Crisis en México y previsión para el 2021

Según muestran los datos el Producto Interior Bruto de México sufrió una caída el pasado 2020 de un 8,2%, a pesar de un rebote en el cuarto trimestre del 3,1%, en referencia al año anterior

Mural Avatar

Aunque el desastre sanitario provocado por la crisis de la Covid-19 ha afectado al mundo de manera global, la situación hace evidente que algunos países sufrirán mayores dificultades y tardarán más tiempo en recuperar una situación similar a la que se vivía antes de la pandemia. Entre ellos se encuentra México, país que vive una paulatina, lenta y desigual recuperación mientras la inflación continúa en aumento y los ingresos y finanzas públicas se debilitan.

El único balón de oxígeno al que aferrarse se lo proporciona su país vecino, EEUU, cuyo programa de estímulos es el que ha conseguido aliviar la situación de algunos ciudadanos mexicanos al beneficiar al sector de las exportaciones. Sin olvidar las remesas de dinero enviadas al país por parte de personas de origen mexicano a sus familiares, que han supuesto una nada desdeñable entrada de dinero -unos 3.298 millones de dólares-.

Según muestran los datos el Producto Interior Bruto de México sufrió una caída el pasado 2020 de un 8,2%. A pesar de un rebote en el cuarto trimestre del 3,1%, en referencia al año anterior. Que supone la mayor desde la Gran Depresión, momento en el que el PIB se contrajo un 14,9%. Sin embargo, no debemos olvidar que el país ya daba señales de debilidad económica antes del inicio de la pandemia.

Duro golpe a la industria de México

Durante el primer período de confinamiento, en los meses de abril y mayo, el cierre de las fábricas supuso un duro golpe para el sector de la industria, que acusó un descenso del 10,2%. La hostelería y el comercio son otras víctimas de los varapalos causados por los continuos cierres y restricciones. Que han tenido su reflejo en una caída del sector servicios del 7,9%.

En este 2021 se prevé una recuperación económica basada en la campaña de vacunación que permita recuperar al turismo y retomar la actividad. Sin olvidar al mayor socio comercial de México, EEUU, cuyo ritmo de recuperación es clave para el país.

Debido a la importancia que la primera potencia mundial tiene para México en cuanto a cómo le influyen sus decisiones o la recuperación de su economía. Observaremos la evolución que el par USD/MXN ha tenido a lo largo del último año y que muestra una variación del 2,64%. Aunque aún no ha recuperado su valor previo a la pandemia, el precio de la divisa ha ido recuperando posiciones. Hasta situarse en el momento de redactar este artículo en 20,13 dólares.

Y es que las fluctuaciones en el precio de la divisa pueden ser un reclamo para los asiduos al trading de Forex -siempre que conozcan las riesgos de la volatilidad y el apalancamiento- y la previsión. En el escenario en que nos situamos, es que su comportamiento dependa de la evolución de la pandemia. La velocidad en la campaña de vacunación del presidente Andrés Manuel López Obrador y la reactivación de la actividad económica y recuperación estadounidense.

Todo ello repercute en los movimientos del par de divisas. Como muestran los datos EEUU se recupera a un ritmo más rápido del esperado y en opinión de algunos economistas a corto plazo continuará la fortaleza del dólar. Sin embargo, en opinión de otros analistas, existen motivos para pensar en un nuevo debilitamiento del dólar en la segunda mitad del año.

Sobre inversiones

No obstante, antes de lanzarse a cualquier tipo de inversión es importante haber adquirido las nociones adecuadas para ello. Contar con un bróker de Forex de confianza y aprender a reconocer las oportunidades para invertir. Para ello, decantarse por un buen bróker es vital y para ello es interesante realizar un análisis comparativo entre las distintas plataformas; su regulación, sus tarifas, oferta de educación financiera, etc.

En definitiva, parece que el único impulso con el que cuenta la economía mexicana en estos momentos es el proveniente del sector exportador. Sin embargo, esto no será suficiente si continúan debilitándose el consumo privado y la inversión, tanto pública como privada. Que son claves para la recuperación, así como la urgente necesidad de mejora en los programas sociales. Que no parecen ser suficientes ni dar resultado para lograr la reactivación del mercado interno.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE