Testigo “Correcaminos del Sur”: yo le entregaba dinero directamente a Juan Bermejo

La confesión de uno de los integrantes de la red criminal que cobró cupos a los transportistas. por autorizaciones irregulares

Informe

Tras las revelaciones que pusieron al descubierto el cobro de cupos en la Gerencia Regional de Transportes, aparecen más evidencias del ilícito. Testigos y colaboradores han señalado cómo se hacía la entrega de elevadas sumas de dinero a la organización conocida como Los Correcaminos del Sur. Los presuntos cabecillas, José Gamarra, exgerente de Transportes, y Juan Bermejo, exasesor de Yamila Osorio, recibían cuantiosas cantidades, cada mes, de la mano de sus funcionarios, según lo han relatado.

Como ya es conocido, en esta historia no solo participaron empleados de la Gerencia de Transportes sino también personas de fuera. Una de ellas tenía estrecha relación con Juan Bermejo y colaboró desde un inicio con la organización. Se trata de Alejandro Martínez Mollesaca, conocido bajo el apelativo de “Molle”. Él se encuentra comprendido en el proceso como uno de los integrantes de la red. Según su declaración ante la fiscalía, hizo entrega de dinero, en sobre manila, a Bermejo, en distintas ocasiones y diferentes lugares.

El Búho tuvo acceso a una de sus declaraciones en la que relata cómo llegó a formar parte de Los Correcaminos del Sur. Además, las entregas de sobornos a Bermejo y la identificación que hace del resto de la organización.

“Quería mi apoyo”

Según Alejandro Martínez Mollesaca, hoy bajo comparecencia, su acercamiento con el exasesor se dio en el mes de abril de 2017. Pero ¿quién es Alejandro Martínez? Fue uno de los hombres que colaboró activamente en la campaña de la exgobernadora Yamila Osorio, en el 2014.

Tenía un estrecho vínculo con Juan Bermejo y José Gamarra, incluso, sostiene que fue él quien propuso a José Gamarra como gerente de Transportes. Dentro de la organización criminal, cumplía el rol de captar a los transportistas y luego inducirlos a pagar las coimas para dejarlos circular u operar terminales. Su participación se habría dado desde el 2016 hasta el 2017. Inicialmente laboró con el exgerente José Gamarra, pero luego estrechó vínculos con Juan Bermejo, a partir de 2017.

De acuerdo a su testimonio, entre mediados de abril de 2017, fue interceptado por la persona conocida como Tin Valencia, quien le dijo que Juan Bermejo quería hablar con él. La cita se concretó, entre la quincena y finales de abril, en la propia oficina del exasesor, en el cuarto piso del edificio del Gobierno Regional, asegura. En la conversación, Bermejo le comunica su deseo de controlar la Gerencia de Transportes y para ello le pide que lo apoye.

“Él me dice que para hacer las cosas bien voy a convocar a un concurso CAS para poner a los inspectores. Él quería que yo vea el transporte por el lado de la sierra y por el lado de la costa y quería que vea el promedio de minivans que transitaban por esos lados”, relata.

En el siguiente encuentro, el imputado se reúne con Bermejo, José Gamarra, gerente de Transportes en ese entonces, y Christian Motta, subgerente de Transportes. En esa reunión acuerdan la contratación del jefe de inspectores y se calcula los pagos de soborno. Se estableció que cada minivans debía entregar a los intermediarios, entre 200 y 250 soles.

Pagos directos

Martínez Mollesaca señaló que en ese mismo mes le hace entrega de los primeros cobros.  En la primera ocasión, le dio directamente 10 mil soles para brindar un permiso de incremento de flota a la empresa Caminos del Inca, de Marco Antonio Quispe Zapana. Esto, para que el subgerente de Transportes de turno, Hugo Herrera, emitiera la resolución a favor de la empresa.

La siguiente entrega de dinero fue el 5 de julio de 2017. Martínez Mollesaca le llevó a su oficina el dinero que había solicitado al señor ‘Adan’, de la empresa Camana Uno, cuya ruta era Arequipa – Camaná.  El acuerdo era pagar 300 soles por cada carro. Martínez Mollesaca señala que continuó haciendo el cobro por los siguientes 3 o 4 meses. Asimismo, le cobró a esta misma persona la suma de mil 900 soles por autorizar la circulación de autos piratas que cubrían la ruta Arequipa – Mollendo. Eran 100 soles por cada unidad. La entrega de dinero la hacía en un hotel ubicado frente al hospital IREN Sur. En cada pago, él se quedaba con un 30% del dinero y el 70% era para Bermejo.

Otra empresa a la que también realizó cobros fue PERU Bus, de Javier Chara y su esposa Lucelia Flores. La pareja buscaba incrementar su flota así que termina entregando 2 mil 500 soles, desde abril hasta julio de 2017. Esa fue una de las últimas veces que colaboró con la organización. “Juan Bermejo me dijo hasta acá nomás y ya no me contestaban el celular, no me llamaban”.

El exasesor Juan Bermejo, días antes de dictarse su prisión preventiva, negó tener vinculación con Martínez. Señaló que dio esa versión en venganza porque antes le pidió ayuda para seguir laborando en el hospital de Majes. Martínez Mollesaca es uno de los personajes claves en este caso, pero su testimonio sigue siendo materia de corroboración. Entretanto, él permanecerá bajo comparecencia restringida, hasta que concluya el proceso.

Ratifican a fiscal anticorrupción

La Fiscalía de la Nación ha ratificado este lunes que la fiscal anticorrupción Marita Cueva tiene competencia sobre el caso. Por lo tanto, el proceso no retornará al despacho de la fiscal anticrimen Alejandra Cárdenas, quien inició la investigación.

Asimismo, el Poder Judicial ha validado la competencia de la magistrada. Apoya su pedido de no levantar la incautación de bienes hecha contra el imputado Gabriel Almonte Concha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE