El infierno que vivía un niño de 8 años hasta que descubrieron sus quemaduras

El niño de 8 años tenia quemaduras de segundo grado causados por su tío. La madre del menor sufre de esquizofrenia, por lo que no estaba bajo su cuidado

Local El Búho

El niño de ocho años de edad de iniciales J.A.H. vivía una historia de terror, hace tiempo. La ausencia de sus padres, hizo que viviera con sus tíos, donde era maltratado. Lo último fue que su tío, Alex Aimituma Anccasi (30) le quemó los pies y los brazos con un encendedor. Todo ocurrió en la cocina de su propia casa.

Niño

La razón: se movió del lugar donde su tío lo obligaba a vender zanahorias. Esto fue en un puesto del mercado de Río Seco, distrito de Cerro Colorado.

“Mi tío me dejó vendiendo en el mercado y me moví del lugar a otro sitio. Cuando regresó me gritó fuerte. Regresamos a la casa y ahí me castigó para que otra vez le haga caso”, contó el niño a la policía.

Fue la abuela materna del pequeño, Juana H.M. (45), quien descubrió las quemaduras. Ella encontró a su nieto vendiendo y, tras llevarlo a comer, el niño se quejó de un dolor en el pie. Cuando lo revisó, observó las quemaduras.

El niño le contó que fue su tío quien lo quemó. Ella lo denunció ante la comisaría de familia de la PNP, quienes detuvieron al sujeto. Incluso llegó hasta la sede del Ministerio de la Mujer para denunciar el maltrato que su nieto sufrió.

Mientras tanto, Alex Aimituma, detenido por maltrato físico y psicológico, trató de defenderse diciendo que el niño se había quemado solo. Sin embargo, el menor reiteró que su tío lo castigaba. Pese a que las quemaduras fueron constatadas en segundo grado y los dos testimonios, el hombre fue liberado.

Maltrato constante a niño

La abuela añadió que no es la primera vez que su nieto es violentado. 

“A este niño lo han maltratado mucho. Ahora último le habían quemado su brazo, sus manitos, por eso lo he denunciado”

Abuela del menor

También será investigada su tía Janieth Aimituma Anccasi (26) (hermana del acusado), y la abuela paterna Simiona Anccasi Huamaní (53). Al parecer, ellas estaban al tanto de lo que ocurría y no hicieron nada. 

El niño estaba al cuidado de la familia paterna porque la madre sufre de esquizofrenia. Con la denuncia podrían perder la tenencia del niño.  De manera temporal, ahora está con la abuela materna, la denunciante.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstragram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE