Arimborgo

Picotazos El Búho

Esta semana, la congresista Tamar Arimborgo, quien representa a Iquitos, nos dio una razón más para despotricar del Congreso. Fanatizada al punto de llamar al Ministerio de Educación, la nueva Sodoma y Gomorra; y desubicada al extremo de colocar al presidente Martín Vizcarra, junto al Premier Salvador del Solar, en la categoría de demonios, se descalificó a sí misma. Y esto, más allá de su tozudez y sinrazón a la hora de argumentar.

Arimborgo es una de las congresistas que representan explícitamente a una iglesia evangelista en el parlamento. Con una agenda distinta a los intereses de una región como la que representa; y con un guión elaborado internacionalmente con fines políticos; la congresista está lejos de representar a la Amazonía.

Su «leído» y arcaico argumento de que el sexo sólo tiene fines reproductivos, sería lo de menos, si no fuera que otros congresistas como ella, están interpelando por tercera vez a un ministro del sector.

publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstragram y YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE