Miserias

Picotazos El Búho

Así titula una sección del hasta ahora bien ponderado semanario Hildebrandt en sus Trece, que bien podría aplicarse a uno de sus columnistas. Pese a que hace algún tiempo ya no sorprende la ligereza de la publicación a la hora de hacer afirmaciones; sí sorprende el grado de tolerancia en sus páginas a la misoginia en su peor expresión.

Víctor Hurtado Oviedo se llama el perpetrador de una colección de insultos y descalificaciones hacia las feministas; escudándose en una retórica artificiosa y una argumentación supuestamente racional o ilustrada que, en realidad, disimula mal algún trauma psicológico del nombrado.

El escritor peruano, hoy convertido en ciudadano costarricense, dedica su columna en el semanario de Hildebrandt casi en exclusiva a combatir lo que él considera privilegios que quieren lograr las feministas, a costa de la igualdad de derechos. Según él, estas demandas dejan desprotegidos a los varones frente a la angurria de poder de las mujeres, incluyendo las madres. A ellas las califica de «vivazas», cuando obligan al progenitor de sus hijos (no deseados) «a mantenerlas a ellas y a los vástagos», convirtiéndolo en un esclavo económico de por vida.

Este grado de barbaridad, plasmada en blanco y negro, obviamente cuenta con la anuencia del director, coincidentemente señalado también por su machismo indisimulado; lo que a su vez coincide con una época de decadencia del semanario, que pareciera haber sustituido el rigor periodístico por las fobias personales, disfrazadas de ilustración Neanderthal.

Lástima que así termine uno de los ídolos del periodismo de varias generaciones de jóvenes.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE