Ansiedad, depresión y estrés: el deterioro de la salud mental en Arequipa

La mayoría de casos son ataques de ansiedad y el rango de edad que ha sido más afectado es de 30 a 50 años. Violencia familiar y suicidios, han sido sus consecuencias

Informe Avatar

Mientras los reportes del Comando Regional Covid publican a diario cifras que superan a las del día anterior, gran parte de la población sufre de trastornos psicológicos. La salud mental ha pasado a segundo plano por las urgencias, pero no debe ser descuidada, opinan los especialistas.

la salud mental en arequipa

De manera remota, la Geresa atendió entre 300 a 500 casos de ciudadanos que han presentado algún problema mental debido al confinamiento, relata el coordinador general de salud mental de la Gerencia regional de Salud, Helbert Jiménez. Pero admite que es insuficiente.

La ansiedad es el principal factor, según lo reporta el último informe que se realizó del 3 de mayo al 23 de junio, en 8 de los 10 centros de salud mental comunitarios de la región. En ellos se registraron más de 6 mil atenciones.

atenciones salud mental

Jiménez dice que luego se debe pasar a una etapa de terapias a distancia. Pero no hay un programa planificado para este etapa.

“En el manejo de la pandemia se ha detectado dos partes, en una parte están los problemas psicosociales, por ejemplo, la incertidumbre, estrés o ansiedad. Esos problemas se convierten a algo físico como dolor de cabeza o cintura. Y eso se llama enfermedades de carácter mental. A partir de ese momento nuestra intervención al paciente, debe ser una terapia y un seguimiento, dependiendo de la gravedad del caso”.

Helbert Jimenez – coordinador general de salud mental de la Gerencia regional de Salud

La salud mental afectada por cuadros de ansiedad

El decano de psicólogos de Arequipa-Moquegua, Carlos Solís, refiere que hasta el momento han atendido más de 300 llamadas de atención psicológica en lo que va de la pandemia. Todas ellas relacionadas con ataques de ansiedad y depresión.

“Nuestra población sigue pasando por problemas de una marcada ansiedad, depresión y estrés. Son los tres grandes problemas que ha traído como consecuencia la pandemia. Sobre todo, en personas adultas, entre los 30 a 50 años, un 85% de los casos se debió a ansiedad”

Carlos Solís decano del colegio de psicologos Arequipa-Moquegua

Una de las medidas de respuesta ha sido habilitar números de ayuda psicológica donde se pueda llamar de manera gratuita. Cerca de 50 números de distintas psicólogos han sido habilitados.

Nos comunicamos con una de los profesionales de la salud de la lista publicada y nos confirmó esta situación. Ella recuerda que ha tenido que atender a policías que temían por su vida y la de sus seres queridos. Y mujeres que tenían problemas con sus parejas.

*El total de casos datos incluyen las llamadas a líneas de Atención Psicológica Gratuita (LAPsG) y por Líneas de Atención de Convivencia Saludable (LACS)
Fuente: Colegio de Psicólogos Arequipa-Moquegua

Violencia y suicidios

Algo grave que menciona Solís es que la población aún no ha internalizado la situación en la que nos encontramos y, por tanto, no ha hecho suyo el mensaje que viene dando el Gobierno. Por eso el comportamiento de escepticismo en muchas personas; y es que el especialista en salud mental cree que, si bien el gobierno ha reaccionado de manera veloz en potenciar el sistema de salud, no hubo una correcta intervención en atender la salud mental; y probablemente las consecuencias se muestren de manera drástica en el futuro.

En lo que va de la pandemia, se han hecho públicos dos suicidios en Arequipa. Muertes que se produjeron en el ya conocido puente Chilina. Uno de ellos incluso escribió una carta donde explicaba la situación que afrontaba.

“La vida hasta antes de la pandemia era muy hermosa pero con la pandemia todo cambió. Muy difícil, no se puede trabajar, tienes que usar mascarilla, tienes que andar con alcohol, no puedes andar libre

salud mental

Solís dice que estas personas no tuvieron la  tolerancia suficiente para manejar la frustración que implica afrontar una crisis sanitaria mundial. En tanto la investigación de la Policía atribuye estos actos a la desesperación por falta de dinero y de atención médica. Por eso insisten en reforzar las políticas del cuidado que merece la salud mental en estos tiempos complicados.

Otro problema que preocupa a los profesionales en salud mental es la violencia familiar. No son novedad las denuncias de colectivos feministas y de derechos humanos que reportan casos de maltrato físico y psicológico en asenso. Ante ello, la psicóloga Lisha Galagarsa, docente de la Universidad Católica San Pablo y funcionaria en el Ministerio Público, manifestó que, si bien esta pandemia ha servido para que las familias se reencuentren, para otra parte de las familias arequipeñas esta convivencia forzada ha exteriorizado emociones negativas que han sido mal manejadas.

“Hay familias que sí se han encontrado y han vuelto a conocerse, pero también vemos otras realidades. La pérdida de trabajo ha generado altos niveles de estrés y si eso se une a vivir en una convivencia permanente; en muchos casos se han presentado casos de explosión mental. La violencia familiar y violaciones sexuales intrafamiliares han ido incrementado drásticamente».

Lisha Galagarsa – psicóloga, docente e la UCSP y perito forense del Ministerio Público

Un estudio que se realizó las últimas semanas, arrojó resultados que demuestran que las preocupaciones más fuertes que percibe la población son las relaciones intrafamiliares y la salud.

Así, la unidad médico legal de la Fiscalía de Arequipa realizó l40 entrevistas médicas víctimas de abuso sexual, la mayoría intrafamiliar. Y 163 atenciones por maltrato psicológico, solamente entre mayo y julio.

«Sabemos que en la situación de la cuarentena muchas víctimas no han podido denunciar. Los casos más frecuentes que se ven son ancianos que han perdido su trabajo y que reciben maltrato por sus hijos. Padres que no pueden con sus niños. Consumo de alcohol excesivo. Mujeres que también se han quedado sin trabajo y se han visto obligadas a depender de la pareja».

Lisha Galagarsa – psicóloga, docente de la UCSP y perito forense del Ministerio Público

En este último punto refiere que una mujer, al depender de su pareja, está expuesta al estrés de la convivencia que ha generado maltrato con frases como:


«Yo aporto, tú no haces nada» «Yo te mantengo» «Comes gracias a mí»

Qué se está haciendo

Todos los especialistas que se mencionaron en este reportaje coinciden que el problema más frecuente es el miedo al contagio que puede desarrollar hipocondría. Por ello se sigue trabajando en concientizar a la población a llevar una convivencia saludable, por el bien de su propia salud.

Por parte del Colegio de Psicólogos de Arequipa-Moquegua ya han afianzado sus relaciones con el Comando Covid de Arequipa, habilitando una lista de números para atención psicológica. Además, el colegio ha formado dos equipos: el primero son las líneas de atención psicológica y la línea de convivencia saludable.

Lo que ellos sugieren al gobierno y al Minsa es que funcionen los centros de salud mental comunitario para identificar de mejor manera los casos y así mejorar en su respuesta para un tratamiento y seguimiento adecuado. Los especialistas advierten que esta situación no va a detenerse pronto y, por tanto, se debe actuar con previsión.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE