De antisistema a “fujitroll”

Trocha urbana Paola Donaire Cisneros

En las pasadas elecciones, los votantes arequipeños tuvieron que elegir entre un triste abanico de candidatos con méritos desconocidos o famosos deméritos. Al final, el ganador fue alguien con aparentes problemas alcohólicos y tres denuncias por violación sexual. ¿Se podía esperar un gran desempeño? Pues, si bien la esperanza es lo último que se pierde, en este caso no ha demorado mucho en esfumarse.

antisistema

Los que vieron en Elmer Cáceres Llica a un líder antisistema deben ser los más desolados, pues el gobernador ha terminado ridiculizando todo discurso reivindicatorio. En el caso Tía María, lo que debió ser sólida oposición y firmeza lo convirtió en intransigencia y necedad, situación que ha jugado en contra de los intereses del valle de Tambo. Peor aún, en la crisis política que condujo a la disolución constitucional del Congreso, Cáceres se convirtió en una destemplada caja de resonancia del discurso fujialanista. Al peor estilo de bartras y becerriles, el “antisistema” resultó ser defensor del statu quo.

Pero, si bien la política no es lo suyo, la gestión lo es menos. Faltando poco más de dos meses para terminar el año, el Gobierno Regional de Arequipa solo ha ejecutado el 34% de su presupuesto anual de inversiones. Hasta ahora, solo se han inaugurado obras que inició la gestión anterior, sin contar que la Variante de Uchumayo sigue sin funcionar, pese a que Cáceres la inauguró con bombos y platillos en agosto.

PUEDES VER:  Un canto feminista

Lamentablemente, la única respuesta del gobernador hacia las críticas es la victimización y el insulto. Alguien debería avisarle que la campaña electoral terminó hace un año.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE