Los leones y el cóndor

Columnista invitado Helard Fuentes Pastor

¿Qué clase de ciudadanos somos? Primero nos horrorizamos porque varios sectores se sumaron a un paro general en solidaridad con los agricultores del valle de Tambo, donde más de uno gritó: salvajes, indios y rojetes. Y ahora nos escandalizamos porque el Gobierno Regional ha tenido la «brillante idea» de reemplazar al «León del Sur» por el «Cóndor andino». Entonces, la misma gente que pretendía apaciguar la ciudad se siente castrada, indignada, porque retiraron su emblema revolucionario.

cóndor

Al margen de dicha reflexión, el tema es puntual y podemos analizarlo desde dos aspectos. El primero, obviamente, sobre la partida presupuestal que implica la realización de aquella obra teniendo en consideración otras prioridades como salud y educación. Así ingresamos al terreno de la inversión y gestión pública; pero, ¡ojo, pestaña y ceja! No es ni será el único caso, recordemos que también tenemos a un león sosteniendo un libro en el parque próximo al Hospital Edmundo Escomel en Paucarpata, que hasta el día de hoy no le encuentro sentido y pienso que fue un malgasto como el Rocoto Relleno y la chicha en el óvalo de la vía de acceso al puente Chilina.

El segundo punto, tiene que ver con la representación simbólica en el espacio público y las impresiones que genera en la población. Se presenta la ofensa, el agravio, porque los leones que daban la bienvenida –inaugurados durante la gestión de Juan Manuel Guillén Benavides– han sido reemplazados por un «cóndor» que para muchos solo debe caracterizar al Colca, y acaso no se ufana Arequipa de su majestuoso cañón que forma parte de la ruta turística y promoción de nuestra región.

¡Hay discusiones que están de más! Lo del león guarda cierta relación con lo castizo y colonial, pero su puntal se sostiene en el «carácter revolucionario» que aparece en los imaginarios sociales como un elemento de la arequipeñidad; no obstante, el «cóndor» debería ocupar un lugar preferente entre dichos símbolos porque es una de las riquezas naturales más genuinas que debemos proteger.

En consecuencia, ¿Qué… si es león o si es cóndor? No puede ser Arequipa simplemente, integral, y en función de ello, pensar en las prioridades que necesita nuestra región, por ejemplo, el equipamiento inmediato de los hospitales y mejorar la infraestructura de los colegios, que la anterior gestión dejó a medias. No está mal realizar un monumento –las ciudades están colmadas de aquellos y algunos son extraordinarios– pero sí es desatinado cuando nos urge desarrollar proyectos de mayor envergadura. Reneguemos de eso, y no, porque aparece un cóndor en lugar de dos leones.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE