El casa Lava Jato y la reforma de la Justicia

Desconfianza, esa es la verdadera cuestión

Análisis El Búho

Para algunos, éste es el momento más importante de la historia reciente del Perú. Esto, por la oportunidad de oro que tiene el país para realizar cambios. Cambios simbólicos más que de fondo, cuya sustancia sea, simplemente, la voluntad de cambiar. El avance de las investigaciones y comprobaciones en el caso Lava Jato, así como las reformas políticas y en el sistema de Justicia, son solo el primer paso.

La cuestión de confianza planteada por el Ejecutivo, para la aprobación de 6 proyectos de ley, inscritos en la reforma política que impulsa, le devolvió a Martín Vizcarra los puntos de popularidad que había perdido por inacción. Y como en un sube y baja, le quitó otro tanto al Congreso de la República. Un 78% de peruanos se manifestó, antes de su aprobación, a favor del cierre del Parlamento, si no aprobaba las reformas. Y ahora un 58% lamenta que no se haya negado la confianza para poder proceder al cierre de este Congreso.

Propuestas por un grupo de notables, y expresadas en 12 proyectos de ley de los que solo subsisten la mitad, la reforma política es aún un conjunto de buenos deseos sobre los que hay mucho que discutir, pero la resistencia de la mayor parte de la clase política, expresada simbólicamente en la composición del Congreso, los convierte en cuestiones cruciales. La imposibilidad de postular si se tiene una condena en primera instancia, la obligatoriedad de elecciones primarias abiertas en los partidos, o la paridad de género y alternancia forzada en las listas al Congreso; son disquisiciones que podrían llevarnos al infinito, en cada uno de sus bemoles.

Otros proyectos con mayor consenso son la insistencia en modificar la inmunidad congresal, y la mayor rigurosidad en la rendición de cuentas de las finanzas partidarias. Aun así, resulta obvio que los proyectos y los acotados tiempos en que se elaboraron, son susceptibles de mejoras y pasibles de mayor debate. El factor que las hace urgentes es el obstruccionismo y el desprestigio del actual Congreso. En una palabra: la desconfianza que los protagonistas de la política actual suscitan.

Por eso, el cierre del Congreso es tolerable y Vizcarra ha recuperado su popularidad, por haber encarado con firmeza a una composición congresal que ya hace agua.

Lava Jato y sus protagonistas

Mientras desde Brasil llegaban inquietantes noticias sobre un supuesto mal comportamiento de los fiscales y jueces del Lava Jato carioca, madre de la corrupción que se extendió a varios países, en el Perú se consiguió homologar el acuerdo de colaboración eficaz con la empresa Odebrecht. Así, el equipo especial de fiscales del caso, tiene el pase para continuar elaborando sus casos en base a las delaciones y la cooperación del gigante brasileño. Aunque aún hay sectores interesados que se resisten a él, con el paso de los días se ha demostrado la eficacia del acuerdo y su pertinencia.

Pero antes de eso, una acogida sin precedentes a los fiscales José Domingo Pérez y Rafael Vela, al juez Concepción Carhuancho y al periodista Gustavo Gorriti, dio cuenta que, por lo menos Arequipa, permanece firme en el respaldo a los procesos que lleva el equipo especial y al periodismo que develó los grandes casos de corrupción. Presentes en el foro El Caso Lava Jato y la Reforma del Poder Judicial, organizado por la UNSA, los mencionados recibieron el respaldo e incluso la ovación del público arequipeño.

Involucrados, ya sin remedio, los 4 últimos mandatarios del Perú, los dos últimos alcaldes de Lima, al menos dos presidentes regionales y multitud de políticos; su trabajo tiene el respaldo de las verdades indiscutibles, finalmente reveladas. UN nuevo proceso de extradición para el expresidente Alejandro Toledo, el inicio de juicio para Ollanta Humala y nadine Heredia, la finalización del caso de Susana Villarán, así como la renovada resistencia de los actores involucrados en las investigaciones, para con estos fiscales y jueces, da cuenta de los avances.

Junta Nacional de Justicia

El otro gran caso de corrupción, alrededor del caso Lava Juez, está en una nueva etapa, no menos polémico. La desactivación del Consejo Nacional de la Magistratura, para dar paso a la Junta Nacional de Justicia, no es un trance fácil.

Por lo pronto, solo 3 aspirantes a integrar la JNJ, de más de un ciento, logró aprobar el examen de conocimientos. Conocidos los resultados, el aspirante que obtuvo el primer lugar en puntaje, resultó ser un troll fujimorista, muy activo y agresivo en las redes sociales. nadie se explica aún cómo pudo obtener el máximo puntaje, por encima de reconocidos juristas, una persona de fácil reacción hacia el insulto. Pero la comisión ha decidido respetar ese resultado.

Este lunes se llevaría a cabo la entrevista personal y, de ser ratificada su habilitación, estos tres serían nombrados miembros de la JNJ. No obstante, aún se necesita otros 4 miembros más. Aún no se sabe cómo se procederá al nombramiento de los faltantes; si se convocará a un nuevo concurso o no. Lo que sí es seguro, es que sus resultados y el procedimiento serán objeto de críticas, de uno u otro sector. Como siempre.

publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstragram y YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE