Reactiva y su relación con los pollos

"Reactiva será supervisada en cualquier momento y no es de libre disposición. Se me indica específicamente en que lo puedo utilizar"

Columnista invitado Armando Espino
Reactiva

Reactiva Perú es un programa de 60 mil millones de soles en créditos otorgados por Entidades Financieras (bancos, cajas, etc) a empresas de todos los rubros,  bajo términos especiales definidos por Ley y Reglamentos. Fundamentalmente como capital de trabajo para mantener la cadena de pagos y responder a trabajadores y proveedores durante la pandemia del COVID 19. Los bajos intereses (entre 1 y 1.7%) se lograron por la garantía que otorga el Estado (entre 80 a 98% del crédito).

Alguna prensa, comentaristas y, peor si son empresarios; han interpretado que el dinero es un regalo del estado  y que “garantía estatal” es sinónimo de “perro muerto” empresarial, dando como resultado el que la deuda se pague del dinero de todos los peruanos. Analogía al bono universal o el retiro de la ONP pero a favor de los que “más tienen”.

Como empresario, cuando decidí solicitar el préstamo, tuve que firmar un contrato. Este indica que, a diferencia de otros préstamos, Reactiva será supervisada en cualquier momento y no es de libre disposición. Se me indica específicamente en que lo puedo utilizar. Debo pagarlo dentro de los siguientes 4 años. Con interés bajo, es cierto, pero con expectativa económica incierta respecto a si mi negocio podrá recuperar ese dinero.
Si se contraviene las condiciones, el Banco puede dar por concluido el periodo de préstamo y adelantar su cobranza. Utilizando todos los recursos que tiene para ejecutar la deuda, porque si  no lo hiciera, el garante Estado, no va a cubrir la garantía. Y si no logro pagar las cuotas en su momento, el proceso de cobranza será igual de exigente.

Es verdad, si  el Banco no logra  cobrar la deuda, sera el Estado quien reponga el monto garantizado pero no en dinero contante y sonante; sino con valores que solo pueden utilizarse en operaciones con el BCR, como nuevos créditos, subastas y operaciones interbancarias. Es decir, el billete privado que colocaron los bancos no será devuelto como efectivo sino que se gestionará dentro del sistema.

Como beneficiario debo ser muy cauto en el uso del dinero. Estoy recibiendo el equivalente a tres meses de mis ventas, cuando tuve cerrado el negocio por cuatro o más meses. Además de salarios y liquidaciones y  pagos a proveedores; podre hacer mejoras que permitan mantenerme funcionando. Y me obligo a no retirar utilidades durante el periodo que dure el crédito. (pienso devolverlo lo mas antes posible).
¿Tendré consecuencias si no pago? Si. Primero sufriré la ejecución del Banco. Y si el Estado cubre mi deuda, retornara a cobrarme con igual rigidez o más que el Banco.No hay escapatoria.

Pensar como consumidor, que el empresario solicitante del préstamo ya calculó anticipadamente que no lo va a pagar, es un error. Tener una empresa,  desarrollar y operarla, no se sacrifica por solo el promedio de ventas de tres meses. ¿Habrá empresas que no paguen? Si; las que a pesar de Reactiva, no puedan sobrevivir. Y tendrán que pasar por el doloroso proceso de liquidación, que significa siempre pérdida de patrimonio de los propietarios o inversionistas.

El resultado de Reactiva es visible diariamente. Solo con ver las colas de compradores de pollo o asistentes a los centros comerciales. Ha permitido sobrevivir a más del 70% de las empresas afectadas por la crisis Covid. Solo esperemos que haya sido suficiente y que las condiciones sanitarias no sean peores en los siguientes meses. A partir de Julio 2021 se tendrán que empezar a honrar los pagos. Esperemos que se den las circunstancias positivas para ello. Para bien de todos.  

Fuentes: Ley, Reglamento y Contrato del Crédito Reactiva Perú.

Subscribe to our newsletter!

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE