nacional de Apra, augura un evento de masas para octubre. En su opinión, es momento de la renovación del partido. Cree que los actuales congresistas no participarán en las elecciones del Comité Ejecutivo Nacional y se dará paso a los jóvenes.

«No hay pruebas»

Muy sentido por la repentina ausencia de su amigo y líder, De Córdova insistió en que no hay pruebas que incriminen al expresidente en actos de corrupción. Llamó «delincuente» a Miguel Atala quien ha señalado que los sobornos que recibió en una cuenta en la Banca de Andorra le pertenecían a García.

«No hay ni una sola prueba, son dichos de Atala par librarse él mismo y a su hijo de prisión», dijo. También recurrió a las declaraciones de Barata en las que dice que nunca le pidió nada. Aunque repreguntado por los indicios, aceptó que habría que esperar a que Nava confirme la versión de Atala, para que la versión tenga algún fundamento.

«García ha sido el hombre más investigado en todo el país. Treinta años lo han perseguido y nunca han podido encontrarle nada. Ni encontrarán nada»

Adolfo de Córdova

Tras lamentar el desenlace de quien llamó un hombre extraordinario, De Córdova mostró a la prensa la casa que su familia brindó al mandatario. Allí tenía reservado un escritorio para hacer despacho una sala en la que entonó canciones con una guitarra que aún se mantiene en el lugar. Incluso su dormitorio y ambientes privados que mantiene intactos, en prueba de su amistad y admiración por el extinto político.

publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstragram y YouTube


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE