Anécdotas históricas: Leguía y Fernandini

"No supo para quién trabajó Leguía… y hoy nadie sabe por qué se llama Fernandini la más larga y sinuosa vía (que´l puent´ifierro y Sachaca por siempre uniría"

Historia El Búho

Así como en estos primeros meses del año 2017 (en que escribo estas líneas) es un quebradero de cabeza el salir o entrar a Arequipa por la Variante de Uchumayo, que está sufriendo una enésima remodelación por los trabajos improvisados, ineficientes y tal vez corruptos que hicieron allí los gobiernos regionales, allá por el año de 1930, la población de la ciudad de Arequipa estaba incomunicada con Sachaca, Tiabaya y otras poblaciones de la´utra banda porque el puente de Tingo estaba en una enésima remodelación, reconstrucción y reforzamiento.

En realidad casi todos los años de aquellos tiempos, el bendito puente de Tingo se averiaba por las entradas del Chili en la época de lluvias y las autoridades municipales de entonces se encargaban de hacerlo arreglar en el resto del año en que no llovía… para que güelta se volviera a caer.

En ese juego de nunca acabar, se averió el puente de Tingo en los primeros meses de 1930 y como quedó fuera de servicio haciendo pasar la marimorena a los peatones para chimbar el Chili por ´ande seya, y a los automovilistas los dejó con los crespos hechos porque de ninguna manera podían pasar el puente averiado, el chillantito (nuevecito) Prefecto de Arequipa don Federico Fernandini, que fue nombrado por el Presidente Leguía como su hombre fuerte en Arequipa el 20 de enero de 1930 y desde Lima llegó a nuestra ciudad en los primeros días de febrero de ese año, se propuso solucionar ese problema de circulación como su primera obra de importancia.

De primera intención recorrió Tingo, Sachaca y Tiabaya y conversó con sus vecinos más distinguidos buscando una solución permanente y…la encontró: hacer una carretera desde el puent´i´fierro hasta la placita de Sachaca. Como ya le di en otra primicia y anécdota de Texao por el puent´i´fierro comenzaron a pasar automóviles desde 1926. De inmediato pusieron manos a la obra, Fernandini desde la Prefectura mandó a algunos soldados y los vecinos de Sachaca y Tiabaya y sus peones tiraron pichana…y, a las pocas semanas, El Pueblo se refirió al asunto: “El nuevo camino a Sachaca está muy adelantado y en magníficas condiciones. En la mañana de hoy el Prefecto del Departamento a cuya iniciativa y entusiasmo se deben los trabajos de construcción del nuevo 2 camino carretero que unirá Arequipa, Sachaca y Tiabaya utilizando el Puente Bolívar hizo una visita a esa importante obra.

En esta inspección fue acompañado por el Subprefecto Sr. Daniel Zapatel. Se han construido cerca de 2 kilómetros partiendo de la Plaza de Sachaca hasta el Estanque de Tristán de donde partirá un ramal para empalmar con el Puente Bolívar. El camino hasta hoy construido tiene seis metros de ancho y es completamente plano y limpio de baches y agujeros. Las autoridades y vecinos de Tiabaya iniciarán también su parte de camino que haga desembocar la nueva ruta en el camino llamado de Arancota; y así llegar a Tiabaya con toda facilidad.

Las autoridades de Sachaca, Alcalde Sr. Francisco Valdivia, Gobernador Sr. Augusto Valencia, todos los miembros del Concejo y vecinos notables merecen el más caluroso aplauso por la forma tan decidida y eficaz como han secundado los buenos propósitos del Sr. Fernandini para levantar la incomunicación en que han estado los pueblos referidos con ocasión de las últimas avenidas del Chili.

Los hermanos Meza han contribuido con buenas extensiones de terreno y además han tomado a su cargo la construcción de muros de la parte expropiada de sus chacras haciendo factible el empeño del Prefecto”. (El Pueblo 27 de Marzo de 1930). Desde que se construía, esta carretera se conocía como “la Fernandini”. Y hasta hoy en día, por fuerza de la costumbre, lleva el nombre de Avenida Fernandini, la que tal vez sea la más larga y sinuosa de nuestra ciudad; toda vez que la ciudá ha creci´u tanto que ha convertido a la carretera en una avenida urbana.

Como nadie sabe para quién trabaja, después de la revolución de Arequipa del 22 de agosto de 1930; del Presidente Leguía en nuestra ciudad no quedó ni polvo. Se destrozaron e incendiaron sus retratos, placas con su nombre, se le cambió nombre a las avenidas, calles y plazuelas Leguía; y así con los nombres, retratos y cargos de sus más cercanos colaboradores…menos el de don Federico; el de Federico Fernandini, leguiísta que fue nombrado por el Presidente Leguía como su hombre fuerte en Arequipa y que como Prefecto fue también defenestrado por el golpe que un grupo de políticos arequipeños y Sánchez Cerro le dio a Leguía.

Fernandini, por tener esta iniciativa y apoyar su materialización en los pocos meses que ocupó la Prefectura de Arequipa; y por la fuerza de la costumbre ha perennizado su nombre. Ahora, mi querido lector, por Texao sabe usted, con pelos y señales, por qué se llama Fernandini esa importante vía.

(En las citas textuales de esta obra se respeta la ortografía de los originales)

Juan Guillermo Carpio Muñoz

Texao. Arequipa y Mostajo. La Historia de un Pueblo y un Hombre

Tomo VII. Págs. 1 – 2.

Subscribe to our newsletter!

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

También puedes ver

No se encontraron resultados

Una respuesta a “Anécdotas históricas: Leguía y Fernandini”

  1. Avatar Calinse dice:

    Interesante, una muy buena iniciativa, dar a conocer hechos que poco a poco se estan perdiendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE