El Monstruo del Cono Norte tenía sentencia por violación desde el 2013 y estaba libre

Orden de captura contra violador recién se emitió este año por razones inexplicables

Local
arequipa monstruo cono norte violador menores niñas

Los doce casos de violación atribuidos al Monstruo del Cono Norte pudieron evitarse. Henry Riveros Tito tenía sentencia por violación desde el año 2013.

La agresión por la que fue sentenciado era del año 2011, también por abusar de una menor. Primero el juzgado del distrito de Hunter, y luego la Segunda Sala Penal de Apelaciones, dispusieron 12 años de cárcel. No obstante, dado que no tenía orden de prisión preventiva, estuvo prófugo desde el 2013.

Para dilatar el proceso, la defensa del violador interpuso el recurso de casación 629-2013 ante la Corte Suprema. En septiembre del 2014, se declaró inadmisible. Entonces lo normal hubiera sido que la orden de captura se emita en las semanas posteriores. Pero no ocurrió así. Tuvieron que pasar 4 años y 4 meses para que el Juzgado de Investigación Preparatoria de Hunter solicite la orden de captura. ¿Por qué?

El “retraso” del juzgado permitió a Riveros Tito llevar una vida “normal” y continuar abusando de menores. Primero, mantuvo su trabajo en la Municipalidad de Alto Selva Alegre, donde es trabajador nombrado. Según trascendió, habría obtenido el trabajo entre el 2006 y 2010. Era administrador de la piscina municipal. El actual alcalde, Samuel Tarqui, anunció el inicio de procedimientos administrativos para retirarlo.

Entretanto, cinco menores abusadas se han apersonado a la Depincri, donde lo han identificado como su agresor. El monstruo, sin embargo, habría destruido las vidas de cerca de una veintena de inocentes víctimas.

Así operaba el “Monstruo del Cono Norte”

Según la Policía, el degenerado pedía permiso en su trabajo para perpetrar sus crímenes. Captaba a las menores en el sector de Cerro Colorado y Cayma. Lo conseguía haciéndose pasar por profesor de danzas, les ofrecía participar en coreografías y facilitarles vestuarios. Les pedía sus nombres y datos de contacto. Luego, las convencía para que lo acompañen a viviendas abandonadas en el Cono Norte, donde abusaba de las niñas y las filmaba.

La Policía no descarta que el individuo comerciara los videos. Al ser detenido, Riveros Tito tenía en su poder dos teléfonos celulares. Con ellos grababa sus crímenes. Y para evitar ser identificado, usaba una máscara azul. El violador se negó a proporcionar acceso a sus equipos y dar la dirección de su vivienda.

Por otra parte, el Monstruo del Cono Norte también tendría víctimas en provincia, se conoció. Además de las 8 denuncias de violación sexual en su contra, podría estar involucrado en 30 casos similares.

Según testimonios recogidos por la Divincri, el individuo viajaba con regularidad a Cotahuasi y Condesuyos. Allí también se presentaría como profesor de danzas. La Policía coordina con comisarías y fiscalías de ambas provincias para que víctimas de violación puedan identificarlo.

Finalmente, al estar identificado, las denuncias en su contra podrían unificarse en una sola acusación. Así, el depravado afrontaría una pena de 35 años de cárcel. Lo que se sumaría a los 12 años de la sentencia que tuvo en el 2013. Actualmente ya se encuentra en el penal de Socabaya, cumpliendo su sentencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE