Razones de Sunedu para negar licencia a Universidad Ciencias de la Salud

Con esta disposición de la Sunedu, la UCS se convierte en la primera universidad de Arequipa con una solicitud de licenciamiento institucional denegada.

Local Avatar

El Consejo Directivo de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), denegó la solicitud de licenciamiento institucional de la Universidad Ciencias de la Salud (UCS), en Arequipa. Inicialmente fue por no pasar la revisión documentaria, por lo que la casa de estudios solicitó un Plan de Adecuación; sin embargo, no logró demostrar la subsanación de las deficiencias.

sunedu

Con esta disposición de la Sunedu, la UCS se convierte en la primera universidad de Arequipa con una solicitud de licenciamiento institucional denegada.

La universidad deberá cancelar de inmediato la convocatoria para admisión de nuevos ingresantes bajo cualquier modalidad. Y tendrá que cesar sus actividades académicas en un plazo no mayor a dos años, contados a partir del próximo semestre.

El proceso de licenciamiento institucional requiere la aprobación de 44 indicadores distribuidos en ocho Condiciones Básicas de Calidad (CBC). La UCS, según la resolución emitida por la SUNEDU, ha incumplido con 21 indicadores.

Principales incumplimientos de la UCS en Arequipa

  • Sus instrumentos de planificación no permiten asegurar el cumplimiento de sus objetivos institucionales y académicos. 
  • El área responsable de la gestión de la calidad no cumple con su propósito, lo cual no asegura la sostenibilidad de la mejora continua de la calidad educativa. 
  • La universidad no identifica ni evalúa los riesgos asociados a las actividades que se desarrollan en sus laboratorios y talleres vinculados a los programas académicos, poniendo en riesgo la seguridad de quienes hagan uso de ellos.
  • Durante la evaluación no se pudo corroborar el desarrollo sostenido de investigación. No existen políticas de investigación formativa, tampoco mecanismos y procedimientos para la evaluación, seguimiento y monitoreo de sus fondos concursales de investigación.
  • Sus órganos de investigación no se encuentra claramente definidos y algunas de sus instancias no evidencian un funcionamiento efectivo. Adicionalmente, la universidad no posee docentes CTI-Vitae que evidencien una conducta responsable en la investigación.
  • La universidad evidenció, en el periodo 2017-2018, limitaciones para garantizar que sus proyectos de investigación sean seleccionados y aprobados bajo estándares de rigurosidad e imparcialidad, propios de la actividad investigadora.
  • No cuenta con el porcentaje mínimo exigido de docentes a tiempo completo y tampoco cuenta con docentes ordinarios. Asimismo, no demostró una efectiva regulación de sus procesos de selección, evaluación de desempeño y renovación docente.
  • No cuenta con personal para garantizar la disponibilidad y continuidad de los servicios complementarios de la formación y del servicio educativo universitario (tópico, sociales, psicopedagógicos, culturales y de seguridad y vigilancia). 
  • La casa de estudios carecía de mecanismos para identificar las características laborales y académicas de sus estudiantes y egresados, lo que impedía realizar un diagnóstico de sus necesidades y de su situación.

Sostenibilidad financiera 

  • En base al análisis de la información presentada por la misma universidad a la Superintendencia, se concluyó que la universidad no asegura contar con una adecuada gestión que garantice la sostenibilidad financiera que le permita cumplir las CBC, ni en el mediano ni largo plazo.
  • La Sunedu identificó que la UCS mantuvo problemas de liquidez en el periodo 2015-2017, siendo el ratio de disponibilidad inmediata cero (0) en los años 2016 y 2017. 
  • Asimismo, la universidad no generó flujos de efectivo por actividades de operación en tres de los cuatro años analizados. La operatividad de la universidad dependió totalmente de aportes y préstamos de los accionistas que representaron el 50% de sus ingresos de efectivo.
  • La UCS tuvo resultados acumulados negativos a junio 2019 que produjeron una reducción patrimonial del 65%; sin embargo, los aumentos de capital evitaron que el patrimonio alcanzara valores negativos. La universidad no logró generar los recursos propios necesarios para cumplir con sus obligaciones de corto ni mediano plazo.
  • La proyección de los Estados Financieros 2019-2023 no presentaron un sustento técnico que los respalde. Asimismo, el avance de ventas operativas al 30 de junio de 2019 demostró un cumplimiento de las proyecciones 2019, solo al 30%. Por eso se concluyó que las proyecciones no serían factibles de cumplir. 

Sobre la UCS y el proceso de licenciamiento

Esta universidad inició sus actividades en 2010 mediante la autorización provisional del extinto Consejo Nacional para la Autorización y Funcionamiento de Universidades (Conafu). Tiene su única sede ubicada en la zona de Umacollo, en Arequipa.

Actualmente, la UCS tiene una población de 390 alumnos de pregrado y una plana de 55 docentes. Ofrece solo dos programas de pregrado, enfermería y obstetricia; hasta la fecha cuenta con 104 alumnos graduados de la institución.

En octubre del 2016 la universidad presentó su solicitud de licenciamiento institucional, sin embargo, no pudo superar la primera etapa que consiste en la revisión documentaria, tras este resultado desfavorable, la UCS solicitó a la Sunedu un plan de Adecuación.

Este Plan de Adecuación no es otra cosa que un documento donde se indican detalladamente los plazos, las acciones y el presupuesto necesario que la universidad comprometía para subsanar las observaciones que le realizaron.

Según Sunedu, tras la presentación de este Plan de Adecuación de la UCS, no se cumplió con las metas establecidas, por ende, el Consejo Directivo decidió denegar el licenciamiento. Esta decisión fue comunicada a la UCS mediante un oficio con fecha 16 de octubre del presente año.

Con la solicitud denegada, la universidad deberá, en los próximos dos años, facilitar el traslado externo de sus alumnos a universidades con carreras similares y afines y con la licencia aprobada. Los alumnos que estén por graduarse durante estos dos años, tendrán la oportunidad de hacerlo sin que sus grados y títulos sean desconocidos.

¿Otra oportunidad?

Sin embargo, tras consultar con una especialista de la Sunedu, indicó que aún existe una oportunidad para la universidad, que deberá presentar en los próximos 15 días un Recurso de Reconsideración si lo ve por conveniente.

Con esta acción, el Consejo Directivo tendrá en adelante 30 días para resolver el pedido, indicando si se admite o no a trámite. De no ser aceptado, la especialista indicó que la vía legal podría ser otra opción, tal como sucedió con el caso de Telesup.

El Búho acudió al local de la universidad para obtener las declaraciones de las autoridades pero no quisieron pronunciarse al respecto. Quienes sí se reunieron a tocar el tema fue la población estudiantil que hasta el cierre de esta nota continúa en reunión. Ellos analizan las medidas que podrían tomar debido a que aún no tienen ningún comunicado oficial de parte de la universidad.

Por su parte, la Sunedu inició sus charlas informativas desde las 8:30 hasta las 16:30 de este jueves para padres de familia y estudiantes de la universidad. Allí se les indica cuáles serían las opciones que tienen para que este cierre no perjudique sus estudios.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstragram y YouTube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE