El Wititi y la otra fiesta

Mientras la Arequipa colonial celebra su fundación española, la otra parte de su identidad, también baila. Lo hace a ritmo de Wititi, danza tradicional de la parte andina de la región. La fiesta es en Chivay, capital de Caylloma, y se celebra un valor universal: el amor.

Danza El Búho

La patrona de Chivay es la Virgen de la Asunción. El 15 de agosto es su fiesta principal y, en su honor, se baila el Wititi, hoy reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Internacionalmente conocida por el turismo y, recientemente, por ser la cuna de esta danza, la capital de Caylloma celebra al ritmo de vientos y tambores, en una fiesta que puede extenderse varios días seguidos y, de manera intermitente, hasta el mes de diciembre.

Foto: Hermann Bouroncle

Orígenes

El Wititi ha devenido en la danza más emblemática del valle del Colca. Es herencia de las culturas Collagua y Cabana, que se desarrollaron en esta región.

“La Danza del Wititi expresa la alegría, el orgullo y la memoria de las comunidades del Valle del Colca, consolidando sus vínculos sociales y expresando su identidad cultural”, justifica la UNESCO como base para la Declaratoria.

La interpretación más extendida de la vestimenta de los varones (falda) es que se trata de “un joven disfrazado de mujer para engañar a los padres de la muchacha de la que está enamorado y burlar su atención”.

Por eso, las parejas se mueven circularmente, en plan de coqueteo, imprimiendo giros constantes a las polleras.

Otra justificación, de tinte guerrero, señala que visten así “para engañar al enemigo, para que se confíen, antes de la hora de la confrontación”.

Lo cierto es que decenas de jóvenes se esfuerzan por interpretar las coreografías, juzgadas todas dentro de un concurso que ya es tradicional por estas fechas.

La devoción en los andes

Como toda fiesta andina, muestra del sincretismo religioso y cultural, hay fieles que “se devotan” ofreciendo altares a la virgen, contratando bandas de músicos e invitando abundante comida y bebida, para todos.

Una contribución del baile a la cultura universal son los prodigiosos bordados, realizados manualmente por los artesanos del Colca, tanto en los chalecos como camisas y polleras usadas por los bailarines.

El traje masculino consiste de dos polleras de color diferente que se sujetan con tupus o alfileres. Mientras las mujeres usan tres polleras, también de diferente color. Se sujetan con cinturones tejidos con figuras típicas del Colca, también conocidos como chumpis.

Para continuar la fiesta, por varios días, los invitados beben su chicha, con asado de carne de alpaca, habas y cuy, en el espíritu comunitario que es la esencia de las comunidades andinas del Perú.

(Fotos: Hermann Bouroncle)

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE