Arequipa: radiografía de la realidad hospitalaria que desnudó el coronavirus

El COVID ha expuesto el verdadero estado del sistema de salud. La disponibilidad de camas hospitalarias es de apenas 1,500 para más de un millón y medio de habitantes. Y solo hay un médico por cada mil habitantes. El escenario puede empeorar con la pandemia

Local Avatar

Un mes y medio después de iniciar la cuarentena, Arequipa lidera el listado de regiones del Sur con mayor número de contagios, superando los 1200 casos positivos. También registra la mayor cantidad de muertes, con 30 personas fallecidas a consecuencia del coronavirus. De acuerdo al análisis del Ministerio de Salud, el índice de letalidad es de 1.89%, por debajo del promedio nacional.

Las siguientes dos semanas serán críticas, porque se prevé un incremento de contagios de Covid-19. Un sector de la población retomará sus actividades como parte del plan de reactivación económica, para recuperar los meses perdidos por la suspensión impuesta. En este escenario, el sistema de salud podría atravesar su momento más crucial al enfrentarse a un aumento de pacientes que puede empeorar su situación.

Las autoridades se han apresurado a incrementar la oferta de salud, debido a que los hospitales han comenzado a desbordarse. De las 35 camas UCI que se habían puesto a disposición solo estaban disponibles menos de 10 hasta la semana pasada, es decir, menos de una por cada 100 mil habitantes. La preocupación se centra también en la falta de ventiladores mecánicos para los pacientes más graves. La Gerencia de Salud tiene problemas para adquirir 20 aspiradores. Según explicó el gobernador Elmer Cáceres Llica, el proveedor habría entregado estos equipos al Minsa, sin respetar el contrato que firmaron antes con ellos. Mientras tanto, esperan el retorno desde Lima de otros 14 equipos que estaban inoperativos.

La oferta sanitaria antes de la pandemia

El sistema de salud en el país está categorizado en tres niveles: hospitales de alta complejidad o nivel III, hospitales con servicios básicos y centros de salud, los más pequeños. Arequipa dispone de cuatro hospitales de tercer nivel: tres pertenecen al Ministerio de Salud, pero son administrados por el Gobierno Regional (Honorio Delgado Espinoza, Goyeneche e Instituto Regional de Neoplásicas del Sur); y uno a Essalud (Carlos Alberto Seguín Escobedo).

A eso se suman los siete hospitales de nivel II: Majes, Aplao y Camaná del Minsa; y Yanahuara, Edmundo Escomel, Samuel Pastor y Manuel de Torres Muñoz de Essalud. Sin embargo, nunca han sido suficientes para cubrir la demanda de los pacientes.

El informe de Susalud, de 2017, señala que Arequipa tiene disponible por lo menos mil 500 camas hospitalarias, repartidas entre los nosocomios del Minsa y Essalud, para atender a una población de más de un millón y medio de habitantes. Es decir una por cada mil habitantes.

Si de recursos humanos se trata, el sector Salud cuenta con 4 mil 176 trabajadores prestando servicio en los nosocomios y centros de salud. El gerente de Salud, Leonardo Chirinos, señaló que existía un déficit de 2 mil 500 profesionales, antes que la pandemia se hiciera presente.

“Nosotros tenemos requerimientos de profesionales de la salud, incluyendo médicos, antes de esta pandemia, estaban superando los 2 mil 500 para toda la región. Ahora tenemos 4 mil 176 trabajadores de la salud, de los cuales alrededor de mil son médicos, pero esa cantidad no es suficiente, hacen falta especialistas. Ya se ha hecho un requerimiento a los directores de los hospitales para conocer con cuantos trabajadores de la salud contamos”, indicó.

En la último decenio, no hubo un crecimiento significativo en el presupuesto del sector Salud. El Gobierno Regional de Arequipa disponía en promedio apenas un 4% de su gasto para la Gerencia de Salud. Los hospitales Goyeneche y Honorio Delgado tampoco tuvieron una buena ejecución, llegando a gastar a veces un 80% de lo asignado. Apenas disponían de una poca cantidad para contratar más médicos o comprar suministros.

El sistema de salud en Arequipa
Infografía: El Búho

Los tres hospitales inoperativos de Arequipa

Debido a la insuficiencia de recursos, se planeó hace seis años construir tres hospitales adicionales en provincias, para ayudar a descongestionar el Honorio Delgado y Goyeneche. Los nosocomios de Chala, Cotahuasi y Camaná, que iban a atender a una población de 230 mil habitantes, llevan más de dos años paralizados, debido a arbitrajes que entablaron los consorcios contra el Gobierno Regional. La institución no puede ni siquiera tomar posesión de ellos, por las medidas cautelares dictadas en medio de los procesos. La región invirtió más de 180 millones de soles en estos tres nosocomios que hoy son elefantes blancos.

Hospitales paralizados de Arequipa

Al no estar operativos estos establecimientos, los pacientes contagiados de provincias deberán padecer el traslado hasta Arequipa, para recibir atención médica. El servicio se ha centralizado en el Honorio Delgado y el hospital Carlos Alberto Seguín Escobedo de Essalud. Esto generó que algunos pacientes no puedan recibir atención a tiempo. Así, lamentablemente, fallecen a las pocas horas de haber ingresado a los hospitales de contención.

Déficit de profesionales en sector

El decano del Colegio Médico de Arequipa, Javier Gutierrez, señaló que a lo largo de los años el sector fue desatendido y hoy, en medio la pandemia, el problema se ha visibilizado. Las gestiones no invirtieron en ampliar los servicios.

Por décadas, los hospitales han tenido que lidiar con la falta de profesionales, suministros y equipos. Una prueba de ese abandono, fue cuando un grupo de médicos del hospital Goyeneche se vio obligado a realizar polladas para comprar equipos médicos. Este nosocomio fue declarado en emergencia el año pasado debido a que su centro quirúrgico había colapsado. Y esa misma situación se repitió poco después con el hospital regional.

“Existen médicos que se les contrata por recibos por honorarios en lugar de contratos de servicios (CAS). No tienen acceso a un seguro o bonos de trabajo (…) A pesar que el Gobierno Nacional estableció la contratación bajo este régimen, algunos médicos renunciaron porque ciertos directores los querían contratar solo por recibos”, expresó el decano de los médicos.

Un problema que enfrenta la región en estos momentos, es la falta de especialistas. Las recientes convocatorias para contratar personal altamente calificado han quedado desiertas debido a que no hay especialistas. Los médicos intensivistas que se requieren para la atención de pacientes críticos apenas logran cubrir el servicio durante las 24 horas.

Laiza Mercado, médico intensivista del hospital Honorio Delgado, manifestó que solo hay 5 especialistas, la cantidad necesaria para atender las 13 camas UCI habilitadas recientemente. Indicó que para ampliar la atención al doble se requiere contar con al menos 10 galenos o, de lo contrario, las camas no podrían ingresar en operatividad. Manifestó que, para asegurar el servicio, se pidió a la dirección asignar médicos de otros servicios y no correr el riesgo de dejar desatendidos a los pacientes.

El manejo de la pandemia en Arequipa

Desde un principio, la gestión de Elmer Cáceres Llica no tuvo reflejos suficientes para liderar la lucha contra el coronavirus. A más de 50 días del Estado de Emergencia, la región apenas gastó el 33% del presupuesto transferido (10 millones 243 mil) para combatir la pandemia.

El monto se ha invertido para construir un ambiente para la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Covid-19 Honorio Delgado. En este lugar se cuenta con 13 camas UCI, y se prevé que el resto de camas que tiene el hospital pasen a ser utilizados por pacientes contagiados. A la fecha, ya se dispone con aproximadamente 100 camas en el segundo piso. También se ha implementado un Centro de Aislamiento con 100 camas disponibles para pacientes positivos, asintomáticos o con síntomas leves, en Cerro Juli.

En cuanto a personal, se han contratado a 167 profesionales de la salud, entre médicos, enfermeras y técnicos; y se calcula que otros 100 ingresen en los siguientes días. No obstante, los 30 puestos ofrecidos para médicos especializados no han sido cubiertos, sobre todo, los de médicos intensivistas. Así las cosas, la presión de los médicos va en aumento y solo esperan que la respuesta del sistema sea el suficiente y no se repitan escenas que ya se viven las regiones del norte.

Este tipo de artículos no sería posible sin las contribuciones que nuestros lectores hacen para promover el buen periodismo. Si te gusta nuestro contenido, apóyanos para seguir mejorando. Dona aquí.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE