Perú busca la hazaña en el Maracaná

Mural El Búho

La Copa América es tal vez el torneo en el que más sorpresas se pueden dar, ya que en cada edición llega una Cenicienta y revienta por sorpresa a unas cuantas princesas con más medios que ella. En la edición de 2019, la número 46, que se está disputando ahora mismo en Brasil, la gran sorpresa ha sido sin duda Perú, que tras haber empezado de manera tambaleante y pasar a cuartos de final sin demasiados méritos, ha llegado a la final del Maracaná acompañada por un enorme estruendo.

La derrota por 0 a 5 contra Brasil en el último partido del grupo de clasificación hubiera matado a cualquiera, pero los hombres entrenados por Ricardo Gareca han sido capaces de revertir todos los pronósticos y se han lucido en la fase eliminatoria. El primer paso ha sido eliminar a Uruguay, una de las grandes favoritas a la victoria, tras un agónico partido defensivo y una sesión de penales en la que ningún jugador de la Bicolor ha trastabillado. En esta tanda de penas máximas los héroes nacionales han sido el portero Pedro Gallese y el centrocampista Edison Flores. El primero ha sido capaz de atajar el primer penal a Luis Suárez, uno de los mejores delanteros del mundo, mientras que el segundo ha sido el autor del penal decisivo para sellar el pase a las semifinales.


Tras llegar a la semifinal contra Chile, en la que se dio vida a otro reto entre las dos principales escuelas futboleras del Pacífico, nadie se esperaba otro milagro por parte de los peruanos. Sobre el papel la Roja era la clara favorita también por ser la selección vigente campeona. Aun así, el conjunto liderado por el experto delantero Paolo Guerrero ha sabido sufrir y aguantar las embestidas de los chilenos, que se han topado con un Gallese en gran forma. El que abrió la lata fue de nuevo Flores, que con el primer disparo puso el 1-0. A partir de aquel momento Perú logró rentabilizar casi todas las ocasiones que tuvo y el encuentro terminó 3 a 0, aunque precedentemente Gallese se había vuelto a lucir en varias atajadas importantes y se dio también el lujo de parar un penal a Edu Vargas en el último minuto.

Para cumplir el sueño de todos los peruanos, los hombres de Ricardo Gareca se ven entonces ahora obligados a ganar la Canarinha, la gran favorita al triunfo según los expertos en apuestas deportivas.

Perú llega entonces a la gran final con la moral muy arriba y alentada por un técnico capaz y con la sabiduría justa para poder intentar la hazaña en un estadio en el que Brasil ya se llevó un disgusto en el lejano 1950, cuando fue derrotado por sorpresa por Uruguay. “Cuando llegas a la final la tienes que ganar”, dijo el entrenador argentino de la Bicolor, que ha llegado desde abajo para sorprender a todos. 

El gran escenario del Maracaná y una torcida de las grandes ocasiones serán el teatro en el que Perú buscará el milagro de ganar una Copa América en casa de la selección más poderosa del planeta. Porque, llegados a este punto, todo es posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE