El reino de la oferta y la demanda, en infinita variedad

Un sol nomá caserita

Las “cachinas” de Arequipa se han convertido en zonas con gran afluencia de gente. A pesar de las generosas ofertas que se encuentran ,Estos lugares también representan informalidad e inseguridad.

La Revista Avatar

Cada sábado, en Arequipa se organiza una gigantesca caravana comercial que se acomoda, entre espacios pequeños, sobre un suelo no asfaltado. Polvo y tierra levantan los visitantes al andar, esperando realizar una buena adquisición. Y es que uno nunca sabe qué sorpresas pueden traer las famosas “cachinas”.

No hace falta ir muy lejos para encontrártelas, las más conocidas se ubican en los distritos de José Luis Bustamante y Rivero y en Paucarpata. La magia de lo “usado” representa una oportunidad para quienes, con un poco de creatividad, pueden revertir lo gastado y regenerarlo.

En la avenida Vidaurrázaga, a unas cuadras más arriba del Terminal Terrestre, se encuentra la asociación: Feria Mayorista Sur Andino, más conocida como “La cachina de los Incas”. Solo funciona los sábados y domingos, principalmente entre las 10 a.m. hasta las 12 p.m. Caminar por ahí y ver los puestos levantados, entre plásticos y fierros, inevitablemente
nos pone a pensar en cómo los peruanos saben sacar provecho de cualquier situación, incluso de las cosas que han sido tiradas a la basura.

A las 6 de la tarde, cuando el crepúsculo llega a la metrópoli, en la prolongación de la Av. Mariscal Castilla, lo que de día funciona como…

Lea el artículo completo descargando la Edición Digital de este número aquí

 

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE