Culpas apátridas

Trocha urbana Paola Donaire Cisneros

¿Es justificado el rechazo que sienten algunas personas hacia los venezolanos? Algunas cifras macroeconómicas hablan de un aumento del consumo interno favorable, mano de obra calificada y mayor competitividad; pero, en la calle, en la tienda de barrio, la sensación es otra: no estábamos preparados ni para salir de nuestra propia pobreza como para pretender menguar la pobreza de alguien más. Lamentablemente, esta situación de natural inquietud se está transformando en discursos de odio y violencia a todo nivel.

Incitar al odio, a diferencia de lo que muchos creen, no consiste únicamente en lanzar insultos y amenazas directas; pues, una información falsa o tendenciosa disfrazada de noticia puede tener los mismos efectos. En redes, abundan las imprecisiones acerca de los supuestos beneficios que reciben los venezolanos en detrimento de los peruanos. Aún muchos defienden la descabellada ficción de que el sueldo mínimo para ellos es más alto. Pero, esto no solo se debe a la infinidad de páginas falsas que circulan en la red, pues los medios periodísticos también permiten la propalación de este tipo de chismes sin fundamento. A la información tergiversada se suman esos titulares tendenciosos que se empeñan en mencionar el lugar de origen de los delincuentes, abonando a esa falsa sensación que tienen muchos de que los extranjeros cometen más delitos que los nacionales o, en su defecto, que sus delitos son más imperdonables por no haber nacido aquí.

Ese tipo de posturas incoherentes son las que terminan convirtiéndose en violencia, porque la falta de raciocinio alimenta el medio y este es el camino más directo al odio.

publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstragram y YouTube

(Culpas apátridas. Publicado en Correo Arequipa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE