París cotidiano en el lente de Jhonatan Segura.

Fotografía: Serie “Paris quoditien”

La Revista

En “París quotidien” la fotografía se transforma en el espacio íntimo de lo inabarcable, el hombre como pequeño cosmos muestra su fragilidad a los ojos del espectador. En carne viva experimentamos el escozor de una escena que nos recuerda demasiado lo que somos, pero que a la vez no tiene nada que ver con nosotros.

La multitud, el conglomerado se combina con el rostro cubierto y al descubierto que aparece o nos da la espalda. Nos vemos frente a la desmitificación del mundo que se convierte en la belleza más primaria, más escalofriante: que la realidad es una miniatura. Lo constatamos en las fotos, podemos palparlas y poseer una verdad encogida para nosotros, como un souvenir de la Torre Eiffel, vuelta manejable, insoportable, graciosa, espeluznante, bella.

La imagen atrapa el momento donde el hombre, el ser humano, es solo eso, un hombre; los detalles que nos separan del resto, son los mismos que nos unen al mundo….

Lea el artículo completo descargando la Edición Digital de este número aquí

 

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE