Contrato antisocial

Trocha urbana Paola Donaire Cisneros

Si no existiera Estado, no tendríamos que pagar impuestos ni cumplir leyes; pero, tampoco existirían mínimos servicios de seguridad, salud o educación. Cualquiera podría entrar en nuestras casas, tomar nuestras pertenencias, nuestras vidas, y no existiría ninguna instancia a la cual recurrir. Imperaría la ley del más fuerte. Aunque, en algunas instancias pareciera que ya estuviéramos en una situación así; lo cierto es que aún tenemos un Estado, aunque bastante debilitado. Pero, ¿qué es el Estado?

contrato antisocial

Jean-Jacques Rousseau, en “El contrato social”, explica que el Estado surge, porque el ser humano, para poder convivir en sociedad, necesitó organizarse y designar autoridades que garanticen sus derechos. Pero, para que el Estado pueda funcionar, explica Rousseau, el individuo tiene que ceder algunas libertades. Entonces, las personas renuncian al derecho a “hacer lo que les dé la gana”, a cambio de tener seguridad en la protección de otros derechos, como la vida, la propiedad, la salud, etc.

PUEDES VER:  Autoridades de Arequipa se pronuncian sobre la moción de vacancia presidencial

Hoy en día, el debilitamiento del Estado – por ineficiencia, incapacidad y corrupción históricas-, sumado a la crisis pandémica, ha provocado que muchos se nieguen a renunciar a sus derechos y caprichos individuales, pues sienten que nada le deben al Estado. Así, tenemos a miles de personas que se niegan a cumplir medidas sanitarias, con protestas de por medio, pese a los riesgos que ello representa para toda la comunidad. En otras palabras, nos asomamos a la definición textual de barbarie.

Ahora bien, ¿podrían los individuos responder de otra manera?, ¿seguir acatando las leyes en busca del bien común? Considero que sí; lamentablemente, el individualismo es el instinto primario del ser humano.

publicidad

«Contrato social», fue publicado en Correo Arequipa

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE