“Después de pasar la noche en una camilla, recién en la mañana le consiguieron una cama. Rosa tuvo suerte, pero no sucedió lo mismo con otra familia”

El colapso del hospital Goyeneche

El centenario hospital Goyeneche se encuentra contra las cuerdas. Los servicios se encuentran rebasando de pacientes y ya no disponen de camas para hospitalizarlos. Mientras que el personal médico se siente burlado por el abandono de sus autoridades.

La Revista Avatar

Rosa Coaguila sigue esperando que algún médico le informe sobre la condición de su padre pasado toda la mañana que ingresó de emergencia al hospital Goyeneche la noche anterior. Se ha apostado en el pasillo, junto a su tía, mirando hacia la habitación donde se encuentra su progenitor. Lleva puesta mascarilla, bata azul, un gorro en la cabeza y una bolsa en las manos. Una enfermera sale tan apresurada que ni tiempo le da para preguntar por don Antonio.

Su padre, de más de 60 años, sufrió un atropello recibiendo varios golpes en el cuerpo. Cuando lo trajeron al hospital tuvo que esperar varias horas en una camilla fuera del área de Emergencia. Un trabajador les había indicado que antes de ingresar Antonio debía ir a triaje para que le hagan la prueba de que no tenía covid. Solo así lo podían atender. Después de tener los resultados en la mano buscaron atención médica.

Pero al ingresar se encontraron con pacientes esperando incluso en los
pasillos. El médico le dijo a Rosa que tenían que hospitalizarlo, pero que no había camas. Después de pasar la noche en una camilla, recién en la mañana le consiguieron una …

…Lea el artículo completo descargando la edición digital de este número aquí

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE