Una región asolada por el infierno en forma de virus, donde la muerte se ha vuelto fácil

Lambayeque vencida por un enemigo invisible

Con un índice de letalidad es de 9.29%, sus muertos son enterrados como se puede y sin las mínimas medidas de seguridad sanitarias. Muy parecida en población y composición a Arequipa, es una de las regiones más golpeadas del Perú, que nos muestra un escenario posible en nuestro futuro, que debemos tratar de evitar

La Revista

Al cierre de esta nota habían fallecido ya 542 personas, mientras los  infectados bordean los 6 mil. Su letalidad es solo superada por Piura que  tiene menos muertos y Lima es la única que la supera en números. Para sus  autoridades, la situación se tornó inmanejable.

El contagio se concentra en tres distritos (Chiclayo, Ferreñafe, José Leonardo Ortíz), pero la enfermedad ha alcanzado, además de médicos y enfermeras, a fiscales, bomberos y educadores. Este colapso ha  normalizado hechos como tener que lidiar diariamente con pacientes que  han muerto afuera del hospital o en sus casas, ver cuerpos en bolsas en  diversos ambientes de los hospitales que no han sido recogidos, protestas del personal de salud, renuncias de autoridades y hasta motines  penitenciarios….

Lea el artículo completo descargando la Edición Digital de este número aquí

 

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE