Fantasías conspirativas

Trocha urbana Paola Donaire Cisneros
noticias falsas

Los peruanos navegan en internet un 42% más que antes de la cuarentena, según Osiptel. Así, en aislamiento social, son millones de personas que dependen de la red para informarse, trabajar, estudiar, abastecerse de comida o medicamentos, lo cual se convierte en un espacio apetecible, no solo para negocios formales, sino para todo tipo de intereses turbios, ya sean comerciales o políticos, aunque al final terminen siendo lo mismo. Es así como, Internet, que no era seguro antes de la pandemia, se convierte en un mercado de riesgos, en donde nos encontramos con noticias falsas al por mayor y discusiones al menudeo. Todo esto termina alimentando la amenaza ya existente de un virus mortal.

Entre todas la informaciones falsas y tendenciosa que circula en Internet sobre el coronavirus, destacan las teorías de conspiración que, en un inicio, hablaban de un plan de exterminio planetario -antenas 5G incluidas-, y que ahora pasan por la etapa del dióxido de cloro, un brebaje interespacial que lo cura todo y que “las grandes farmacéuticas no quieren que sepas”.  El aislamiento, el miedo y la incertidumbre que propicia la actual crisis nos hace presa fácil de estas teorías. Más que nunca, necesitamos creer que somos las víctimas de una historia intrincada y que alguien vendrá a salvarnos. La fantasía es refugio de la realidad.

Lamentablemente, la realidad no se doblega ante los deseos, aunque los anuncios comerciales digan lo contrario. Y, mientras sigamos creyendo en conspiraciones, no nos haremos cargo de nuestra responsabilidad por lo que sucede y nuestra obligación por encontrar una solución.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE