Arequipa: el drama de la falta de camas en el hospital Goyeneche

El centenario hospital se encuentra contra las cuerdas. Los servicios se encuentran rebasando de pacientes y ya no disponen de camas para hospitalizarlos. Mientras que el personal médico se siente burlado por el abandono de sus autoridades.

Informe Avatar
Arequipa: el drama de la falta de camas en el hospital Goyeneche
Pacientes descansan en pasillos ante alta demanda de servicios médicos en el hospital Goyeneche, en Arequipa. Foto: El Búho

En el centenario hospital de Arequipa la lucha por conseguir una cama de hospitalización es dramática. Por ejemplo, Rosa Coaguila esperó casi todo el día por una cama para su progenitor que ingresó de emergencia al hospital Goyeneche la noche anterior.

Su padre, de más de 60 años, sufrió un atropello recibiendo varios golpes en el cuerpo. Cuando lo trajeron al hospital tuvo que esperar varias horas en una camilla fuera del área de Emergencia. Un trabajador les había indicado que antes de ingresar Antonio debía ir a triaje para que le hagan la prueba de que no tenía covid. Solo así lo podían atender. Después de tener los resultados en la mano buscaron atención médica. Pero al ingresar se encontraron con pacientes esperando incluso en los pasillos. El médico le dijo a Rosa que tenían que hospitalizarlo, pero que no había camas.

Después de pasar la noche en una camilla, recién en la mañana le consiguieron una. Rosa tuvo suerte, pero no sucedió lo mismo con una familia que al otro extremo de la puerta también rogaba una cama mientras su pariente enfermo esperaba dentro de la ambulancia. “Qué podemos hacer si no hay más camas”, les contestó el médico cuando fueron a buscarlo hasta su oficina. El nosocomio hace semanas atrás que no dispone de camas libres para hospitalizar a pacientes, las 352 camas que disponen están saturadas.

El hospital Goyeneche, con 109 años de funcionamiento, se encuentra abarrotado de pacientes un miércoles por la tarde. El lunes y martes el escenario era mucho peor señalaron los propios médicos, quienes se encuentran muy preocupados por la numerosa cantidad de enfermos que llegan a diario al nosocomio. El Goyeneche es el único hospital del Minsa que atiende a pacientes no padecen de covid-19. A los otros pacientes que requieren de una operación quirúrgica, tratamientos contra el cáncer, terapias para el VIH, exámenes para la diabetes, hipertensión y otros males. La interrupción de actividades del hospital regional de Arequipa, Honorio Delgado, ha agravado la crisis sanitaria al transferirles todas sus atenciones y dejándolos sin respuesta, al borde de un colapso.

En el recorrido que realizamos varios pacientes se quejaron por la falta de atención oportuna. Tienen que esperar horas para conseguir que los reciban, formar largas filas para adquirir medicinas, realizar exámenes en el laboratorio o incluso deben regresar nuevamente para conseguir que los atiendan. Los enfermos con cáncer aguardan bajo una carpa para ser atendidos por el personal médico.  Las consultas en Oncología se han reducido a la mitad ya que no se dispone de adecuados ambientes para recibir a más pacientes. En este servicio, se ha contagiado médicos y enfermeras de covid-19 por atenderlos.

Pacientes no covid en Arequipa

Las atenciones que se brinda son únicamente casos de emergencia, pero llegan pacientes que no necesariamente presentan esta condición. El hospital Goyeneche se ha convertido en el único hospital de referencia para los otros pacientes en Arequipa. Algunos incluso vienen por dolores abdominales agudos que fácilmente pueden ser atendidos en los centros de salud. “Hay una mala cultura al momento de buscar atención médica”, indica el médico Gonzalo Castañeda.

Pacientes antes de recibir atención son sometidos a pruebas de descarte de covid-19. Foto: El Búho

El hospital ha cuadruplicado sus atenciones. La sobredemanda alcanza hasta 300 atenciones diarias en el área de triaje. Los médicos indicaron que apenas les entregan 25 pruebas rápidas para hacer descartes de covid-19 en casos urgentes, los demás pacientes son sometidos a pruebas moleculares cuyos resultados demoran hasta tres días en darse. Esto los obliga a tener que volver nuevamente para que los atiendan.

El servicio de emergencia colapsó hace rato. Castañeda indicó que anteriormente se recibían entre 60 y 70 pacientes en 12 horas, ahora las atenciones alcanzan entre 120 y 180. A pesar de que en cada área se aumentaron camas estas son insuficientes. Además, la misma infraestructura no permite ampliar más la oferta, tampoco se cuenta con el personal especializado.

En el servicio de Medicina el drama se repite. Se cuenta apenas con 53 camas, 30 para varones y 23 para mujeres. Todas están actualmente ocupadas. “Si un paciente sale de alta a las 2 o 3 horas esa cama ya está ocupada”, expresa el galeno.

En el servicio de Cirugía tampoco hay mejoría. La directora del nosocomio, Mitha Oporto, manifestó que se dejaron de programar operaciones quirúrgicas, lo que resulta difícil saber cuántas operaciones están embalsadas. Aunque a diario se realizan unas 20 intervenciones de diferente tipo. De igual forma, la Unidad de Cuidados Intensivos llegó a su tope. Las 22 camas disponibles se encuentran con pacientes.

La Gerencia de Salud de Arequipa dispuso el año pasado que los 4 establecimiento nivel I-4 que tiene la ciudad pasen a atender los partos. Sin embargo, la cantidad de madres gestantes ha rebasado su capacidad. El año pasado el promedio mensual de nacimientos subió a 229 y 364, cuando antes de la pandemia llegaba a 180. Se integraron seis camas UCI para neonatos y dos ventiladores ante la alta demanda.

Las áreas de farmacia y laboratorio también se encuentran rebasadas. El médico Leonardo Chirinos señaló que llegan a realizar hasta mil atenciones al día, tres veces más de lo que atendían tras la pandemia. “Pasamos pericias para atender. A veces no tenemos reactivos y hasta cierto punto hay que estar mendigando a Logística para que nos compren”, mencionó. El servicio ha hecho convenios con privados para que puedan venderles insumos a bajos precios.

“Laboratorio y Farmacia son desde hace años la cenicienta del hospital. A pesar que son los servicios que generan ingresos para el nosocomio las autoridades poco se han preocupado en mejorarlo”, sostuvo Chirinos.

El médico ginecólogo, Carlos Caracela, indicó que el nosocomio hace mucho que se encuentra en crisis y la pandemia ha acentuado más su agonía. Han pasado tres gobiernos regionales prometiendo la construcción de una nueva infraestructura, pero solamente se presentan maquetas. La falta de compromiso de las autoridades mantiene en el abandono al nosocomio y los perjudicados son el personal médico y la población.

La atención virtual ha sido positivo para los pacientes que por muchos meses habían dejado de acudir a una cita médica. Sin embargo, se requiere que haya mayor difusión de los servicios para que la gente pueda acceder a ellos. Asimismo, mejorar algunos protocolos en caso un paciente requiere ser atendido de emergencia.

El personal del hospital siente que es una burla que los llamen héroes cuando las autoridades no se preocupan en atender las necesidades de este nosocomio. El Goyeneche requiere de más profesionales médicos y mejores condiciones para poder desempeñarse adecuadamente.  Sin embargo, no hay quien los escuche y solo les toca afrontar esta crisis en silencio.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE