Arequipa: condenan y emiten orden de captura contra ‘Tía Pocha’ y su clan

Juzgado decomisó sus bienes inmuebles y ordenó el pago de 80 mil soles como reparación civil

Judicial Avatar
Arequipa: condenan y emiten orden de captura contra ‘Tía Pocha’ y su clan

Andrea Amparo Tapia Velásquez, bautizada como la ‘Tía Pocha’, fue sentenciada este jueves a ocho años de prisión. La condena, en primera instancia, también es para sus hijos y yernos, por el delito continuado de lavado de activos.

La propietaria del conocido club nocturno ‘El Amanecer’, donde clandestinamente se ejercía la prostitución, también deberá pagar una reparación civil de 80 mil soles a favor del Estado. Además, se le decomisará sus bienes muebles e inmuebles e incautará sus cuentas bancarias.

El Primer Colegiado Supraprovincial Penal de Arequipa también ordenó la ejecución provisional de la sentencia. Por lo tanto, se dispuso la captura de Andrea Amparo Tapia Velásquez, Nelia Malena Camacho Tapia de Paredes, Noelia Esther Camacho Tapia, Lidia Pareja Tapia de Chacón, José Andrés Pareja Tapia, José Antonio Paredes Zegarra, Ernesto Alexander Rivera Gómez y Mijail Chacón Ramos.

El caso de la Tía Pocha

El Ministerio Público acusó a la ‘Tía Pocha’ de constituir un esquema de lavado de dinero proveniente del favorecimiento a la prostitución. Participaban de la actividad ilícita su familia: tres hijas, un hijo y tres yernos. Se constituyeron empresas, adquirieron propiedades, vehículos y otros bienes a favor de la familia.

Entre las pruebas se encuentran el testimonio de un testigo protegido o colaborador eficaz que concuerdan que el night club El Amanecer, que opera desde el año 1995, era un centro donde se ejercía el meretricio. El negocio lo regentaban los familiares de la ‘Tía Pocha’.

La fiscalía estableció que entre unas 12 y 20 mujeres trabajaban en el club nocturno ‘fichando’ a clientes. Durante la intervención fiscal del 17 de julio de 2016, se encontró preservativos, el carné de sanidad de nueve trabajadoras sexuales, cuadernos con los nombres de las mujeres, tickets de los clientes que ingresaban, la venta del licor y de las chicas que salían del local.

Las ganancias obtenidas de esta actividad delictiva sirvieron para construir seis inmuebles, entre ellos un restaurante campestre y 24 autos.

La magistrada ponente del caso, Giuliana Pastor Cuba, indicó que el principal fundamento de esta decisión  se basa en el desbalance patrimonial. Las pericias contables concluyeron que no existe origen lícito de los ingresos presentados por los acusados que sustenten la compra  y conversión de 22 vehículos y el terreno donde se construyó el restaurante Perú – Quepay, valorizado en más de un millón de soles.

En la sentencia se les impuso el decomiso definitivo de las tres parcelas, donde se construyó el restaurante. También tres vehículos incautados. Por último, unos 10 mil 377 soles depositados en una cuenta del banco de La Nación.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE