Arequipa, la capital de la juridicidad

Como rector de la Academia Lauretana, el ilustre Deán Valdivia, es el primero en dar brillo a esta tradición

Reportaje Avatar

Es reconocida la tradición jurídica que caracteriza esta ciudad. Notables jurisconsultos se han formado en la cuna del sillar a lo largo de la historia republicana. Debido a ese prestigio se dispuso que la sede oficial del Tribunal Constitucional, el máximo organismo intérprete de las leyes, se establezca en esta ciudad.

Arequipa

El historiador Mario Rommel Arce señala que la concepción de que Arequipa sea capital jurídica del país se debe a su quehacer en el Derecho. Como factor externo, la presencia del colegio Independencia Americana, la Universidad Nacional de San Agustín y la Academia Lauretana, que contribuyeron a la formación de notables abogados. Y como factor interno, los principios y el compromiso por la defensa de los derechos y la democracia, que caracterizaron a estos arequipeños ilustres.

Como rector de la Academia Lauretana, el ilustre Deán Valdivia, es el primero en dar brillo a esta tradición.

Toribio Pacheco y Rivero (1828-1868)

Arequipa

Destacado jurista y político arequipeño que vivió solo hasta los 40 años. Pacheco alcanzó un reconocimiento internacional por el papel que jugó en la defensa de Paraguay. Siendo canciller rechazó las pretensiones de Uruguay, Bolivia y Brasil, para ocupar parte del territorio paraguayo.

Hijo de Toribio Fernando Pacheco y de doña Manuela de Rivero y Ustáriz, vivió en el Cercado de Arequipa, actual sede del diario El Pueblo. Sus estudios los hizo en el colegio Independencia Americana.

Entre sus principales aportes al Derecho está la elaboración del primer Tratado de Derecho Civil e hizo los primeros comentarios a las constituciones hasta entonces vigentes, en un trabajo denominado Cuestiones Constitucionales, desde la Constitución de San Martín hasta la de 1839.

Como secretario de Relaciones Exteriores concretó la firma de una alianza entre Perú, Chile, Argentina y Ecuador para oponer resistencia a las pretensiones de la corona española de recuperar las colonias de Hispanoamérica. Llegó ha ser conocido como el canciller del 2 de Mayo. También fue designado fiscal de la Nación y luego  director del colegio Independencia. Como periodista, dirigió El Heraldo en Lima.

Francisco García Calderón Landa (1834-1905)

Arequipa

Autor del Diccionario de la Legislación Peruana, que publicó en dos tomos y un suplemento. Hasta entonces no se había producido un texto de esa naturaleza en el Perú y el único que circulaba, pertenecía al español Joaquín Escriche. Tenía apenas 26 años cuando publica su obra y eso le valió un reconocimiento del Congreso, que le otorgó una medalla de oro en mérito a la capacidad y aporte jurídico.

Estudió en el colegio Independencia y fue alumno predilecto del Deán Juan Gualberto Valdivia Cornejo. A los 17 años ya era doctor y abogado a los 18, pero no le permitieron ejercer por no ser mayor de edad. Pasa a ser docente en su alma máter y es junto a sus alumnos que empieza a crear el borrador de este diccionario.

En 1868, cuando inaugura su gobierno José Balta, lo llama para que sea ministro de Hacienda; estuvo pocos meses y lo reemplaza Nicolás de Piérola, pero él continúa en el ejercicio hasta la guerra con Chile.

Durante el conflicto con Chile, cuando se produce la derrota de la batalla de Juan de Miraflores y la ocupación chilena de Lima, Nicolás de Piérola se va a Ayacucho. Ante una acefalia de poder, una junta de notables lo elige como presidente provisorio en Lima.

El gobierno de la Magdalena, como se denominó su gobierno, duró unos 8 meses. Fue deportado a Chile y luego se va a Europa. Después que acaba la guerra, en 1865 regresa a Perú y lo eligen como senador por Arequipa en 1886, cámara que llegó a presidir. En 1890 regresa a Arequipa. Fundó el partido Republicano y lo eligieron presidente de la Academia Lauretana.

José Luis Bustamante y Rivero (1894 – 1989)

José Luis Bustamante y Rivero (1894 - 1989)

Destacado abogado que llegó a ser presidente de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y jefe de Estado. Gracias a su prestigio, lo llamaron para resolver el conflicto entre Honduras y El Salvador. Tras concretar el acuerdo, pasó a ser conocido como el “Apóstol de la Paz”.

Fue hijo del abogado y vocal superior de la Corte de Arequipa Manuel Bustamante y Barreda. Ejerció la docencia en la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA), aunque decide separarse durante la época de Augusto B. Leguía, por considerar que su gobierno vulneraba la autonomía universitaria.

Posteriormente participó en la trama para derrocar a Leguía, apoyando la revolución de 1930 que gestó Luis Miguel Sánchez Cerro. Producido el golpe de Estado y la ascensión de Sánchez Cerro, Bustamante es convocado para ser secretario de Justicia en Arequipa y luego ministro de Justicia. Pero al poco tiempo deja el cargo.

Cuatro años más tarde fue nombrado ministro plenipotenciario del Perú en Uruguay y luego en Bolivia, donde permaneció hasta ser convocado para participar en las elecciones del año 44. Su candidatura fue respaldada por el partido Frente Democrático Nacional. En el año 1945 asume la presidencia de la República, pero no acaba su mandato. El general Manuel A. Odría da golpe de Estado y termina siendo exiliado a Chile. Luego se establece en Europa, alejándose de la vida política.

Javier de Belaunde de Somocurcio (1909-2013)

Javier de Belaunde de Somocurcio (1909-2013)

Además de jurista fue político e historiador. Javier de Belaúnde vivió 104 años y falleció en Lima, en el 2013. Participó en la rebelión de Arequipa del año 50, junto a Mostajo y otros intelectuales. Fue elegido cinco veces diputado por la región y sufrió prisión política durante el régimen de Odría. Luego, fue ministro de Justicia en el primer gobierno de Fernando Belaúnde Terry.

Llega por primera vez a la Cámara de Diputados en 1939. Luego, junto a Teodoro Núñez Ureta, Arturo Villegas Romero, Jaime Rey de Castro, Roberto Ramírez del Villar y Humberto Núñez Borja, funda la liga Democrática Nacional, con la que es elegido en 1945, destacando en su rol como diputado durante el gobierno de José Luis Bustamante y Rivero.

Ante la ruptura del Frente Democrático Nacional, funda a fines de 1946 el Partido Social Republicano junto con Jorge Basadre, Francisco Tamayo, Arturo Osores, Oscar Trelles, Alberto Sabogal y otros; como intento de crear una fuerza de centro, intermedia a la dicotomía aprismo/antiaprismo.

Es elegido nuevamente diputado en el año 1956 por la Democracia Cristiana. Sin embargo, se apartó de este partido por sus convicciones democráticas, pues la agrupación apoyó el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado. En 1963 fue elegido diputado y volvió al Congreso en 1980, cuando retorna la democracia con el segundo gobierno de Fernando Belaúnde Terry.

Francisco Mostajo (1874 -1953)

Arequipa

Historiador, abogado y jurista. Su obra se ocupó de la historia del Derecho en la Universidad San Agustín. Peleó en las calles en defensa de los Derechos Humanos. Justamente, tras participar en la rebelión del 50, su amigo Arturo Villegas Romero, abogado de 26 años murió en la Plaza Mayor.

Realizó sus estudios en el colegio Independencia Americana y luego ingresó a la Universidad San Agustín, donde se formó en Jurisprudencia y Ciencias Naturales.

Otros reconocidos juristas

Víctor Andrés Belaunde, arequipeño intelectual que presidió la Asamblea General de las Naciones Unidas, entre 1959 y 1960. También fue representante del Perú ante dicho organismo.  Además, fue canciller en el segundo gobierno de Manuel Prado.  Entre sus obras como pensador está su texto Peruanidad, que busca dar respuesta a la obra de José Carlos Mariátegui, 7 Ensayos de la Realidad Peruana.

Otros destacados juristas que también se deben mencionar son Héctor Cornejo Chávez y Mariano Felipe Paz Soldán y Ureta.

Y en la actual cultura jurídica se encuentran Carlos Ramos Núñez, actual magistrado del Tribunal Constitucional y reconocido historiador de Derecho. Además del protagonista de batallas legales con las que se identifica la población, el fiscal del equipo Lava Jato, José Domingo Pérez, quien cobró relevancia por su actitud férrea de lucha contra la corrupción.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstragram y YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE