En tiempos de coronavirus, la religión se mudó de los templos al celular

Las iglesias de Perú se adaptan a los tiempos usando la tecnología, sin perder la esperanza de reabrir sus templos. La Fe 2.0 ha llegado

Informe Avatar
Fe en tiempos de pandemia coronavirus

El aislamiento social puso en jaque a todas las actividades que impliquen aglomeraciones de personas. Los afectados por la medida corresponden a sectores diversos que abarcan desde cines y discotecas hasta actividades deportivas. Y también a las iglesias.

El ejercicio de la fe va ligado a la celebración de ritos y cultos, muchos de los cuales se hacen en comunidad. La mayoría de credos demandan ceremonias colectivas oficiadas por miembros de sus respectivos cleros, que exigen rendir tributo a una deidad con cierta regularidad. Sin embargo, la expansión del coronavirus a nivel mundial hizo inviables estas prácticas. Y Perú no es la excepción.

En los más de 77 días que llevamos en emergencia sanitaria, los lugares de culto acatan la cuarentena. Iglesias, templos, sinagogas y mezquitas permanecen desiertas, a la espera de una “nueva normalidad” que no augura un escenario prometedor para la religión.

En ausencia de vacunas o fármacos específicos para el coronavirus, las reuniones quedan proscritas. Sin la posibilidad de reunirse presencialmente, la tecnología se ha convertido en el mejor aliado de la fe. Al menos en estos tiempos de pandemia.

publicidad

Fe 2.0

Durante años estuvo muy mal visto seguir misas por radio o televisión. El catecismo católico considera como pecado grave el inasistir a las celebraciones deliberadamente, exceptuando a las personas con impedimentos graves. Es un enfoque que se repite en la mayoría de religiones.

El coronavirus ha obligado a flexibilizar estos preceptos. Pues si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña; y ahora lo hace por Facebook Live.

Las redes sociales y plataformas de comunicación se han convertido en el mejor aliado de la fe. Ahora las misas se celebran por Facebook y la formación religiosa se imparte por Zoom. Una nueva normalidad que se impone, pero que sorprende a cada credo en condiciones distintas.

PUEDES VER:  Arequipa: Reniec reiniciará atención al público, aquí nuevos requisitos para trámites

Las que llegaron con mayor avance fueron las distintas iglesias evangélicas. Mucho más dinámicas que sus contrapartes tradicionales, aceptaron con anticipación a las redes sociales y las convirtieron en un canal más para captar adeptos y difundir sus cultos.

Coronavirus en arequipa iglesias

Los domingos transmiten sus celebraciones por Facebook y YouTube. Mientras que los martes y jueves pasan a Zoom para la enseñanza de doctrina religiosa y estudios bíblicos. Pero también usan estas plataformas para captar adeptos y hasta realizar campañas evangelísticas virtuales.

Su estrategia también comprende el uso de medios más tradicionales. En la provincia disponen, a dedicación exclusiva, de seis estaciones de radio y dos señales televisivas; sin contar los espacios que contratan en medios de comunicación de la ciudad. Así lo confirmó Ricardo Medina, ex regidor provincial e integrante de las iglesias evangélicas en Arequipa.

Coronavirus en arequipa iglesias

Aunque llega con menos ímpetu, la Iglesia Católica se acomoda, a su ritmo, al escenario vigente. Las 75 parroquias de Arequipa tienen presencia en redes y en ellas difunden sus misas. La edad de los sacerdotes no es problema. Algunos recurren a la asesoría de jóvenes de su comunidad, o piden asistencia al Arzobispado de Arequipa.

Tampoco se han descuidado las labores de oración y formación, refiere el encargado de la Oficina de Comunicaciones del Arzobispado, Sarko Medina. Las salas de Zoom y Google Meet acogen charlas, rezos del rosario y hasta retiros espirituales. 

PUEDES VER:  Arequipa: casi 100 mil personas se han recuperado del coronavirus

Repunte y regreso de iglesias

El filósofo y teólogo danés Soren Kierkegaard postulaba que la fe es el antídoto de la desesperación. Las distintas religiones pueden dar testimonio de ello. 

A la par que aumenta la incertidumbre, producto de la pandemia, también lo hacen las cifras de fanpages y canales religiosos. El fenómeno es global. Los participantes en misas virtuales de comunidades católicas en Reino Unido triplicaron el número de participantes presenciales.

En Arequipa, la misa que se transmitió desde el Santuario de Chapi tuvo un alcance superior al millón de personas. Un nuevo fervor que se refleja en cifras de audiencia en vivo y centenares de intenciones para las misas. 

Las comunidades evangélicas también viven el auge. Las distintas fanpages hasta duplicaron su número de Me gusta, lo mismo que los espectadores de sus celebraciones. 

Sin embargo, el auge virtual no hace que abandonen el anhelo de reabrir los templos. El inicio de la reactivación económica alentó a las iglesias a preparar sus propios protocolos, a la espera de una eventual reapertura.

Las comunidades evangélicas están en elaboración de la propuesta. Recogerán las tendencias sanitarias vigentes, e implementarán lavamanos y pediluvios a los ingresos; reemplazarán bancas por sillas, reducirán la duración de los servicios y aumentarán la cantidad de turnos. Lo más drástico se verá en su aforo, que de 200 asistentes pasará a solo 40.

Coronavirus en arequipa iglesias

La Iglesia Católica también se prepara. De dos misas en los domingos se pasaría a unas cinco. Esto para favorecer el distanciamiento mediante la reducción de su asistencia máxima permitida. Empero, advierten que “tarde o temprano los templos se van a abrir”.

PUEDES VER:  Arequipa: Corte de servicio eléctrico en dos distritos este viernes 18

¿Apocalipsis ahora?

El contexto actual no tiene la misma lectura en todos los credos. Para algunos creyentes de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal (la fe que se profesa en el Frepap) vivimos las primeras señales del final de los tiempos.

Su análisis lo realizan en base al libro del Apocalipsis, que pone fin a la Biblia y que ellos interpretan como la profecía del final de los tiempos. En el texto se anuncian siete plagas que atacarán a la humanidad. Para Flaubert Ataucuri, ex candidato al Gobierno Regional y líder israelita, el coronavirus es una de ellas. 

Sin embargo, la perspectiva de un inminente armagedón no los asusta, aunque sí afecta la solemnidad de sus ritos. Quedaron imposibilitados de realizar sus reposos sabatinos y participar en las fiestas de Jehová. Una directiva nacional del enigmático Jonás Ataucusi, líder espiritual y político de los israelitas, suspendió todas sus celebraciones a nivel nacional. Menos en sus comunidad en Pucallpa e Iquitos, asentadas en el corazón de la selva amazónica.

Aunque no acogen la celebración de sus ritos por redes sociales, sí las aprovechan para sus labores formativas, tanto políticas como religiosas. En esta semana participarán de capacitaciones para militantes, además de promoción empresarial y política. Lo harán por Zoom y Messenger. Ni las señales apocalípticas detienen la militancia frepapista.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstragram y YouTube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE