#Hace20Años Elecciones 2001 tras caída del fujimorismo: ¿Infiltrados? Amenaza latente

En marzo de 2001, el país también salía de una grave crisis política y se preparaba para las elecciones de abril, en unos comicios que se preveían decisivos, tal como hoy ocurre. Las coincidencias políticas son impresionantes

Hace 20 años

El 2 de marzo del 2001 se publicó la edición N° 40 del semanario El Búho, celebrando su primer aniversario. En esta edición se evalúan a los candidatos de las elecciones para el Congreso de la República, evidenciándose el perfil de muchos políticos reciclados del gobierno fujimorista.

Edición 40 del semanario El Búho, donde se analiza los candidatos reciclados del fujimorismo,

El país no sale del letargo producido por la campaña política permanente que se inició a finales del año pasado cuando Fujimori anunció su tercera reelección. Desde entonces a la fecha mucha agua política ha corrido bajo el puente, tanta que parece haber secado la fuente de propuestas electorales dignas de una ciudadanía ávida por alternativas reales e incrédula ante tantas promesas que no cautivan.

Escribe: Patricia Ruiz Caro

En nuestro anterior número dimos cuenta de que a poco más de un mes de las elecciones, tres cuartas partes del electorado no sabe quiénes, en teoría, serán los responsables por las circunstancias sociales y económicas que de un modo u otro, los afectarán en los próximos años. Aunque no se sabe qué porcentaje de nuestros ciudadanos desconoce por ausencia de información y qué porcentaje, sencillamente “pasa” o no le importa quienes sean; lo que también da asidero a pensar que entre este sector de electores, pudiera haber un grupo que se haya afirmado en su percepción de que cualquiera de las opciones que llegue al control del Ejecutivo o del Legislativo, tendrá consecuencias irrelevantes en el curso de su vida, pues todo seguirá igual, tras decepción por fujimorismo.

Otra explicación que tiene ciertas bases de certidumbre, es que la ciudadanía está sufriendo el síndrome de “fatiga electoral”; lo cual no sería nada extraño, si recordamos que en las últimas elecciones de Estados Unidos, mientras demócratas y republicanos dirimían sus escasas diferencias en manos de abogados y jueces, el público empezó, muy prontamente a hartarse, y eso que allí la cosa no duró más de dos meses. Acá ya nos vamos para el año y lo más resaltante del actual proceso electoral es que no solamente está cundiendo el aburrimiento entre los electores, sino también en los propios candidatos.

¿Voto en blanco? Comicios tras el fujimorismo

En algunos corrillos políticos está empezando a tomar cuerpo la alternativa del voto en blanco, como expresión del hastío frente a la llamada “clase política” y es que uno de los efectos del prolongado festival videográfico del Hollywood SINista, del fujimorismo, no es otro que el surgimiento de un estado de apatía y escepticismo colectivo, muy bien fundamentado además en la práctica política que siempre se sospechaba; pero que nunca se había probado, Lo palmario y patético de todo esto es la terquedad de los políticos en insistir en los mismos argumentos de filantropía y dotes de visionarios que nos ofrecen sin ninguna credibilidad manifiesta.

Sin duda el voto en blanco, también es una expresión democrática de descontento y madurez política que se ejerce en gran escala en las democracias más desarrolladas (como suelen llamarlas nuestros políticos a las democracias europeas y norteamericanas), puesto que el voto en blanco se manifiesta en su mejor expresión en el ausentismo electoral.

Dado que no es obligatorio el ir a votar, la mayoría de democracias occidentales son en el fondo la representación democrática y teatral de una minoría que asiste a votar, el resto, el grueso del electorado, hace mucho tiempo que abandonó el discurso hipócrita de la clase política, porque saben demasiado que por mucho que varíen las opciones políticas, todas son variaciones de un solo tema, queda como experiencia el fujimorismo.

El menos malo

Dadas las actuales condiciones del presente proceso electoral, a la ciudadanía no le va quedando muchas opciones por las cuales pueda inclinarse con entusiasmo; es una suerte de tragedia social, pero las opciones en liza no dan para elegir a los mejores candidatos; sino a los menos malos.

Y vaya que elegir al menos malo o a la menos mala resulta una tarea poco menos que imposible; a medida que el tiempo avanza, los candidatos, en vez de acelerar las pasiones se toman lerdos y aburridos, se pegan a los estribillos que les han preparado sus directores de campaña y publicidad y no salen de allí, no pueden romper ni siquiera el esquema de vaciedad en que se encuentran.

Cada día resulta que cada uno de los candidatos, comete una imprudencia política más. En verdad si no fuera porque los resultados de unas encuestas bastante cuestionables, por cierto, trepan a los titulares de los telenoticieros y las primeras planas de los periódicos, la campaña en si no existiría.

Da pena la pobreza argumental que exhiben: Lourdes Flores cree en el Perú, (como si sus creencias por más dogma en que se conviertan fueran a cambiar las condiciones sociales y económicas del país) y como estilete dialéctico receta a sus contrincantes el ansiolítico Sanax, para que se tranquilicen. Alejandro Toledo, pide que “por favor” voten por él; luego hace piruetas para explicar por qué supo y al mismo tiempo no supo que hacer con el video de Olivera.

Olivera que ya está en caída libre se pone ceremonioso para dar vueltas alrededor de por qué se le entregó el video a él y no a Toledo. Alan García está viviendo a su modo el síndrome que a su vez le tocó vivir a Haya de La Torre, que luego de su asilo de 4 años en la embajada de Colombia, decidió retocar su aprismo revolucionario y antimperialista, con uno más pragmático de 30 años de aprismo y de coexistencia pacífica con el poder.

La verdadera campaña

La campaña electoral efectiva es la que hemos tenido en la televisión y que curiosamente no es el visionado (que palabra tan rara) de los casos de corrupción; sino la cobertura de la acción del Ministerio Público, tras el fujimorismo; del Poder Judicial y de la propia comisión Waisman. que con todos los defectos que se le pretenda imputar y con miembros sembrados que tiene dentro, a pesar de ello se ha dado el trabajo de iniciar un verdadero proceso político. ya no solo a la dictadura de Fujimori sino a toda la clase política peruana; que no es tampoco algo fuera de lo común, comparten las mismas mañas con todas las clases políticas del mundo, con la diferencia que la nuestra ha sido captada con las manos en la masa.

Allí, en este proceso político judicial policial está la madre del cordero de nuestro futuro o de nuestro pasado permanente. No debe ser un motivo de vergüenza nacional, sino de estudio y divulgación de la práctica política y del modo en que realmente se gobiernan los países, bien sean estos Estados Unidos, Costa de Marfil, Argentina o Chile o cualquier rincón del mundo. A casi quince años que Gorvachov echara a andar la perestroika, la Glasnost (transparencia) el mundo ha empezado a hacerse transparente.

Aquí vale la pena mencionar que este proceso ha afectado también a uno de los pilares de las llamadas democracias occidentales que es la libertad de prensa y se ha evidenciado la hipocresía de la supuesta vigencia de tal libertad en el Perú, al estar hoy en día detenidos o prófugos, todos los magnates de la televisión en el Perú, e Incluso de la prensa escrita, con las excepciones que se han distinguido desde que esta negra historia comenzó.

El único medio importante, aún a salvo del escandalo es Panamericana Televisión, pero su sospechosa complacencia, diríase mas bien inclinación por los hermanos Kouri, los deja muy mal parados ante la opinión pública. Alberto ha personificado el cinismo más abyecto en todo este tiempo, al punto de pedir a los implicados en la corrupción que se entreguen a la justicia, cosa que no hubiera hecho jamás de no encontrarse ya hundido hasta el cuello. Y todo con gran cobertura y tratado con sedas en este canal.

Por su parte, el menorcito, Alex se ha permitido casi insultar a Alberto Andrade por las supuestas imputaciones de corrupción que le hizo, cuando a la vista de los 6 videos que tiene con Montesinos es clarísima su complicidad con la grosera manipulación de los políticos en el país y, como no, que fue gracias a sus gestiones que su hermano Alberto ingresó a la lista de Perú Posible y, poco tiempo después de salir elegido, se “transfugó” a Perú 2000.

¿Infiltrados? Amenaza latente

Las paranoias de los opositores tildados así por los oficialistas más recalcitrantes de la década nefasta, han quedado cortas al lado del fango e histeria en el que ha caído esta suerte de carnaval electoral, donde los disfraces parecen ser los atuendos oficiales de esta competencia y donde todos son fiscalizadores de todos.

Ahora resulta que los candidatos con un pasado oscuro y vergonzoso no son tan malos como fueron, y los candidatos nuevos no tienen la suficiente fuerza como para lograr impactar a la ciudadanía que en espera de un milagro no sabe aún por qué o a quién votar o botar. Pero aún cuando el miedo en el electorado cunde por evitar repetir el pasado, las actuales listas parecen albergar los resquicios del anterior sistema, pues hay en ellas personajes que participaron y apoyaron abiertamente la ilegal reelección de Fujimori.

Escribe: Lourdes Zanabria

La pugna por alcanzar un número en cualquier agrupación por Arequipa se hizo evidente, los currículum de los posibles candidatos que iban de Arequipa a la capital, todos como buenos aspirantes a participar de la contienda, y como siempre sucede en la Lima centralista las listas se conformaron de acuerdo a los requerimientos de cada alianza o movimiento, sorprendiendo a más de una agrupación, tras caída del fujimorismo.

Sorpresa que causó el descontento en casi todas las tiendas, ya que se hicieron evidentes las peleas al interior de cada partido por la desilusión y separación de los candidatos que se creían ganadores y la alegría de los elegidos, supuestamente sin merecimientos. Esta situación que fue la gota que  derramo el vaso se notó con más fuerza en Perú Posible, pues los militantes se separaron en dos bandos y llevaron su protesta hasta las calles.

Perú Imposible

La manzana de la discordia fue la conocida Flora Guerrero por cuanto su pasado la liga con el fujimorismo más recalcitrante, aún cuando ella se empeña en negar cualquier vinculación.

Flora Guerrero es aprista por formación ideológica encargada del famoso vaso de leche durante el periodo en que su esposo fue alcalde de la ciudad, es actual regidora del municipio de Paucarpata por el inolvidable movimiento Vamos Vecino, en el que dice fue invitada a participar, con igual suerte como llegó a ocupar hoy un cupo en las listas de Toledo, al que previamente presentó su currículum.

Acerca de sus convicciones políticas asegura, como todos, que está cuestión es irrelevante porqué lo importante es el trabajo, argumento bastante manido en esta contienda. dice además que ella no estaba de acuerdo con la reelección de Fujimori por lo que se opuso desde fines de 1990, algo tarde, participando en la recordada e histórica marcha de los cuatros suyos, aunque nosotros no la vimos. Lo que sí lo vimos fue que sus hijos abordaron en Lima, mochila y todo, a los caminantes de Arequipa, aparentando haber recorrido todo el camino de ida.

Todo indica que esta no es la única manzana. Manuel Olaechea es otro de los candidatos cuestionados, pues se asegura que habría participado en la campaña electoral municipal de 1998 como personero legal de Vamos Vecino, aunque según su propia versión esta afirmación es inexacta pues dice que solo se reunió con los ministros por cuestiones de trabajo y por el cargo que ocupó como presidente de la junta de usuarios de riego, institución bastante ligada con el fujimorismo pues quienes estaban detrás de todas esas organizaciones eran nada menos que Rubén Terán y Herbert Samalvides.

Incluso, el mismo secretario departamental de Perú Posible que Arequipa, Guido Pantigoso, es rechazado por los militantes, ya que ocupo cargos de confianza en el periodo del fujimorismo, fue gobernador en 1991 en el distrito de Socabaya.

Sin unidad

En Unidad Nacional de Lourdes flores, la candidatura a la que se atribuye más ligazón con el gobierno anterior, también hay casos preocupantes, pues se dice que el número uno de la lista Rafael Valencia Dongo, es un personaje que nunca combatió al fujimorismo, y por el contrario, hizo compromisos y alianzas poco dignas.

Se sabe que el asesor de su campaña es Henry Carnero, exasesor de Herbert Samalvides, y como apoyo -a decir de sus propias palabras- está su cuñado Elmer Rubina Angulo, exdirector municipal en el período de Ramírez Alfaro, exgerente de la convulsionada Sedapar y exfuncionario público del Ministerio de Trabajo, época del fujimorismo. Se conoce que su ingreso en la lista de Unidad Nacional estuvo respaldado por su anterior desempeño en la organización denominada macrorregión sur, que a pesar de haber sido desairada por Fujimori, insistió hasta el final en respaldar el expremier Federico Salas y sus promesas.

Cándidamente, los empresarios ligados a esta directiva, recibían a ministros de Estado y no protestaron enérgicamente, ni siquiera cuando el gobierno decidió anular la licitación para la construcción de la represa de Angostura, caballito electoral del oficialismo.

Incluso se dice que una delegación fue a mi visitar al alcalde Juan Manuel Guillén para pedirle que dejara de hacer declaraciones desafiantes al gobierno, pues con ello “estaba perjudicando a Arequipa”.

De todas las campañas propagandísticas electorales, la suya parece ser la menos austera pues sus pintas con su nombre y su número son las más numerosas de la ciudad, incluso ha utilizado las paredes de la casa de su compañera de lista Ana María Choquehuanca, lo que aparentemente no parece importarle a la también candidata.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Tú puedes ayudar. Si te gusta nuestro trabajo, apóyanos para poder seguir informando. Nosotros no recibimos publicidad electoral ni pagos de candidatos. Sin el apoyo de los lectores no hay periodismo independiente, en un contexto electoral. Más información AQUÍ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE