Vacunas rusa Sputnik V y estadounidense Johnson & Johnson llegarían a Perú

Ministra de Relaciones Exteriores dio detalles de los avances de compra de más vacunas contra la COVID-19 también con la alemana CureVac

Nacional Avatar

El Gobierno se encuentra «en negociaciones muy avanzadas» con el laboratorio estadounidense Johnson & Johnson, el instituto ruso Gamaleya (conocida como Sputnik-V), además de tener recientes conversaciones con la biofarmacéutica alemana CureVac.

Así lo reveló la ministra de Relaciones Exteriores, Elizabeth Astete, precisando que «hay una larga lista para tener una canasta de vacunas». Pese a esto, la ministra reconoció que, en general, este tipo de negociaciones para lograr la compra de vacunas contra la COVID-19 son «complejas».

Astete explicó además que, la mayoría de las vacunas que recibirá el Perú por parte de la iniciativa Covax Facility (13 millones de dosis) son de los laboratorios Astrazeneca y Johnson & Johnson. Esto se sumará a las más de 14 millones gestionadas directamente con Astrazeneca, así como otro lote del laboratorio Sinopharm (38 millones).

La Canciller reveló a RPP que, tras recibir el acuerdo definitivo con Pfizer, asesores jurídicos encontraron «motivos suficientemente importantes para que no se pudiera avanzar»; no obstante, precisó que las conversaciones con este laboratorio se mantienen.

Vacuna Pfizer tenía términos de responsabilidad para el Estado

Sobre el caso con Pfizer, recordó que el Gobierno anterior firmó en setiembre un acuerdo de confidencialidad. Se tenía previsto que en octubre se firme el acuerdo de compra definitivo, lo cual no ocurrió. Tras el cambio de Gobierno, el 23 de noviembre el Ejecutivo recibió el contrato final que envió el laboratorio para ser revisado y firmado una semana después.

La ministra mencionó que en estos días se decidió crear un subgrupo de asesores jurídicos de los ministerios involucrados en la firma del contrato con Pfizer, quienes analizaron «todos los términos que tienen que ver con responsabilidades del Estado». Sin entrar en detalles, Astete reconoció que «se encontraron dificultades serias».

«Lo único que puedo decir es que han sido motivos suficientemente importantes para que no se pudiera avanzar y esto no es un tema solamente de la Cancillería. El sector de Economía ha sido uno de los más claros en señalar los problemas», relató.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE