Arequipa: condenan a 24 años de cárcel a proxeneta que prostituyó a menores

Juzgado Colegiado de Arequipa determinó que Fidel Suárez Quispe pague una reparación civil de 20 mil soles a las agraviadas

Judicial
Arequipa: condenan a 24 años de cárcel a proxeneta que prostituyó a menores
Sentenciado cumplirá prisión en el penal de varones de Arequipa. Foto: Referencial

La Corte de Justicia de Arequipa ha condenado a 24 años de cárcel a Fidel Ángel Suárez Quispe por el delito de trata de personas agravado. También se le impuso pagar una reparación civil de 20 mil soles a favor de las agraviadas. Asimismo, se le prohibió realizar actividades que involucren el cuidado de niños y adolescentes.

Suárez Quispe fue llevado a la justicia tras la sindicación de dos menores de edad, de 14 y 15 años. Ellas lo señalaron como el responsable que las obligó a mantener relaciones sexuales con hombres que eran contactados mediante las redes sociales. El caso se descubrió el 16 de abril del año pasado, cuando Suárez apuñaló a la menor de 14 años por negarse a entregarle el dinero de un “cliente”.

De acuerdo a la investigación fiscal, el sentenciado enamoró a la menor y se la llevó a vivir a su vivienda, para luego obligarla a ejercer la prostitución. Para ello, empleó las redes sociales como Facebook, Whatssap y Messenger para concertar citas con varones a cambio de sumas de dinero. Por cada encuentro que concretaba la menor, él cobraba entre 150 y 300 soles.

Explotación sexual a menores en Arequipa

La fiscalía ha sostenido que la menor de 14 años también sufrió graves agresiones físicas mientras estuvo con Suárez Quispe. En una ocasión le cortó con un objeto punzo cortante debido a que no le habían pagado por un servicio. También sufrió maltratos por sacarle las contraseñas de sus cuentas de Facebook. Tras estos hechos, la menor tuvo que escapar subiéndose a un taxi, cuyo conductor la llevó a una comisaría y luego a un hospital.

Respecto a la menor de 15 años, la fiscalía ha sostenido que el sentenciado la captó a través de una amiga. A ella le propuso trabajar en una mina de Secocha o Corire como dama de compañía. La víctima se encargaría de beber con clientes e incluso mantener relaciones sexuales recibiendo como pago entre 100 y 150 soles. Según el relato de la menor, él había llegado a amenazarla.

El fiscal Renzo Chire, del despacho contra el crimen organizado de Arequipa, ha sostenido que el agresor se aprovechó de la condición de vulnerabilidad en que se encontraban las adolescentes. En ambos casos, provenían de hogares fracturados, sin la presencia de los padres y reiteradas fugas del domicilio.

El Búho, síguenos también en todas nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE