Puno: profesora viaja kilómetros para enseñar alumnos sin internet

Una maestra viaja kilómetros para enseñar a sus alumnos cuyos padres no cuentan con teléfonos de alta gama para mandar videos o fotos

Mural Avatar

En Puno, Juliaca, vive la profesora Eliana Mamani Miranda. Ella es maestra de inicial de la IEI Milliraya. El pequeño jardín de infantes está ubicado en una comunidad alejada de la provincia de Huancané. Es la única maestra en el local y tiene a su cargo a 13 niños entre 3, 4 y 5 años.

Cuando inició el estado de emergencia, las clases virtuales se constituyeron en la única opción para evitar que los niños pierdan labores. En esta comunidad, no todos los padres tienen celulares de gama alta para mandar fotos, vídeos y mucho menos cuentan con Internet. Por lo tanto, la comunicación entre la docente y sus niños era deficiente.

Puno: profesora viaja kilometros
Fotografía: Andina

Ella llama todos los días a los padres de sus alumnos. Pero normalmente no contestan el teléfono celular. A pesar de la insistencia, no logra comunicarse con todos. Por ese motivo, decidió visitar personalmente a sus niños para verificar si estaban aprendiendo.

“Yo estuve preocupada por saber si los niños estaban aprendiendo o no, por eso fui a visitarlos. Cuando llamo a los papás, no me contestan el teléfono”

Eliana Mamani Miranda – profesora

Por el tiempo máximo de una hora, Eliana debe enseñar a sus niños a pintar, colorear, etc. También debe seguir inculcándoles los hábitos de higiene para evitar enfermedades como el Covid.

Puno y otros departamentos con comunidades olvidadas

Al igual que cientos de comunidades, Milliraya es uno de los poblados peruanos que se encuentra en precariedad. Sin teléfonos de alta gama, tablets, computadoras, televisores, muchos padres han tirado la toalla en la Educación de sus niños este año.

«Estamos ayudando a nuestros hijos, escuchando en radio el programa Aprendo en Casa; la maestra nos visita para ver si estamos apoyándolo”

Héctor Lino Hilasaca, presidente de la Asociación de Padres de Familia

La profesora siente preocupación por los niños en esta emergencia. Y aunque sus visitas son solo una vez por semana, su educación es personalizada, con lo que demuestra verdadera pasión por lo que hace.

Subscribe to our newsletter!

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE