#Hace20Años Los votados y los ‘botados’ en Arequipa, Elecciones 2001 para el Congreso

Aquel año, hubo una elección tan desoncertante como la actual. Aquí se hace una reseña de quienes resultaron elegidos para el Parlamento y las razones.

Hace 20 años Avatar

El 14 de abril del 2001 se publicó la edición N° 45 del semanario El Búho. Aquí se analiza el perfil de cada uno de los nuevos representantes por Arequipa en el Congreso de la República, recién electos. Caras nuevas, tras la decepción ocasionada por los parlamentarios electos en el 2000, antes de la caída del tercer gobierno fujimontesinista.

Representantes al Congreso por Arequipa

Primero: la revocatoria de congresistas (electo por Arequipa)

Manuel Olaechea. Colorado, como un típico loncco arequipeño. Manuel Jesús Olaechea García nació en Ocoña el 25 de diciembre de 1950. Empresario, agricultor, contador egresado de la Católica Santa María, estudio su primaria en el CE 904 ubicado en Ocoña y la secundaria en los colegios arequipeños San Francisco de Asís y Francisco Bolognesi.

Sus padres son agricultores naturales de Ocoña, son tres hermanos, trio del cual él es el segundo y el único varón. Los tres, aunque profesionales, se dedican por completo a la agricultura, incluso Manuel ha sido durante seis años presidente de Junta Nacional de distritos de Riego del Perú, cargo que ha dejado hace apenas 15 días, y donde dice haber ganado muchos amigos, que en esta empresa lo han apoyado incondicionalmente.

Su esposa, Zoila Salazar Montoya de 43 años algo recatada, pero feliz no ha planeado lo que hará en los próximos meses aunque está muy consiente de que su vida va a cambiar rotunda y radicalmente. “Lo único que me queda es apoyarlo en todos sus proyectos”, dice.

Tienen 5 hijos pequeños, dos hombres y tres mujeres. La mayor es alumna de la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad San Ignacio de Loyola.

El hasta hace una semana candidato, y ahora virtual electo congresista tiene planeado abrir una oficina de trabajo en Arequipa, que estará cargo de un abogado y un ingeniero que contribuya con la elaboración de los proyectos que la ciudadanía plantee, siendo prioridad de su mandato la ley de revocatoria para los congresistas que incumplan con sus promesas, iniciativa que dice fue suya desde la primera semana de campaña.

Manuel Olaechea asegura haber sido invitado personalmente por Alejandro Toledo, para integrar las listas en Arequipa. Lo que lo fortaleció significativamente para enfrentar una campaña electoral en la que jamás pensó involucrarse por lo que reconoce que su éxito está basado en el respaldo que le han dado sus electores, “ahora tengo una obligación pues a ellos me debo y son ellos quienes serán mis fiscalizadores”, sentencia.

Visiblemente cansado responde nuestras preguntas que servirán de guía para los que no votaron (mos) por él y poco conocen de su trayectoria.

“Luchar contra la corrupción” (electo por Arequipa)

Gilberto Díaz. De aspecto reposado y sencillo, este personaje es otro de los nuevos representantes que inesperadamente, Arequipa ha elegido como su representante. Cuando llegó a saludar al alcalde Guillén, no pudo ser reconocido por nadie; aunque ya adviene las miradas curiosas de la gente que reconoce en la calle, después de haber visto su propaganda en la televisión.

De tez morena. Es oriundo de Tingo, uno de los distritos más tradicionales de Arequipa, Gilberto Diaz Peralta nació un 12 de agosto de 1956, estudió en el Colegio Independencia Americana y en la Universidad Ricardo Palma de Lima, donde se especializaba en ingeniería electrónica, carrera que no logró culminar, pues se inició en los negocios microempresariales y agrícolas.

Como hombre de empresa, actualmente dirige una empresa de transporte urbano y posee una factoría automotriz, negocios que de alguna manera han respaldado los gastos de su campaña electoral; aunque no ha sido la más fastuosa sí la más efectiva, por lo menos así lo demuestran los porcentajes del voto preferencial.

Es católico, casado hace 18 años con Mirtha Valdez, padre de tres hijas. Laura luz (17) estudiante de la Universidad Nacional de San Agustín en la escuela de Hotelería y Turismo; Lisette Romina (15) y Jenifer Paola (13) ambas alumnas del colegio José Carlos Mariátegui.

Su elección lo compromete formalmente a combatir la corrupción, tarea que asumirá como un reto personal. Instalará igual que su “colega parlamentario” una oficina para mantenerse conectado con la problemática local. Y esta decidido a respaldar las elecciones regionales como única garantía real de descentralización.

La familia Díaz ha apostado por trasladarse a la capital para empezar sus negocios otra vez de cero; con la singularidad que ahora tiene una mayor responsabilidad con el electorado que le ha confiado sus votos y no está dispuesto a ser defraudado.

Arequipa y representantes al Congreso.

Nunca perdí la fe en los electores (electo por Arequipa)

Rafael Valencia-Dongo. El candidato número 1 de Unidad Nacional es el congresista más joven por Arequipa, con 38 años y entró como se dice “por un pelo”.

Administrador de empresas, ejecutivo y empresario, Rafael Valencia-Dongo Cárdenas procede de una familia de abogados. Su padre fue uno de impulsores del antiguo y arequipeño Banco del Sur.

Nació el de 6 octubre de 1962 en Arequipa, sus estudios primarios y secundarios los realizó en el Colegio Particular Salesianos “Don Bosco”, entre 1970 y 1979. Obtuvo la excelencia durante los estudios primarios y secundarios y el ingreso libre por ranking de notas en la secundaria en la UCSM. Allí realizó estudios superiores en el Programa Académico de Administración de Empresas, entre 1980 y 1984.

Siempre estudioso, fue designado en el Cuadro de Méritos de la UCSM, al término de su carrera profesional. Entre 1993 y 1994 estudió el Programa Avanzado de Alta Dirección en ESAN, con Post Grado en Marketing y entre 1995 y 1996, el mismo en administración. EI año pasado, obtuvo el ELSUP Grade en Marketing en la University of New Haven, EE. UU.

Rafael Valencia-Dongo ha trabajado como jefe de Personal de La Positiva, Compañía Nacional de Seguros y Reaseguros (1985); gerente administrativo industrial del Grupo CARSA (Lima, 1989 – 1990); gerente general de Fábrica de Confecciones S. A. (Jeans LEE) y gerente general de Ingeniería Textil S. A. (1991-1992). Director gerente general de Comercio, Servicios e Inversiones S. A., Grupo CERVESUR (1998); Vicepresidente de Edpyme Nueva Visión (1999), entre otras funciones de su experiencia la laboral.

Rafael Valencia-Dongo afirma que desde hace muchos años observó con alarma la caída de Arequipa y la región Sur en el proceso de desarrollo del país, asunto de vital importancia que trató directamente con empresarios, autoridades y líderes de la región y del país, fin de encontrar vías de solución. Desde las elecciones anteriores, en el marco de sus actividades como Coordinador General de la Macro Región Sur (1999-2001), logró que el tema descentralización, postergado desde hace décadas, figurara en todas las propuestas políticas de los diferentes partidos.

Este año, Valencia-Dongo logró explicar a la entonces candidata por Unidad Nacional, Lourdes Flores, el proyecto de la Macro región Sur. La encontró coherente y ella misma le propone a Rafael Valencia-Dongo que lleve a cabo personalmente, la responsabilidad de realizar este proyecto para beneficio de la región sur, como representante al Congreso por Unidad Nacional.

Está casado con María Bernarda Quintanilla, también empresaria. Tienen tres hijos: Felipe (13), Lucia (11) y Rafaela (un año).

Los momentos más difíciles que la ha tocado experimentar durante su ardua campaña fueron los que ofreció la cruda realidad de las enormes carencias cotidianas que padece la población. Por ello, cree que tiene una enorme tarea por delante como congresista. Encuentra en Arequipa una ciudad y una región que posee grandes potencialidades, sobre todo en las actividades de agroindustria, y las actividades industriales y turísticas.

Su cuñado Juan Carlos Camacho fue congresista por el Fredemo en las elecciones de 1990. Su padre, el abogado don José Valencia-Dongo, fue en su tiempo presidente de la Junta de Obras Públicas de Arequipa, desarrolló una recordada labor como empresario y durante 30 años fue director ejecutivo del Banco del Sur, entidad que también contribuyó a fundar.

“Hay que refundar el APRA” (electo por Arequipa)

Arturo Valderrama. Antes de la elección, nadie dudaba que Arturo Valderrama sería elegido congresista de la República. Su indudable liderazgo, como alcalde y persistente cabeza de la oposición contra el fujimorismo, explicaban ese triunfo cantado.

Por eso, cuando a las cuatro en punto del pasado domingo, se dieron las primeras proyecciones y anunciaron su nombre, Arturo Valderrama no se sorprendió; pero fue la alegría de sus seguidores (no necesariamente apristas) que lo animaron a salir en una caravana con destino a la Plaza de Armas. Allí lo esperaba una turba de frustrados toledistas que al verlo empezaron a gritar rateros, rateros (en clara alusión a los apristas en general).

La violencia desatada hizo que los vehículos retrocedieran y volvieran a su local ubicado en Miraflores. Allí lo encontramos encabezando una pequeña marcha, casi en peregrinaje, dirigiéndose por la Iglesia de Chapi Chico, en medio de gritos de Arturo congresista y el aplauso de los vecinos que salían a saludarlo.

Nació un 13 de agosto de 1951, estudió Medicina en la UNSA donde fue durante años dirigente estudiantil. Luego se convirtió en político asumiendo la alcaldía de Miraflores en 1987. Hoy a sus casi 50 años de edad ejerce el cargo de alcalde por cuarto periodo en ese distrito. Postuló al parlamento alentado por sus seguidores, quienes aún están enfervorizados con las luchas por la recuperación de la democracia que lideró el año 2000.

Soltero, vive con su madre, quien lo ha alentado y acompañado durante toda su vida política. Es muy renuente a hablar con la prensa de temas íntimos, aunque su vida normalmente transcurre entre el trabajo y el hogar. Aquí parte de nuestro diálogo el día de las elecciones.

¿Esperaba ser elegido con tan alta votación?

La verdad que no. Sabía que contaba con el apoyo del pueblo, pero no me imaginaba que iba a ser tan alto, recibí con mucha emoción el resultado.

Sin embargo parece ese sentimiento no es compartido por sus propios compañeros partidarios, pues es evidente que al interior del Apra hay rechazo de su persona, ¿a qué se debe eso?

Como en toda organización, hay pugnas e intereses encontrados. Yo soy de los que opinan que hay que refundar al APRA, pues con el transcurso de los años y por el camino recorrido, se han perdido u olvidado varios de los principios fundamentales que le dieron vida.

Existen varios compañeros que están de acuerdo con la actual situación del partido y yo no comparto eso; creo que por su salud hay que combatir males internos si no queremos repetir errores pasados y seguir siendo la principal organización política del país.

¿Qué es lo primero que hará al llegar al Congreso?

Espero llegar al Congreso para empezar a trabajar. Mañana mismo (lunes) iré donde el alcalde de la ciudad, Juan Manuel Guillén para hacerle saber mi compromiso de que desde el Congreso seguiré luchando para que el gobierno apoye decididamente a los municipios, llave maestra de la verdadera descentralización. Yo se y he sentido los problemas de los municipios; por tanto, desde el Congreso abogaré por ellos.

Arequipa y representantes al Congreso.

“Muerte a las services”

Dora Núñez Dávila. Aunque todos los arequipeños esperaban que cuando menos una mujer saliera elegida congresista, pocos tomaron en cuenta a Dora Isidora Núñez Dávila, número uno de la lista del Frente Independiente Moralizador. Por eso, una de las grandes sorpresas de elegidos el domingo pasado fue el de esta abogada nacida un 4 de abril de 1945 en Socabaya, de mirada fija y firme, pero de voz tierna y dejo típicamente “characato”.

Conocidos los resultados que la nombraban como virtual congresista, nos citó en su centro de operaciones electorales y a la vez domicilio del longevo Eliseo Núñez Gómez, su padre. Al llegar, la casa estaba prácticamente tomada por familiares. amigos y seguidores que entre gaseosas y sanguchitos, felicitaban a la doctora que no podía ocultar su alegría. Entonces nos enteramos que como abogada laboralista tiene un programa en radio donde responde a todo tipo de consultas, por lo que suponemos de entre sus oyentes viene su gran caudal de electores. Combina esta actividad con el ejercicio privado de su profesión, pues también es una jubilada de la administración pública.

En medio de las constantes llamadas celulares y los flashes fotográficos, nos dijo que recibía con gran alegría los resultados, pues eso confirmaba no sólo su silenciosa pero efectiva campaña, sino también todo su trabajo de años pasados a favor, principalmente, de los jubilados a quienes agradeció y prometió seguir defendiendo, ahora desde el Congreso, para lograr su dos principales propuestas: Jubilación a los 60 años en los varones, y 55 las mujeres, y eliminar las famosas y nefastas services.

Le preguntamos si después de conocerse los resultados electorales, ya se había comunicado con el líder de su agrupación, Fernando Olivera, pero nos confesó que ni siquiera lo conoce personalmente; sin embargo, se siente profundamente agradecida por brindarle la posibilidad de candidatear nuevamente. Recuerda que en su primera postulación logró una buena cantidad de votos que la animó a una segunda postulación. No le faltó olfato.

Le pedimos posar ante cámaras con toda la familia, pero su esposo Fredy Rodríguez reside por ahora en Lima y su hijo Carlos (28) estaba muy ocupado recibiendo los planillones que siguen trayendo sus personeros para hacer su propio conteo.

Sólo su hija Dora (26) se da un tiempito y posa. orgullosa, al lado de su madre. Lo que más voy a extrañar estando en Lima es a mis hijos y nietos, confiesa. Sin embargo, su hija Dora ha empezado a considerar la posibilidad de vivir en Lima junto con su joven esposo para acompañar a su madre. Su hijo Carlos ya la hizo abuela hace 3 años y hace uno volvió a repetir la hazaña.

¿Qué otras cosas extrañará en su nueva actividad?, preguntamos. Hay varias cosas que me gustan y me apena dejarlas, como por ejemplo mi estudio privado y el deporte que practico con frecuencia responde.

Sigue llegando más gente para expresar su felicitación, pero también para decirle con la mirada doctora, no se olvide de mi, yo trabajé en su campaña, así que ya no podemos seguir conversando y tanto decidimos despedirnos. Nos acompaña a la puerta su hermano Andrés y nos comenta que el logro político obtenido por su hermana es fruto de su trabajo. Por años, en el l.P.S.S, y en la Dirección de Pensiones.

Los votados y los “botados”

Arequipa renovó por completo su representación parlamentaria castigando así a quienes hicieron un triste papel en el Congreso que se va. También hubo favoritos que se quedaron y desconocidos que la “agarraron”.

Semanas previas a las elecciones, los candidatos, convertidos en una especie de protagonistas de la etapa que para muchos ha marcado un hito histórico en el país; el retomo a la democracia, enarbolaban sus banderas y números con afanes triunfalistas. con los brazos extendidos y las palmas al aire, todos con la misma ambición y el mismo objetivo, alcanzar el poder.

Las elecciones, la fiesta democrática nacional, dejó resultados poco sorpresivos. Las encuestas y los reportes habían dejado como saldo la irremediable segunda vuelta. Donde se definirá quien ocupará la primera magistratura, pero los cupos congresales si se definieron. Aquí más de uno se llevó una sorpresa pues ni los favoritos, los repitentes. ni los más publicitados lograron el respaldo suficiente,. Después de todo, parece haber elegido mejor a sus representantes, que con respecto al proceso electoral del año 2000.

Los botados

Se dice que al final cada quien obtiene lo que se merece. aunque no lo quiera aceptar, y parece que ese ha sido el veredicto de los más de 600 mil ciudadanos del distrito electoral de Arequipa, que ha decidido desechar la amenaza latente de volver a soportar histonas pasadas con viejos protagonistas.

Quien no recuerda, la fastuosa campaña electoral de Rubén Terán. personaje de robusta contextura física, exdirector del proyecto más ambicioso del Sur, Autodema, exalumno de Alberto Fujimori en la Universidad Agraria de la Molina y ahora por mandato popular exvirtual congresista.

Hace poco más de un año Rubén Nicasio Terán, emprendió su trampolín electoral, con la venia de los más grandes mafiosos de la historia peruana. de decenas de amigos que confiaban en él y por supuesto con la presentación más auspiciosa de Arequipa, la construcción de la represa de Angostura. Así, y en medio de un desolador panorama socio-político y al son del baile del chino fue elegido parlamentario para el periodo 2000-2005.

Convertido en congresista, Terán olvidó las promesas que ofreció no sólo a los electores sino a los que apoyaron su costosa campaña con parrilladas y actividades deportivas; la inesperada convocatoria a elecciones en septiembre del año pasado lo obligaron emprender una nueva e improvisada estrategia que le permitiera acceder a una reelección, pero esta vez en condiciones diferentes. pues sus padrinos se fueron del país y sus amigos optaron por perderse en el absoluto anonimato, Aun así emprendió la nueva campaña y al son del baile de las boloñas acompasados con rítmicos slogans publicitarios, quiso repetir su anterior hazaña, y el resultado fue 6 mil 832 votos, tercer lugar en la lista de los más votados de Solución Popular.

Héctor Taco Tamo, actual congresista de Perú Posible, profesor de profesión y empresario por dedicación, se convirtió en las elecciones del año pasado en algo así como la esperanza de cambio de miles de ciudadanos arequipeños, que le confiaron sus votos en las u¿¿no hizo ni campaña. ni promesas espectaculares, como las que ha realizado en este proceso electoral. con afiches y propaganda acompañadas de un tufillo de triunfalismo y suficiencia, pues se sabe que él habría costeado muchos de los gastos que generaron los mítines de su líder Alejandro Toledo en Arequipa.

Y precisamente esta soberbia, a decir de muchos de sus simpatizantes, y el desencanto de una gestión que pasó desapercibida a los ojos de los electores, fueron los atenuantes que provocaron su intempestiva salida de la tarea congresal. En las urnas obtuvo el tercer lugar de los más votados de la agrupación favorita en las encuestas, Perú Posible, con sólo 28 mil 505 votos, casi la mitad de lo que obtuvo el primer lugar, hasta hoy desconocido Manuel Olaechea, aunque suma 10 mil votos más que el electo Valencia Dongo.

El dicho justos pagan por pecadores bien podría acuñársele a este otro caso. María Fernanda Mendoza del Solar, representante número 1 de la agrupación Solución Popular, hermana del actual congresista tránsfuga Enrique Mendoza, (aquel que denunció la presión del poder a la que fue sometido para cambiarse de bancada); ella parece haber recibido en las urnas, a pesar de la cuantiosa publicidad en los medios de comunicación; nada más y nada menos que la desaprobación y el rechazo a la gestión de su hermano como parlamentario; así como al hecho de haberse aliado con el supuesto representante del Montesinismo.

Carlos BoIoña quien sólo logró a nivel nacional una curul, la que ocupará el “deportivo”, Alfredo Gonzales. Si bien es cierto ella alcanzó el primer lugar en su agrupación, también lo es que sólo tocó el límite de 14 mil 179 votos; 3 mil votos menos que, por ejemplo, el cuestionado Andrés Mamani y mil menos que “el negro que tú conoces”, José Miguel Rivas Vizcarra.

Los desbocados

Una semana antes de elecciones, cuando la competencia electoral llegaba a sus niveles más altos, las posturas triunfalistas, válidas por cierto. no se hicieron esperar. Hubieron quienes en su afán de conseguir su curul, empezaron a aplicar estrategias nada loables para la salud democrática del país; por ejemplo borrar las pintas de sus contendores, empapelar el centro histórico y el resto de la ciudad. En otros casos, repartir a brazo tendido abrazos, besos, almanaques, arroz, cocinas, polos y obviamente promesas. Podría decirse acciones propias de una campaña en la que no siempre hay de donde escoger; y en la que el más criollazo de los candidatos se siente el triunfador, antes de ir a la contienda.

Sonia Sánchez, trabajadora social de profesión, exjefa del Programa Nacional de Alimentación PRONAA que sirvió en los afanes reeleccionistas del japonés, representante de la lista de Solución Popular con el número 3. Casi celebraba anticipadamente su elección.

Pero ni las pintas en casi todo el cono norte con su símbolo y su número, así como en los demás polos de la ciudad, incluyendo el centro histórico, fueron eficaces a la hora del conteo final. Alcanzó apenas 13 mil 863 votos que no le sirvieron para seguir festejando. Al final quien se quedó con las ganas de ser asesor parlamentario fue su asesor y dirigente popular Felipe Domínguez.

Otro que cantaba victoria, pues se encargó de recordárnoslo a cada instante con emisarios, es el no menos famoso Daniel Vera Ballón, correligionario aprista. Él se ha caracterizado por ser el eterno postulante, al que siempre al final sólo le faltan unos cuantos votitos para ingresar, lo que no deja de ser verdad pues ha obtenido en las urnas la aprobación de 39 mil 596 electores, más del doble del congresista electo Valencia Dongo; pero así es la cifra repartidora y quizás la justicia divina cuando se pretende ser desleal con sus propios compañeros de partido.

También se sintió ganador la institución de la televisión, probablemente uno de los personajes más conocidos y más representativos de la ciudad en la capital; don Humberto Martínez Morosini, mención que tampoco le sirvió para repetir otra victoria que lo devuelva al parlamento. Los electores le dieron la aprobación de 15 mil 021 votos, ocupando el segundo lugar en su agrupación después de Andrés Mamani, quien se quedó por muy poco; y por lo menos sí conoce de la problemática local, pues la pantalla chica centralizada no es la que va a resolver nuestros problemas.

En una entrevista que le hicimos a la postulante por Perú Posible, Flora Guerrero, hace unas cuantas semanas, su ánimo elevado la llevó a respondernos con toda seguridad, que ella iba en las elecciones a lograr una curul en esta contienda, pues su trabajo indesmayable en defensa de los más necesitados y su propuesta del vaso de leche representaban las preocupaciones de muchos sectores de la ciudadanía, lo que se vería reflejado en las urnas. Como resultado, ocupó el último lugar entre los candidatos de una agrupación que tampoco era la suya con 11 mil 156.

Los menos votados

En este proceso electoral, una vez más se demostró que la cuota obligatoria de mujeres en las listas parlamentarias, no sirvió nada más que para obtener la viabilidad de la inscripción de los partidos políticos ante el Jurado Nacional de Elecciones. Cruel pero real; pues los resultados de las elecciones, por lo menos en Arequipa, arrojan resultados poco alentadores respecto a la participación de la mujer en la política.

Los menos votados fueron casi en su totalidad mujeres. De las 26 participantes de la contienda sólo una salió elegida y 13 obtuvieron cantidades que oscilan entre 234 y 1500 votos; aprobación que se debe básicamente a su condición económica, su ubicación poco privilegiada en las listas; su escasa propaganda electoral (en algunos casos las candidatas no tuvieron ni siquiera un local donde recibir colaboradores o donde brindar información. Y en otros las representantes vivían alejadas de este monstruo de batalla electoral en el que se convirtió el centro histórico de Arequipa).

En suma, estas elecciones de iniciación y retorno a la democracia, han servido para presentarnos las facetas finales de los 65 candidatos en disputa; algunos viejos y expertos seguirán insistiendo en esta carrera política que después de todo parece ser la más rentable.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE