Purita verdad, un poema de Mary Vásquez Góngora

Columnista invitado Jorge Rendón Vásquez

Visito Arequipa por algunos días. Al caer a noche del 30 de octubre, los miles de pequeños taxis se abren paso lentamente. En la plaza de Santa Marta, una multitud grita, bajo la pálida luz de las farolas: “agua sí, mina no”, un sentimiento que emerge también a los rostros de las mujeres y los hombres que se apretujan en las veredas y los pasajes comerciales. Hablo con la nueva, y ya antigua, voz poética de esta ciudad, Mary Vásquez Góngora, y le pido una explicación con la mirada. Me responde, entregándome un poema suyo escrito hace algún tiempo. Lo leo en seguida. Es una simbiosis del culteranismo practicado por su remoto pariente Luis de Góngora y el conceptismo de Francisco de Quevedo, y más que eso, una imprecación de volcán en actividad, o con más propiedad aún, una expresión del espíritu de las gentes que protestan en las calles.

He aquí ese poema.

¡Qué horror horror!

qué virulentos

los congresistas

ínfulas tienen

de ser virtuosos

es reprochable

cómo traicionan

a los votantes

son los corruptos

decorativos

les causa gozo

llenar la bolsa

la faltriquera

con plata y oro sí

holgazaneando

virtuosos plenos

de la palabra

locuaces loros

de mal agüero

puercos taimados

de leyes nada

soluciones cero

zancadillear

eso sí saben

los pacotillas

¡Qué horror horror!

qué virulentos

los congresistas

ínfulas tienen

de ser virtuosos

allá en la calle

atraco y muerte

poco se aprende

en las escuelas

poco se aprende

salud y muerte

van de la mano

colmillo blanco

muerde que muerde

mata que mata

por eso pongo

cero más cero

al que legisla

cero a la izquierda

al ladronzuelo

pérfido el hombre

es un botija

le importa un bledo

que las sesiones

váyanse a pique

¡Qué horror horror!

qué virulentos

los congresistas

ínfulas tienen

de ser virtuosos

hablan mentiras

como verdades

y el pueblo triste

mudo se queda

los ojos vueltos

una advertencia

no nos traguemos

más sus mentiras

son candidatos

oportunistas

aquí una idea

el vómito negro

de nuestra parte

bien les caería

así de simple

¡ah me olvidaba!

las cucarachas

las sanguijuelas

ya se aprobaron

la re relección

¡Qué horror horror!

qué virulentos

los congresistas

ínfulas tienen

de ser virtuosos

saber es bueno

hay dos jefazos

rostros de araña

son dos parásitos

corrompen matan

los susodichos

tienen guardado

mucho sencillo

en las empresas

en los night clubs

exacto exacto

les cuento quedo

a un congresista

perro lo llaman

del hortelano

pitbull de raza

rabia que rabia

barbita cana

cara de perro

ladra que ladra

no hay esperanza

nos almorzamos

el papel triste

de congresistas 

analfabetos

los congresistas

sin asesores

nada que hacer

ni la O redonda

pobres votantes

¡Qué horror horror!

qué virulentos

los congresistas

ínfulas tienen

de ser virtuosos

(Poema de Mary Vásquez)

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE