#Hace20Años Candidatos por Arequipa y su propaganda, el gran mentidero electoral

La propaganda y ofrecimientos de los candidatos al Congreso, en el mes de marzo de 2001, podría parecerse a la que hoy hacen los candidatos locales. Aquí una descripción de aquella campaña

Hace 20 años Avatar

El 9 de marzo del 2001 se publicó la edición N° 41 del semanario El Búho. Aquí se analizó la pintoresca campaña electoral de los candidatos al Congreso por Arequipa, especialmente en sus spot publicitarios que van entre lo gracioso, y lo poco creíble de sus promesas.

Propaganda electoral del 2001 en Arequipa

Escribe: Lourdes Zanabria

Pareciera que en estas épocas electorales los extremos son el único camino viable que han encontrado los participantes de esta contienda electoral. Los unos han fusionado sus más acariciadas posturas ideológicas con quienes jamás se hubiera imaginado, los otros se esfuerzan por mantener una imagen que cada día se pierde en la inmensidad de la duda y la mentira descubierta, y los despistados, alucinan con alcanzar el poder recordando hasta el hartazgo victorias pasadas que hoy saben a amarga derrota.

En este sombrío panorama, las campañas publicitarias se han convertido en la mejor carta de presentación y en muchos casos en la peor muestra de humor de los candidatos presidenciales y congresales, propaganda electoral donde confluyen la imaginación de almas celestiales, demoniacas, salvadoras, justicieras y, para suerte nuestra, creativas o creadoras.

Esta suerte de hoyo cinematográfico del que somos inevitables prisioneros desde hace algunos meses, en complicidad con la incertidumbre y desidia total del electorado aparentemente está echando por la borda los atributos del Distrito Electoral Múltiple, pues a menos de un mes del proceso, la gran mayoría de ciudadanos desconoce a los representantes regionales que deberá elegir para el Congreso, preocupación que no solo es exclusivo del desganado electorado que ha empezado a dudar de todo y de todos, sino también del candidato desconocido, que no aparecen en las encuestas, en la que por cierto los más avezados de esta campaña tampoco resaltan.

Es aquí donde entran a tallar las campañas publicitarias, las más elocuentes y originales creaciones de locutores radiales en unos casos, y en otros de asesores publicitarios, “spot radiales”, que en ciertos casos son insufribles, en ritmos variadísimos y ofreciendo el oro y el moro. La mayoría tiene los mismos mensajes y propuestas (el trabajo es casi infaltable); algunos subliminales, algunos directos y parcos y otros lindando con el ridículo. Es inevitable dejar de nombrar algunos ejemplos que demuestran la desesperación de muchos por ser los preferidos de este electorado al que parece no interesarle nada.

Sublimes candidatos por Arequipa

Aunque el título debiera referirse solo a la publicidad, el paralelo con algunos personajes es inevitable. Las ventajas de la propaganda que podríamos denominar subliminal son indiscutibles, su éxito es innegable, lo que seguramente condujo a los asesores de Fujimori a montar una serie de mensajes terroríficos que le otorgaron una arrasadora victoria en 1990, a partir de ese momento esta sería su estrategia popular.

La nueva campaña electoral, en medio de un mar de dudas, esboza una vez más este tipo de publicidad en los mensajes de los más alineados fujimoristas, como el incondicional Carlos Boloña, siendo la excepción el candidato por el Frente Moralizador, que también ha recurrido a este tipo de mensajes en los que él ocupa el lugar del salvador.

En la propaganda subliminal, el verdadero mensaje no se dice explícitamente, sino a través de imágenes y símbolos, se apoya en mitos y signos convencionales. El mensaje explícito no suele ser el más importante, a la hora de medir los efectos causados en el público expuesto a este tipo de mensaje.

Cuando el mensaje explícito es absolutamente increíble o absurdo, no nos da otra alternativa que creer que estamos ante un mensaje subliminal. Y este parece ser el caso del exministro fujimorista y candidato a la sucesión, según los planes de Vladimiro Montesinos.

En Arequipa algunos candidatos al parlamento también han intentado hacer lo suyo, haciendo gala de un estilo propio. Por ejemplo César Salinas Málaga candidato por el movimiento UPP tiene el siguiente slogan: “La reserva moral del Perú, vota por Salinas porque Arequipa lo merece”.

Flora Guerrero también es otra de las cándidas candidatas pues su mensaje no puede ser más original: “Una mujer que trabaja por el pueblo confía en mí, tú me conoces”.

Y la no menos conocida Sonia Sánchez acaba de acuñar, en una entrevista radial, la frase que la pinta de cuerpo y alma: “Creemos en la democracia y vamos a defenderla”.

Candidatos sugestivos

La intriga es otra de las argucias publicitarias a la que generalmente se recurre con el objeto de acrecentar la necesidad del consumidor y esta parece ser la estrategia que han aplicado. Lita Sánchez candidata por el APRA en Arequipa, quien tiene un slogan cuyo objetivo probablemente no hayan comprendido ni sus propios asesores. Y dice: “La sinceridad es un don innato que difícilmente se forja en épocas electorales y mi política es no mentir, por eso mi compromiso es no crear puestos de trabajo…”.

En similar situación está Edgar Linares Huaco, candidato por las filas del UPP, que tiene otro muy sugerente mensaje: “El que dice la verdad no traiciona”, lo malo es que en ese spot no cuenta cuales son las verdades que supuestamente no va a traicionar.

Y el ingeniero César Huyen Gordillo no les pierde el paso. Su mensaje es . “abramos las puertas a la democracia el hombre vale por su palabra”.

Los cándidos

Cualquier campaña de propaganda electoral cumple su cometido si logra captar más adeptos de los que se tenía, y en este afán todas las argucias valen, y su resultado suele ser más efectivo por esa costumbre peruana de creer lo que no es cierto, pues esa de alguna manera es la única salida que utiliza para escapar de la realidad, y en esta desesperada situación siempre surgen los oportunistas, los pilas de la cuadra.

El candidato de la lista Cambio 90 NM Rubén Terán es uno de ellos. Su slogan radial es: “Un congresista que lucha y trabaja por su pueblo… con la ejecución de Angostura… experiencia comprobada… Terán sí cumple”, una candidez aprueba de balas.

Humberto Martínez Morosini, la institución de la televisión peruana, mérito que ha ganado sin discusión alguna, apela a su condición de paisano de Arequipa para hacerse de votos y retornar a su curul: “Yo vengo a pedir tu colaboración para trabajar por nuestra tierra. Tú me conoces”.

Con temor a equivocarnos, el candidato más original en estas cuestiones publicitarias hasta el momento es el historiador Juan Guillermo Carpio Muñoz, que ha agregado a su spot ese toque mágico que hace que cada vez que se escuche el mensaje, se tenga la sensación de volver a escucharlo. Esto, debido a la utilización de expresiones del loncco tradicional del arequipeño de antaño.

Como para empeorar la confusión del electorado cada propaganda, parece estar destinada a despistarlos aún más, en medio de “vladicintas” agresiones y mentiras. Y pensar que estamos a menos de 30 días del proceso que supuestamente será el inicio de una nueva etapa donde el riesgo de equivocarse es inminente.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Tú puedes ayudar. Si te gusta nuestro trabajo, apóyanos para poder seguir informando. Nosotros no recibimos publicidad electoral ni pagos de candidatos. Sin el apoyo de los lectores no hay periodismo independiente, en un contexto electoral. Más información AQUÍ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE