Los viáticos y la angurria

Trocha urbana Paola Donaire Cisneros

O come mucho o está invitando a comer a otros a expensas del Estado. Esto podríamos preguntarnos del alcalde provincial Omar Candia, pues el Órgano de Control Institucional (OCI) de la Municipalidad Provincial de Arequipa (MPA) ha informado que, según el informe de viáticos, el burgomaestre registra el pago de alimentos de dos personas, como si fuera un consumo personal.

viáticos

Aunque algunos podrían creer que es mezquino controlar lo que come el alcalde, lo cierto es que este tipo de situaciones permiten medir la catadura moral de algunas autoridades, que no dejan pasar la más pequeña oportunidad de tomar algo que no les corresponde. No olvidemos que Candia viajó a China, aun cuando el evento al que asistía había sido pospuesto y que de ese viaje se negó a rendir cuentas. Además, la OCI ha recibido reporte de más de 4 mil soles en gastos de viáticos sin sustento. Del mismo modo, para las obras de la calle San Juan de Dios, se presupuestaron gastos de viáticos para supervisores que viven en el mismo lugar de la obra; es decir, en Arequipa. Los gastos por viáticos suelen ser la expresión más común de corrupción en la administración pública, una moneda tan corriente que hasta pasa inadvertida.

En un país en el que corren y han corrido millonarios sobornos, parece fútil reclamar por unos miles de soles; pero esa, precisamente, es la tolerancia al delito que alimenta las grandes mafias. Por ello, es positivo contar con órganos de control eficaces para detectar la corrupción menuda tanto como la que se lleva al país en peso.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE