Túneles de desinfección: ¿Son realmente peligrosos y dañinos para la salud?

Las cabinas de desinfección como medida de contingencia contra el coronavirus no están aprobadas por el MINSA y podrían aumentar el riesgo de diseminar el virus en vez de eliminarlo

Nacional Avatar

Túneles y cabinas de desinfección como medida de contingencia contra el coronavirus, ha sido adoptada por numerosas municipalidades en todo el país. En redes sociales, decenas de ingenieros han publicado sus ingeniosas ideas de cabinas y túneles desinfectantes. Muchas municipalidades distritales, sin dudarlo, han puesto estas cabinas en las entradas de los mercados para que todo ciudadano pase por ahí antes de realizar sus compras.

Sin embargo, el MINSA se ha pronunciado en contra de estas acciones. No existe evidencia científica de que los túneles desinfectantes sean efectivos o impidan la transmisión del virus; es más, advierten que las soluciones químicas que usan esos túneles, podrían ser dañinas para la salud. E incluso, aumentar el riesgo de dispersión del coronavirus.

En opinión del director ejecutivo de la Dirección de Control y Vigilancia de la Digesa, biólogo Elmer Quichiz Romero, la ciencia aún no ha demostrado la efectividad de estos túneles desinfectantes; tampoco se conoce con certeza los agentes químicos que expiden y en qué concentración.

Reafirma que para toda desinfección contra el coronavirus lo mejor es realizar limpieza constante y exhaustiva en cualquier superficie inerte (mesas, pisos, estantes, autos). Más no sobre la persona, ya que para ello existen productos de aseo o antisépticos con su respectivo registro sanitario.

Túneles de desinfección, soluciones altamente perjudiciales

Ante el aviso habría que preguntarse, antes de ingresar a algún túnel de desinfección, cual es la solución química que desprende. Las únicas sustancias aptas para la eliminación del virus son: El hipoclorito de sodio, el alcohol etílico y el agua oxigenada. Y en concentraciones determinadas

«Pero si estos túneles rocían alcohol, ello puede resultar irritante para la persona; si expulsan lejía, entonces tendría un efecto corrosivo. Y en caso de que expidan amonio cuaternario, que es un componente químico de uso hospitalario, podrían dañar la piel o los ojos. Ahora, el sistema aspersor con los que cuentan estos túneles podría favorecer la diseminación de agentes infecciosos» .

Elmer Quichiz Romero – director ejecutivo de la Dirección de Control y Vigilancia de la Digesa

Así, estas mezclas químicas son altamente dañinas para la salud, por lo que hay que evitarlas, ya sea para los túneles, como para la limpieza del hogar.

El experto no desmerece el trabajo y las ganas de apoyar de quienes crearon los túneles de desinfección, pero recomienda alentar más bien al constante lavado de manos y la limpieza del calzado.

«Si se quiere apoyar en la desinfección en lugares públicos, lo mejor es empezar por los zapatos. Se pueden colocar paños húmedos con lejía o soluciones con hipoclorito en tinas o canaletas en el ingreso de los mercados, de manera que las personas pisen allí e ingresen sin el virus en las suelas de sus zapatos”

Elmer Quichiz Romero – director ejecutivo de la Dirección de Control y Vigilancia de la Digesa

El Minsa propone que sería beneficioso facilitar el uso de gel de manos y lavaderos, así como controlar el aforo en espacios concurridos.


Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE