2019, el año del cerdo, así transcurrió en el Perú

Según la astrología china, el año que pasó está gobernado por el cerdo, animal al que se asocia con una actitud materialista y terca. En el plano de la realidad, en cambio, el año ha marcado varios hitos en la lucha contra lo corrupción. La cantidad de sucesos que tienen que ver con la acción de la justicia sobre personajes poderosos, ha sido histórica.

Análisis El Búho

Difícilmente se repetirá en la historia del país, la sucesión de hechos asombrosos que ocurrieron en tan solo un año, el 2019. Aunque no es garantía de nada, esta serie de golpes a la corrupción enquistada en la clase política, podría ser el inicio de algo, de un convencimiento colectivo de no desandar el camino.

año 2019

Pero incluso cuando los fiscales del equipo especial Lava Jato parecen haberse consolidado como símbolos de esta pelea, los afectados por su labor no se han quedado de brazos cruzados. Abogados como Abanto y Giuliana Loza, operadores como el ahora candidato Juan Maelo y su grupo denominado “La Resistencia”; y el bloque de exparlamentarios de Fuerza Popular y el APRA, despliegan toda su artillería contra ellos. Tocará a la ciudadanía mantenerse vigilante contra posibles rebrotes del manejo antojadizo de instituciones como el Poder Judicial y el Parlamento, con fines non sanctos.

Expresidentes, presuntos implicados

El año fue especialmente fructífero en el señalamiento de pruebas contra los seis últimos mandatarios: Alberto Fujimori volvió a prisión tras descubrirse la farsa del indulto otorgado por PPK; Alan García se pegó un tiro antes de ser detenido, aparentemente acosado por su propia consciencia y el convencimiento de que, si daba con sus huesos en la cárcel, permanecería allí por mucho tiempo. Esta fue la noticia más impactante de la primera parte del año y las repercusiones políticas persisten hasta hoy. La principal: la división puesta de manifiesto en el Partido Aprista donde un sector reivindica la memoria de Alan García, y otro la denosta.

Por su parte, Alejandro Toledo, quien había logrado salir del Perú antes de que se expidiera la orden de detención preventiva, cayó en Estados Unidos con dinero en efectivo y papeles que hacen presumir sus intenciones de refugiarse en Israel. Los testimonios de su examigo y hoy colaborador eficaz, Joseph Maimann fueron letales para él. La extradición, ahora, es cuestión de pocos meses.

Ollanta Humala exhibe su falta de carácter y las declaraciones del ex hombre fuerte de Odebrecht, Jorge Barata, lo han terminado de hundir, junto a su esposa, Eliane Karp. Los analistas dan por descontado su retorno a prisión. Y Pedro Pablo Kuczynski tiene arresto domiciliario, con impedimento de salida del país. Dada su avanzada edad, es probable que su situación no varíe en largo tiempo, mientras su esposa vive en Estados Unidos y no tiene intenciones de retornar al país.

Cierre del Congreso

Veintisiete años después del inconstitucional cierre del Congreso efectuado por Alberto Fujimori, el presidente Martín Vizcarra resolvió cerrar el Congreso el 30 de setiembre, luego de negársele la confianza solicitada por su primer ministro, en dos ocasiones. Mucho se ha discutido y se discutirá sobre la constitucionalidad y las circunstancias específicas de la medida. Lo real, sin embargo, es que la población lo apoyó mayoritariamente, lo que se reflejó en una disparada de 30 puntos en su popularidad, tras lo ocurrido.

En cambio, la escasa aceptación popular de los congresistas que fueron del disuelto Congreso alcanzó niveles históricos y se graficó con el cono lanzado por un ciudadano contra el excongresista Tubino, en plena calle.

en el Congreso

La gran figura de aquella jornada fue, además de Vizcarra, el presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, hoy presidenciable, quien prácticamente entro a empellones al hemiciclo y forzó con su presencia la posibilidad de plantear la cuestión de confianza, como lo hizo, en medio del aplauso general.

Prisiones preventivas

También fue el año de los fallos de prisión preventiva. Luego del internamiento de Keiko Fujimori, a finales del 2018, le siguieron en cadena figuras como la exalcaldesa Susana Villarán, el expresidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, el exsecretario de Palacio y amigo de Alan García, Luis Nava. Lo que se suma a la captura del sentenciado exgobernador regional del Callao, Félix Moreno, entre otros vinculados al caso Lava Jato.

De acuerdo a los últimos testimonios de ejecutivos de Odebrecht, también recibieron dinero para sus campañas políticas, el exalcalde de Lima, Luis Castañedo Lossio, el líder aprista Luis Alva Castro

Pero sin duda, la prisión y liberación más importante fue la de Keiko Fujimori quien, en algunas horas, podría volver a prisión por otros 36 meses si se accede al pedido del fiscal especial, José Domingo Pérez.

año 2019

La caída del Congreso, donde su agrupación Fuerza Popular tenía mayoría, le ha restado mucho poder, pese a que el Tribunal Constitucional donde tiene al menos tres aliados, consiguió un voto más para concederle la libertad en noviembre.

A eso se suma las últimas revelaciones sobre los aportes dinerarios recibidos para sus campañas, por un conjunto de empresarios peruanos que lo hicieron de manera subrepticia y la confirmación de los aportantes falsos, también entre empresarios limeños, lo que complica extremadamente su situación. El monto que habría ingresado a sus cuentas personales, suma cerca de una decena de millones de dólares.

Arequipa y Latinoamérica

En nuestra ciudad, también hubo sentencias: contra el alcalde provincial Omar Candia, a prisión efectiva, aunque el fallo está en apelación; para Alfredo Zegarra, con prisión suspendida y reglas de conducta y al expresidente regional, Juan Manuel Guillén, una menor por la contaminación de la quebrada de Añashuayco. Además, este año, se vienen más juicios, entre ellos, el llamado caso de Los Correcaminos del Sur, donde está comprometida la exgobernadora regional, Yamila Osorio.

año 2019

Por último, en Latinoamérica, una sucesión que parecía sincronizada de protestas en las calles, desnudó al supuesto éxito económico de varios países. Además, da luces de un despertar democrático, tanto contra gobiernos de derecha como de izquierda. Lo más sorprendente, sin embargo, fue lo ocurrido en Chile, con la explosión de un descontento descomunal, que aún no termina de manifestarse. Ocurrió después de las protestas en Ecuador y Bolivia y antes de las de Colombia. Argentina, Brasil y Venezuela, también están lejos del silencio. Algo digno de estudiarse en los próximos años. Mientras el Perú, para sorpresa de muchos, con todos nuestros escándalos, fue el país más pacífico en el año que pasó.

La versión impresa de esta nota fue publicada en la Edición N° 72 de El Búho, la Revista

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE