Rancio

Trocha urbana Paola Donaire Cisneros

Dice el sociólogo Pierre Bourdieu que la opinión pública no existe, que solo es un instrumento de acción política. Lo descrito por el francés queda corto cuando pseudo encuestadoras comienzan a difundir sondeos sin ningún respaldo técnico, en los que barajan nombres de posibles candidatos al Congreso. En el caso de Arequipa, la lista está plagada de los nombres de siempre: políticos que tanto postulan al Congreso, como al Gobierno Regional, como al club del barrio o a la Apafa del colegio de sus hijos, y que en ninguno de los cargos que han ocupado han salido bien parados. Estas encuestas dudosas no han demorado mucho en comenzar a servir un menú bastante rancio.

Respaldados por estas pseudo encuestas, personajillos que han desprestigiado la política son los primeros en asomar las narices cuando un proceso electoral se aproxima o, como en la actualidad, es apenas una probabilidad. El efecto es desastroso. Por un lado, reafirma la creencia que tienen muchos de que en política ya todo está podrido y que no hay remedio; por el otro, desalienta a cualquiera que quisiera atreverse a presentar una opción renovada porque de ingreso ya se encuentra con los viejos rostros de la corrupción. Lo peor de todo es que, sin esas pseudo encuestas, los personajillos de marras no tendrían ninguna opción.

PUEDES VER:  Un canto feminista

Es muy importante que los ciudadanos y en especial los jóvenes no se dejen llevar por lo que dicen estas pseudo encuestadoras porque no se sabe qué oscuros intereses se estén negociando por debajo de la mesa y, de hecho, están muy lejos de representar a una opinión pública que, hasta es posible, ni exista.

(Rancio, publicado en Correo Arequipa)

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE