Entidad colapsó por préstamos a sus propias empresas a interés cero y sin control

El otro Manrique: una historia de fraudes y lobbies que llevaron a la quiebra a la cooperativa PrestaPerú

Socio principal René Manrique intentó bloquear la ley de supervisión de cooperativas por la SBS que lo ha denunciado penalmente por Asociación Ilícita para Delinquir

Investigación El Búho

René Manrique, quien fuera hombre fuerte del cooperativismo en el Perú, presionó por años para evitar la supervisión de la Superintendencia de Banca y Seguros a las cooperativas. Cuando la entidad supervisora logró por fin acceder a sus cuentas, descubrió un forado de 295 millones de soles, por lo que resolvió su disolución. Veintiún mil ahorristas en todo el país fueron defraudados.

René Manrique en plena campaña electoral por el partido de Keiko Fujimori, en 2016.
Foto diario Sin Fronteras

De acuerdo a los datos de la SBS, se trataba de la cuarta cooperativa más grande a nivel nacional, hasta 2018. Con activos declarados superiores a los 588 millones de soles, aparentó equilibrio entre los depósitos y los préstamos; pero las cifras estaban maquilladas. La compleja historia recuerda al símbolo de las estafas en cooperativas, el CLAE de Carlos Manrique, el polémico personaje que acabó en prisión por arruinar a miles de incautos ahorristas.

Este otro Manrique, René, y sus allegados, crearon varias empresas inmobiliarias y hasta un diario, las que favorecieron con millonarios préstamos impagos y a interés cero, con fondos de la cooperativa hoy quebrada y con la finalidad de lucrar.

Resolución de la SBS que resuelve denunciar penalmente a:
René Guillermo Simón Manrique Cusirramos (Gerente General), Brígida Elvira Morales Cano (Contadora General), Adaluz Teresa Manrique Cárdenas (Gerente de Operaciones), Juan Carlos Vizcardo Pérez (Gerente de Finanzas), Elvis Neira Mestas (Gerente de Asuntos Legales), Francisco Alfredo Zamata Llerena (presidente Consejo de Administración), Antonio Ramírez  Lazo y Luis Guillermo Ponce Manrique (funcionarios)

De PrestaSur a PrestaPerú

La cooperativa cuya disolución ha sido dispuesta por la SBS el pasado 24 de agosto, nació en Arequipa con el nombre de Prestasur. Según sus memorias institucionales, inició operaciones el 27 de abril de 2002, con 50 socios y un capital social de 6 mil soles. El primer Presidente del Consejo de Administración fue el coronel en retiro de la PNP, Manuel Vera Ponce y, desde entonces, estuvo bajo la conducción de su fundador y gerente general, René Manrique Cusirramos.

En 2010 comienza su expansión a nivel nacional. Cambia su razón social de Cooperativa de Ahorro y Crédito del Sur (PRESTASUR) a Cooperativa de Ahorro y Crédito del Perú PRESTA- PERÚ, llegando a abarcar 10 regiones (Arequipa, Moquegua, Puno, Huancayo, Lima, Callao, Piura, Ucayali, Cusco y Tacna) y gestionar 20 agencias, antes de mostrar las consecuencias de una administración que el Jefe de la Superintendencia de Banca y Seguros, Óscar Basso, ha calificado como “sui generis”.

Como consecuencia de los hallazgos de la auditoría, en abril de este año, la entidad supervisora ha denunciado a 8 exdirectivos de la cooperativa por varios delitos; entre ellos, la existencia de una organización criminal dentro de la entidad financiera, liderada por Manrique Cusirramos. En la denuncia no está comprendido Manuel Vera Ponce, quien ha jugado papel clave en la creación de PrestaPerú y los negocios que se hicieron a través de ella.

Local central de PrestaPeru en Arequipa tras el cierre decretado por la SBS. Desesperación entre los ahorristas que lo han perdido todo. Foto:: El Búho

Se trata de quien presidió la Confederación Nacional de Cooperativas (Confenacoop) del 2011 a 2017. En esa condición, fue parte del Comité Nacional de Desarrollo de Fenacrep (Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito) que, desde 1993, es la entidad encargada de supervisar las Cooperativas de Ahorro y Crédito del Perú (COOPAC), hasta que entró en vigencia la Ley 30822. Aunque fue aprobada en julio de 2018, tras intensas negociaciones y obstrucción, ha entrado en vigencia el 1 de enero de 2019.

Supervisión dilatada

Según Oscar Basso, la aprobación de la ley que le permite supervisar a las cooperativas ha demorado 16 años. El mismo tiempo que René Manrique dirigió la Cooperativa PrestaPeru.

Óscar Basso, jefe de la Superintendencia de Banca y Seguros explica los motivos del cierre de PrestaPeru. «No queremos más Manriques en el sistema». Foto: El Búho

Según diversos reportajes publicados por medios de comunicación nacional (Caretas Lobby de Activos), la demora es atribuida a los lobbys de los mismos cooperativistas, entre ellos, Manrique y su relación con el fujimorismo.

Según Caretas, PrestaPeru jugó un papel importante apoyando el proyecto alternativo a la ley que finalmente fue aprobada y que defendió la congresista Úrsula Letona. Se trataba de crear una entidad diferente de la SBS que supervisaría a las cooperativas y así, en la práctica, quedarían fuera de su alcance.

También se reveló una estrecha relación entre congresistas de la mayoría fujimorista con algunas cooperativas. Por ejemplo, que habían recibido préstamos importantes de la cooperativa San Isidro de Huaral: Letona (S/ 80 mil), Alejandra Aramayo (llegó a S/ 283 mil), Rosa Bartra (llegó a S/ 784 mil) y Víctor Albrecht (S/ 102 mil)

René Manrique acudió personalmente al Congreso para exponer su propia teoría sobre la supervisión a las cooperativas. El congresista Víctor Andrés Belaúnde, en declaraciones a Perú 21, resumió así la situación:

“El señor René Manrique, que vino al Congreso a convencer a los fujimoristas, que es presidente de la Confenacoop, la federación de cooperativas que no quieren ser reguladas, ha sido candidato número 2 del fujimorismo al Congreso por Arequipa y ha sido condenado por haber estafado a la cooperativa de la que era gerente. De acuerdo a las normas, ganaba S/12 mil. Sin embargo, aportó a la campaña del fujimorismo S/112 mil, o sea 10 veces más de lo que ganaba. Este señor es la única persona que consultó Letona para elaborar su proyecto. No consultó a la Fenacrep, a la PCM, al BCR, al MEF, a la Sunat, a Indecopi, a nadie. Solo a un fujimorista…”

Congresista Víctor Andrés Belaúnde

Para entonces (junio 2018) René Manrique había dejado nominalmente la presidencia de Cofenacoop en manos de Eutemio Ríos Alarcón, quien trabajaba en PrestaPeru. En tanto la Fenacrep que pedía se apruebe la supervisión de la SBS, había deslindado de él por una grave denuncia.

¿Pero quién es este nuevo Manrique?

La denuncia a la que nos referimos, se dio a conocer en el gremio cooperativista recién en 2015. Fue publicada en la revista Mundocoop de marzo de ese año, y cayó como una bomba en el gremio. El conspicuo representante de las cooperativas en el Perú, había sido sentenciado en 2011 por el delito de concentración crediticia, al administrar una cooperativa. Los jueces del Juzgado Mixto de Aplao lo sentenciaron a tres años de pena suspendida por sus actos como apoderado de la Caja Rural de Ahorro y Crédito de Majes, que quebró. No solo lo encontraron culpable de no justificar los gastos de la cooperativa, sino de haberse apoderado de los ahorros.

Aun así, se mantuvo como Gerente General de PrestaPeru hasta que los propios socios lo denunciaron en 2018, por malos manejos.

Los manrique, padre e hijo, René Manrique Cusirramos y Renato Manrique Carnero, quien gerenciaba la inmobiliaria Inmosur que recibió millonarios aportes de PrestaPeru en condiciones altamente favorables.

Aunque fue militante aprista hasta que terminó el segundo gobierno de Alan García, René Manrique postuló al Congreso por Fuerza Popular en 2016. Tenía el número 2 en la lista del partido naranja por Arequipa, detrás de la hoy congresista Alejandra Aramayo.

Durante la campaña fue tachado por un ciudadano, al no haber consignado la sentencia por el manejo de la cooperativa de Majes en su hoja de vida. El Jurado Electoral Especial de Arequipa dictaminó que no procedía la exclusión, pues el candidato adjuntó esta información después del periodo de tachas, la que fue incluida en su hoja de vida.

Según admitió en una entrevista para el programa Panorama, llegó al partido de la mano de Joaquín Ramírez, ex secretario del Fuerza Popular y hombre de confianza de Keiko Fujimori. “Me invitó personalmente”, dijo. Pero no solo fue candidato, sino aportante. Según el registro de la ONPE, fueron más de 112 mil soles de aporte, entre pagos de publicidad y dinero en efectivo.

Aportes de René Manrique a Fuerza Popular según archivos ONPE. Foto captura.

Preguntado por un diario local respecto a sus aportes a fuerza popular, Manrique dijo:

“Yo no aporté. El reglamento de elecciones nos indicaba que por cualquier publicidad que haga un candidato en prensa, radio o televisión, las facturas tenían que ser a nombre de Fuerza Popular. Es mi propia publicidad”

René Manrique

No alcanzó curul por muy poco, pero mantuvo una relación estrecha y activa con los congresistas fujimoristas. Y el acercamiento al Congreso venía de antes. Un programa televisivo informó de lazos presuntamente destinados a impedir la supervisión de las cooperativas entre Manrique y el congresista del PPC, Juan Carlos Eguren, también arequipeño. Eguren fue en varios periodos presidente de la Comisión de Economía y se opuso reiteradamente al proyecto de ley que posibilitaría a la SBS la supervisión. En ese momento ambos admitieron que Eguren era deudor de PrestaPeru por un monto aproximado de 100 mil soles, pero negaron un préstamo de 150 mil dólares que figuraba en sus archivos, atribuyéndolo a un “error en el sistema”. El asunto tendrá que ser dilucidado ahor por la SBS. Pero hay indicios.

Dos años después de estas revelaciones, la propia Federación de Cooperativas de Ahorro y Crédito (Fenacrep) a la que estuvo ligado, descubrió perjuicios por 174 millones de soles en PrestaPeru y pidió su disolución. Pero solo era la punta del iceberg.

Las cifras del desastre

Las cifras inicialmente informadas por la Fenacrep solo reportaban poco más de la mitad de las pérdidas reales de la financiera, establecidas por la SBS en 295 millones de soles. Un forado que prácticamente triplicaba el patrimonio de 92 millones de soles reportado en las auditorías y dejaba a los 21 mil asociados en la incertidumbre.

La mañana del 23 de agosto, la sede principal de PrestaPeru en Arequipa fue intervenida por la SBS y la Policía cercó el edificio. Así se oficializaba el proceso de liquidación judicial. Horas después, el superintendente adjunto de Cooperativas de la SBS, Oscar Basso, dirigió una conferencia de prensa a los medios arequipeños en la que detalló las razones de la medida.

Local principal de PrestaPeru en la avenida Goyeneche, Arequipa. Aquí también funcionaba Inmosur, la inmobiliaria de los socios directivos.

La revisión de los resultados financieros de la cooperativa reveló que se maquillaba el verdadero estado de sus finanzas. Los informes falseados, por orden del mismo René Manrique, ocultaban el uso que él y sus allegados hacían de los recursos de la financiera y sus aportantes. Por ejemplo, se retiraron hasta 20 millones de soles en vales de caja, a sola firma.

Asimismo, se otorgaban préstamos a tasas de interés cero a empresas relacionadas al fundador y su círculo. Según Basso, se trataría de indicios de prácticas delictivas en la administración de la cooperativa. La hemorragia de efectivo a empresas inmobiliarias del entorno de René Manrique tenía en PrestaPeru una caja chica para financiar rentables proyectos inmobiliarios en todo el país. Al mismo tiempo, la cooperativa se descapitalizaba.

“Hay tantas irregularidades, un proceso sistemático de copamiento, el uso de la cooperativa para beneficio de un particular que es el gerente, que copa todos los estamentos y comienza a hacer lo que le da la gana y podía hacerlo porque en el Perú teníamos un sistema sui generis en el mundo, nunca hubo una supervisión voluntaria”.

Óscar Basso, jefe de la SBS

Incluso cuando estaba a punto de ser intervenida, la cooperativa no comunicó nada a sus socios e intentó obtener más depósitos en base a engaños. Por ejemplo, un sorteo cuyo anuncio aún se puede ver en su local de la avenida Goyeneche, en el que prometen regalar un departamento en el distrito de José Luis Bustamante y Rivero, un carro, un televisor, una lavadora y un refrigerador. El sorteo era una carnada para que no retiren sus ahorros y aunque estaba programado para el día 21 de julio, nunca se realizó. Varios testimonios dan cuenta de cómo los animaron a no retirarse con el pretexto del sorteo.

De otro lado, según esta declaración, la contadora Elvira Morales Cano habría confesado que fue instruida para maquillar cifras en balances y otros documentos.

Confesión de la Tesorera de PrestaPeru al auditor sobre el manejo caprichoso de la cooperativa por parte del gerente general, René Manrique.

No solo eso. Los directivos de la cooperativa falsificaron hasta dos peritajes sobre sus activos para maquillar ante la SBS la grave situación de pérdidas en las que incurrieron. Así, seis predios que figuran como activos fueron valorizados en 345 millones de soles, cuando su valor real era nada más de 12 millones. Un segundo peritaje solicitado por la SBS ante ciertas inconsistencias, arrojó un valor de 296 millones. Pero cuando la SBS mandó a hacer un tercer peritaje, salió a luz el gran fraude. Los peritos han confesado solo haber firmado las tasaciones, por lo que también serán denunciados.

Fraude. PrestaPeru presentó dos tasaciones falsas de sus inmuebles, con el fin de maquillar su calamitoso estado financiero. Las dos primeras habían sido hechas por tasadores que confesaron no haber acudido a verificar los predios. La tercera, encomendada por la SBS muestra la verdad. La diferencia es abismal. Foto captura.

La inversión inmobiliaria

Bajo la conducción de René Manrique y Manuel Vera Ponce, la cooperativa no se limitó a la promoción del ahorro y crédito. El financiamiento de proyectos inmobiliarios ocupó una parte importante de su cartera de productos. En la memoria anual 2017 se enumeran hasta 15 emprendimientos de vivienda.

Para ello, constituyeron la Corporación sin Fronteras que involucraba a Prestasur como ente Financiero, Multiservisur como Constructora Techo Propio, INMOSUR, como constructora e inmobiliaria, ISOSUR, como inversiones del Sur, Destinos Rent a Car, de transportes y maquinaria pesada y su empresa de Vigilancia, además de los diarios en Arequipa, Puno y Tacna, con el mismo nombre «Sin Fronteras». según información proporcionada, en su momento, por el Presidente del Directorio y Gerente General, Coronel PNP ( R ) Manuel Vera Ponce y René Manrique Cusirramos, respectivamente.

Los proyectos se construían en el marco de programas sociales de vivienda como Techo Propio, Fondo Mi Vivienda, Cofide y particulares. La cartera era variada, en ubicación y precios. Desde departamentos en zonas exclusivas de Lima hasta modestos módulos de vivienda en Chivay, Arequipa. Las operaciones alcanzaron las provincias de Piura, Moquegua, Ucayali y Juliaca, con precios que oscilaban entre los 18 mil y 220 mil soles. El total de la inversión consignada superaba los 319 millones de soles.

Proyecto de “Villa Catarindo”, construido en el marco de Techo Propio. Manrique y Vera Ponce con el entonces funcionario del gobierno de Alan García, Daniel Vera Ballón. Mollendo, 2010. Foto: difusión.

Los beneficios de invertir en programas de vivienda social son importantes. Los promotores tienen acceso preferente a terrenos del Estado. Además, podían recibir financiación estatal mediante bonos de vivienda para proyectos inmobiliarios, siempre que presentaran cartas fianza de entidades crediticias. Hasta el 2017, cooperativas como PrestaPeru podían emitir este tipo de avales.

Varios de los proyectos inmobiliarios involucran a los principales deudores de PrestaPeru y del círculo del exgerente. Es el caso de Inmosur (2009), empresa donde era gerente el hijo de René Manrique: Renato Manrique Carnero. La inmobiliaria otorgó facultades a representantes para la compra de terrenos en Moquegua, donde luego se construyó la Urbanización López Albújar. Allí se ofertan 160 departamentos a un estimado de 73 mil 100 soles cada uno.

Otro proyecto inmobiliario de Inmosur en Cerro Colorado. En la foto, de izquierda a derecha: Manuel Vera Ponce, Presidente de la Junta de Administración de la Cooperativa Prestasur, Manuel Vera Paredes, alcalde de Cerro Colorado, Juan Carlos Eguren, prestataria, funcionario del MVCS y René Manrique.

Aún más activa fue la cooperativa Multiservisur (2007). Entre 2007 y 2008 compraron varias hectáreas de terrenos en Arequipa, Caylloma y Camaná. Los predios se destinaron a vivienda. Para el pago de las compras, la administración gestionaba el financiamiento mediante créditos de PrestaPeru. Según estimaciones, el monto superaba el millón de soles. Asimismo, Multiservisur se encargó del proyecto Urbanización Municipal de Ucayali, también de Mi Vivienda y Techo Propio.

Relación financiera entre Multiservisur y PrestaPeru, según registros de la coopertiva

Coincidentemente, los proyectos inmobiliarios del círculo de Manrique coinciden con el segundo gobierno de Alan García Pérez. La identificación con el gobierno aprista es recurrente, ya que varios de los proyectos inmobiliarios llevan nombres relacionados al partido de la estrella. Empezando por la urbanización Carlos Ronceros García, en Arequipa, que lleva el nombre del padre del difunto expresidente. También los complejos César Garrido Lecca (padre del exministro aprista Hernán Garrido Lecca) y Luis Rebolledo Soberón (expresidente de Petroperú con el Apra), en los distritos arequipeños de La Joya y Yanque.

Aunque los departamentos de estos proyectos inmobiliarios fueron entregados, no todos están libres de problemas. Luego de conocerse las denuncias contra Manrique, la directiva del complejo habitacional Los Jardines de Alto Selva Alegre, construido por Inmosur, alertó que todavía no se independizaron los departamentos, es decir, siguen a nombre de Inmosur.

Relación financiera entre Inmosur y PrestaPeru, según registros de la cooperativa

Préstamos entre familia y amigos

Tanto Inmosur como Multiservisur tienen participación de Renato Manrique Carnero. Pero no es el único vinculado a PrestaPerú que aparece en estas compañías. Juan Carlos Vizcardo, Elvis Neira, Francisco Zamata, José Banda, Luis Enrique Ibáñez, José Sánchez, entre otros, aparecen con cargos en las constructoras. Incluso Inmosur ten+ia la misma sede que la cooperativa, en la Avenida Goyeneche hasta el año pasado.

No solo se compartían los funcionarios. Ocurrió lo mismo con el dinero. Entre 2010 y 2013, los aportes económicos de PrestaPerú a Inmosur fueron elevados. El primero fue de un millón de soles, al que siguió uno de igual suma tres años después.

Egresos de efectivo para los funcionarios de Prestasur, la mayor parte sin rendición. En el informe elaborado por los auditores para la SBS.

Según las últimas auditorías, se aprobaron 97 créditos para Inmosur por un monto de 252 millones de soles. De ese total, aún mantiene una deuda de 41 millones 885 mil soles.

La relación crediticia también fue más dinámica con Multiservisur. Recibió hasta 168 créditos de PrestaPeru. El monto total prestado fue de 636 millones 538 mil soles. Su deuda total hasta junio de este año era de 208 millones 238 mil soles.

Otras constructoras, también relacionadas a programas de vivienda, deben dinero a PrestaPeru. Polanco Inversiones Constructivas tiene créditos de hasta 19 millones de soles con la financiera. Su dueño es Samuel Polanco Alarcón, uno de los socios fundadores de la cooperativa en liquidación.

Otro fundador con empresas que recibieron dinero es Manuel Vera Ponce. Su empresa, Editora Multimedios, que publica el diario Sin Fronteras en el sur, registra 17 millones de soles en empréstitos. Otra de sus compañías, Empresa Nacional de Medios, adeuda más de 8 millones de soles. Actualmente, es presidente del Directorio de Sin Fronteras, Antonio Ramírez Lazo, quien fuera el último presidente del Consejo de Administración de PrestaPerú, antes de la intervención de Fenacrep.

Por su parte René Manrique, quien está inubicable, ha respondido brevemente a un diario local, negando actos delictivos. Ha dicho que, ya que el caso está en el Poder Judicial, allí responderá lo que le pregunten. Aduce que ya se apartó en 2018 de la conducción de PrestaPeru y que está jubilado. Niega haber sustraído los fondos de la cooperativa.

“Inclusive han señalado que me he robado 250 millones de soles. Si hubiese robado, ¿Ud. cree que estaría acá? Si yo hubiese autorizado que me trasladen 20 millones de soles a las Islas del Gran Caimán, ¿Ud. cree que estaría tranquilo? Ni el gerente de operaciones, que ha hecho una auditoría interna, ni la SBS, han determinado que René Manrique ha robado”.

René Manrique, exmandamás de PrestaPeru

Con nombre propio

Los movimientos del gerente de Finanzas, Juan Carlos Vizcardo, también son llamativos. Una auditoría interna identificó 25 movimientos por “concepto irregular”, sin autorización. El total de los movimientos señalados es de 4 millones 529 mil soles. Más de la mitad de las transferencias tenían por concepto “Depósito Cooperativa La Nueva”.

También se encontraron movimientos irregulares de parte de René Manrique. En 16 movimientos irregulares se desembolsó 462 mil soles. Mientras que su hijo, Renato Manrique, tiene 80 mil soles retirados de forma anómala.

Entre algunas de las transacciones irregulares se consigna un egreso de 2 mil dólares al excongresista Juan Carlos Eguren por el concepto de “trámites”. El recibo es del 26 de julio del 2017, posterior a la denuncia periodística sobre sus préstamos. Actualmente Eguren también ha incursionado en el rubro inmobiliario.

Muestra del manejo caprichoso que hacía Manrique de los fondos de la cooperativa. Aquí desembolsan 2 mil dólares para «trámites», luego de tachar la palabra «Honorarios» para el excongresista Juan Carlos Eguren Neuenschwander.

Todo este manejo irregular de PrestaPeru dio pie a que la Procuraduría de la SBS denuncie penalmente a René Manrique y 13 personas de su entorno. El expediente presentado ante el Ministerio Público incluye 100 anexos y alrededor de 17 mil folios. Se les denuncia por asociación ilícita para delinquir, por lo que se presume que se trate de una organización criminal.

“Estamos comenzando una especie de carrera 16 años más tarde… estuvimos (ese tiempo) impulsando este proyecto de ley, ya se logró. Ahora hay que tratar de evitar nuevos Manriques o (detectar) Manriques que estén en el sistema. Nuestra misión es proteger a los socios ahorristas cooperativos, es lo que estamos haciendo”, finaliza agotado Óscar Basso.

En tanto, los socios de PrestaPeru están divididos en dos grupos. Unos abogan por la liquidación definitiva y otros aún intentan revertir la decisión. La SBS, sin embargo, no dará marcha atrás. Con una donación que realizaron otras cooperativas, y en el objetivo de «demostrar la solidez del sistema», devolverán un monto de un mil 400 soles a 8,125 ahorristas cuya deuda era menor que su aporte. Pero la suma está lejos de una compensación. La SBS dice que, con esto, el 65% de los ahorristas no tienen nada que reclamar ya. Ahora falta saber quiénes son los deudores y beneficiados por PrestaPeru en estos años.

LAS VÍCTIMAS DE PRESTAPERU

Conocida la noticia de la liquidación de la cooperativa, decenas de socios se apersonaron a las instalaciones de Prestaperu en la Av. Goyeneche. Lo mismo ocurrió en cada una de las 20 oficinas distribuidas en el país.Tomaban poco a poco conocimiento de lo que había sucedido con la cooperativa. Ese fue el caso de David Farfán que no se aproximaba desde principios de año. En marzo le comunicaron que no se permitía retiros de más de 100 mil soles que tenía depositado por “observaciones que había hecho la SBS”.

Farfán abrió hace cinco años una cuenta de plazo fijo debido a los altos intereses que ofrecía la cooperativa. “Les pagaban con intereses de 8, 12 y hasta 15%”, cuenta. Depositó 200 millones de soles a la cooperativa después de haber vendido sus parcelas de tierras. Su madre María Vda. De Farfán también depositó 15 mil soles. El año pasado retiró 91 soles y el dinero lo fue a recoger a la Caja Arequipa, lo que le generó sospecha. A principios de año intentó retirar el resto, pero la administración le dijo que no podía hacer el retiro. Ahora, sabe las razones.

“Nos ponían ofertas, cada año había sorteos de carros, incentivos, interés alto el 8 hasta el 15% pagaban. Los que ponían 5 años seguidos 15% nos daban. Si yo tenía 100 mil me pagaban 12 mil soles, hay personas que han vendido sus propiedades y ahora se han quedado en la cochina calle”, señala Farfán.

Otro caso es el de Alipio Torres que depositó toda su liquidación ascendente a 15 mil soles, fruto de su trabajo de 37 años como técnico de una fábrica del Parque Industrial. Dice que por la cantidad que depositó recibía al mes más de 1500 soles. Otro señor cuenta que vendió sus automóviles para depositar en la cooperativa mostrando boletas de las cuentas abiertas hace poco más de un año.

Luego, debido a la crisis que afronta la cooperativa, Felipe Zapana fue nombrado presidente del Comité de Apoyo a la cooperativa en Arequipa. Responsabilizó del quiebre al exgerente René Manrique. Hace unos meses tomaron conocimiento que la cooperativa tenía sus cuentas en negativo, pues los exfuncionarios habían estado maquillando los informes y las auditorías, según entendió.

Asimismo, como representante de los afectados, señaló que están en desacuerdo con que la cooperativa sea liquidada y por esa razón planean interponer una acción de amparo contra la medida dictada por la SBS. Añade que, en repetidas ocasiones, solicitaron documentación a la entidad, pero no recibieron respuesta.

Por: Mabel Cáceres, Josué del Mar e Ibón Machaca

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE